¿Cómo afrontar una segunda lactancia con hipoplasia mamaria?

¿Cómo afrontar una segunda lactancia con hipoplasia mamaria?

“En 2017 tuve un hija y no fui capaz de conseguir amamantarla en exclusiva. La niña  bajó mucho de peso, casi 700 g los primeros días y me hicieron darle leche artificial. Consulté con varias matronas, con mi ginecólogo y al final me dijeron que el problema era que tenía los pechos tubulares y que no tendría nunca leche suficiente para mi hija. Así que al final dejamos la lactancia cuando mi hija empezó a rechazarme el pecho. Vuelvo a estar embarazada y me gustaría saber qué puedo hacer esta vez para prepararme y conseguir una lactancia materna exclusiva.”

 

En otras entradas del blog hemos hablado de los pechos hipoplásicos o tubulares que pueden interferir en la producción de leche y que sea muy complicado conseguir la tan ansiada lactancia materna exclusiva. No es fácil saber qué puede pasar en la segunda lactancia y nadie os puede garantizar conseguir una lactancia materna exclusiva. Cuando nos preguntáis si podéis hacer algo, siempre os decimos que sí pero que eso no garantiza que todo el esfuerzo empleado en aumentar la producción se traduzca en un aumento de ésta, si este es el objetivo que os habéis marcado. Así que lo primero que queremos que quede claro es que preparar la lactancia, no garantiza poder tener una lactancia materna exclusiva, pero hay algunas cosas que podrían ayudar a conseguir algo más de producción. La noticia positiva es que en cada embarazo la glándula mamaria se desarrolla y mejora la capacidad productiva, así que a priori habrá más leche en la segunda o tercera lactancia, que en una primera. 

De todas maneras hay cosas que podemos hacer a lo largo del embarazo y después del nacimiento, así que, aquí van nuestras recomendaciones: 

 

 1. Asegúrate de que realmente tus pechos son hipoplásicos

No existe ninguna prueba médica que pueda determinar la capacidad de la glándula mamaria. Como el diagnóstico se realiza de manera visual, muchas mujeres creen que su pecho es hipoplásico cuando en realidad es un pecho totalmente normal. Tenemos mentalmente la idea de que el pecho tiene una determinada forma y no es cierto. La forma y el tamaño del pecho es muy variable, el pecho puede ser caído, pero no tiene porqué ser hipoplásico. 

Así que es necesario, antes de nada, asegurarse de que realmente tienes un pecho con escaso tejido mamario. Acude a tu matrona si sientes inquietud por el tema o tienes dudas, también puedes preguntar a tu grupo de apoyo o a una IBCLC. 

 

2. Puedes hacerlo sola aunque acompañada siempre es mejor

Como te decíamos en el punto anterior y como verás en los siguientes, hay muchas cosas que quizá tengas de hacer y tener dudas es natural. Por ello, estar acompañada y tener un seguimiento del proceso con una experta puede ser lo más adecuado. Por supuesto que lo puedes hacer sola y lo harás genial, la única cosa que contar con una mirada externa te permitirá estar más tranquila y segura de todos los pasos a seguir y, cuando llegue el bebé podrás “desconectar” un poco de la situación dejando que sea la persona que te acompaña la que pueda observaros y guiaros en el proceso. De la misma manera, es muy probable que a nivel emocional no estés al 100%, que tengas aún muchos aspectos que curar de tu anterior lactancia… no dudes en pedir ayuda a psicólogas expertas en atención perinatal, tienes que estar bien física y emocionalmente.

 

3. Prepara un banco de calostro

El calostro se puede extraer en la recta final del embarazo, se puede congelar y guardar para poder dárselo al bebé las primeras horas o días de vida si fuera necesario. 

La extracción prenatal de calostro es una técnica cada vez más conocida, que implica a grandes rasgos la extracción a partir de la semana 34-36 de embarazo de pequeñas cantidades de calostro una vez al día. 

Existen muchos miedos a estimular el pecho antes del nacimiento, el principal es producir un parto prematuro. La evidencia nos dice que con unas normas muy simples de seguridad, la extracción es eficaz y segura. Para aprender cómo funciona esta técnica tienes toda la información en esta entrada.

 

4. Fomenta el contacto piel con piel y la succión después del nacimiento

Una vez tu bebé nazca es recomendable fomentar un contacto inmediato con tu bebé. Para ello es importante que hables con el equipo médico que te va a atender si les conoces, o si no les conoces preguntes qué rutinas se realizan en el hospital o centro elegido. Cuando el bebé nace, lo ideal sería que fuera puesto de manera inmediata sobre nuestro pecho, fomentando las conductas instintivas del bebé que le hacen dirigirse hacia el pecho para mamar. Siempre que sea posible es ideal mantener al bebé piel con piel con la madre de manera sostenida, ya que solo con el contacto directo fomentamos la estimulación y segregación de oxitocina. Y la evidencia nos dice que con ese primer contacto conseguimos: 

  • Mayor prevalencia de lactancia a los 4 meses posparto 
  • Mayor duración de la lactancia 
  • Más posibilidad de amamantar exclusivamente al alta y hasta los 6 meses

Y, además, por si fuera poco, es una sensación muy placentera y muy potente, así que solo por eso, vale la pena vivirlo.

 

5. Estimula el pecho después del nacimiento

Una vez el bebé haya realizado la primera toma, es habitual que caiga en unas horas de letargo en la que es posible que no quiera mamar. En el caso que eso pase y que el bebé quiera dormir (suelen ser de de 6 a 8h), podemos mantener al bebé piel con piel con nosotras y descansar con él, que sería lo ideal. Pero en el caso de que el bebé no haya conseguido realizar esa primera toma o que estés muy activa, te recomendamos empezar antes de las 6 horas después del nacimiento con la extracción manual y eléctrica de calostro. 

A más estimulación de la glándula, parece responder con una producción más alta.

Para este tipo de extracción inicial te recomendamos, si es posible, el uso de un extractor eléctrico doble, usando la técnica llamada: hands on pumping

Es agotador y las extracciones deben ser algo que podamos sostener, así que márcate metas que sean asumibles, según estés física y emocionalmente. La pauta de libro sería estimular el pecho cada 2 horas de día y cada 3 noche, más las tomas que le bebé quiera hacer. Pero una cosa es lo ideal y otra la realidad, así que cada una, dentro de sus posibilidades, debe marcar sus propias metas. 

Dicho esto, todas las extracciones que hagas, te recomendamos que sean extracciones cortas y frecuentes. No sirve de mucho estar 1 hora al día conectada al sacaleches. De cara al aumento hormonal, es más interesante realizar pequeñas extracciones de 5-7 minutos siempre que sea posible.

De la misma manera, si no cuentas con con sacaleches doble, no quiere decir que uno individual no sirva. De nuevo, vamos a adaptarnos a lo que tenemos o podemos conseguir. Y es igual de interesante poder usar un sacaleches eléctrico individual para poder realizar las extracciones. 

 

6. ¿Galactogogos?

Un galactogogo es una sustancia a la que se le atribuye la función de aumentar la producción de leche. Existen muchos tipos de galactogogos: herbáceos, alimenticios o farmacológicos. 

A nivel tradicional, cada cultura tiene determinadas sustancias o alimentos a los que se le atribuye esa propiedad. A nivel de evidencia, esa capacidad parece escasa. Pero sí existen una serie de galactogogos farmacológicos que pueden aumentar la producción de leche. Es extremadamente importante que si te planteas tomarlos, cuentes con la supervisión de un profesional de la salud ya que estos productos pueden producir efectos secundarios graves a las personas que los toman. 

Cabe decir que en algunos casos de hipoplasia mamaria, el galactogogo puede ser poco o nada eficaz y no por su consumo podemos desechar todas las demás actuaciones: hay que seguir con el sacaleches, manteniendo el piel con piel, las tomas frecuentes, etc.

 

7. Tomas frecuentes

Los primeros días, los bebés pueden estar dormilones y es importante mantener y fomentar las tomas. Por ello, y a pesar de que la lactancia es a demanda, recomendamos a todas las madres (con o sin hipoplasia mamaria) que animen a sus bebés a mamar durante estos primeros días. Es importante mantener entre 8 y 12 tomas en 24 horas, y es que un bebé que duerme demasiado, no estimula el pecho de manera adecuada y puede estar tomando menos leche de la que necesita. 

 

8. Control sobre el crecimiento y evolución del bebé

Especialmente los primeros días es clave controlar la evolución del bebé para saber qué está pasando y saber actuar si es necesario. Si el bebé pierde demasiado peso, puede ser necesario suplementar con leche materna extraída, si la tenemos, o con leche artificial. Conseguir que el bebé no pierda más de un 7-10% de su peso nos ayudará a que esté fuerte y las tomas sean más efectivas. A falta de conocimiento de la evolución de peso, ya que una vez en casa puede ser más complicado pesar al bebé, sus deposiciones nos ayudarán a saber qué tal va todo. En esta entrada tienes toda la información necesaria para que puedas controlar al bebé una vez estés en casa. 

 

9. Compresión mamaria activa en la toma

De la misma manera, podemos hacer un gesto sencillo: compresión mamaria. Durante la toma, podemos apretar nuestro pecho de manera que vaya saliendo leche de manera activa, es como darle la leche a cucharadas, fomentando que tome la máxima cantidad de leche posible mientras mama. Ya sabéis: a más vaciado de la glándula, más producción de leche y de nuevo vuelve a ser muy interesante potenciar al máximo la capacidad de la glándula mamaria.

 

10. La suplementación con leche artificial puede ser necesaria

Como hemos dicho en todo el artículo, quizá no sea posible conseguir una lactancia materna exclusiva. Si eso pasa, es importante que, si quieres, puedas mantener una lactancia mixta lo más duradera posible. Por ello, está bien conocer los diferentes métodos para ofrecer los suplementos a fin de intentar que el bebé no rechace el pecho y siga teniendo el pecho como su principal fuente de alimento. 

 

Antes de terminar, nos gustaría concluir con una reflexión. Y es que el éxito de todo este proceso puede ser relativo… Pero, ¿qué es el éxito? Seguramente me vais a decir conseguir la tan deseada lactancia materna exclusiva. Sin duda, cuando tenemos un objetivo, conseguirlo es altamente satisfactorio, pero en ocasiones no todo es blanco o negro. No te podemos garantizar que a pesar de hacer todo esto, vayas a conseguir amamantar en exclusiva y todo salga como deseas, solo podemos decirte que intentarlo ya es un éxito. Todo lo que consigas es un éxito. 

 

Share

5 comentarios sobre “¿Cómo afrontar una segunda lactancia con hipoplasia mamaria?

  1. Hola mi bebé tiene 3 meses y más bien siento que esta tomando menos el día y ha espaciado las tomas de hecho allo que en las noches orina poco ya la llevé con un pediatra y me dijeron que esta bien de peso pero me preocupa que baje de peso. Le comenté a mi pediatra que toma muy poco y que en las noches no tengo suficiente leche ya tomé una semana la metocropamida pero ella sigue mamando poco tiempo y ha espaciado más las tomas. Le intento dar leche artificial con el biberón pero no le gusta osea solo le gusta el pecho. ¿Que pudo hacer porque siento mi preocupación y desespero se la transmito a ella?

    1. Hola Rachel,
      Gracias por la confianza. Resolvemos consultas a través de la app de LactApp de forma gratuita, y está disponible para Android y para iPhone. No dudes en contactar con nuestras expertas a través del chat. Un saludo,

  2. Muy buen artículo. Me ha gustado mucho la reflexión final, porque medir el éxito con la vara de “lactancia materna exclusiva los primeros 6 meses” es incluso cruel en algunos casos.

    Me gustaría añadir un aspecto que creo que también es clave, y es asegurarte que tu bebé consigue un buen agarre, profundo y asimétrico, y saber diferenciar cuándo está comiendo activamente y transfiriendo leche desde el pecho, porque más de una vez he visto mamás que hacen un gran esfuerzo, con el bebé mucho tiempo y muchas tomas en el pecho, pero con una succión poco eficiente, y por eso no consiguen el objetivo de mejorar la producción.

    Muchas gracias por el gran trabajo de apoyo que hacéis a las mujeres que desean dar la teta. Un saludo.

  3. Hola. Que me se aconsejan. Tengo un bebe de 5 meses y 10 dias. desde que nacio tomo formula. Ya que yo tengo hipoplasia mamaria y hace dos dias mi bebe ya no recibe la formula y estoy empezando a dar sus primeras comidas ya que no recibe la leche hasta cambie de formula y nada hasta le di avena con su formula el primer día me tomo pero después ya no. Que me acosejan ya que es primordial la leche para su desarrollo.

    1. Hola Karen, gracias por la confianza. Resolvemos consultas de forma gratuita a través de LactApp. Nuestra app está disponible para Android y para iOS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *