Pechos tubulares: qué son y cómo pueden afectar a la lactancia

Pechos tubulares: qué son y cómo pueden afectar a la lactancia

Los pechos tubulares son una malformación estructural de la glándula mamaria que desemboca en una estructura mamaria atípica y que puede afectar a la capacidad de producción de leche materna de la mujer.

¿Cómo identificar las mamas tuberosas?

Los pechos que se desarrollan de esta manera se pueden identificar a simple vista por la asimetría y por su forma, porque el pecho puede desarrollarse en una forma cónica, con un claro escaso tejido mamario en la parte inferior del pecho y unas areolas exageradamente prominentes o anilladas. El pecho no es simétrico ni hemisférico.

 

Se puede comenzar a distinguir la alteración del pecho en la pubertad o ya en el proceso de lactogénesis I, cuando el pecho no se desarrolla con normalidad en la gestación.

 

Los pechos tubulares y la producción de leche

Los pechos con estas características se relacionan con una incapacidad de producir una cantidad de leche suficiente para mantener una lactancia materna exclusiva. Esto no quiere decir que no se produzca leche, siempre hay leche, lo que puede pasar es que la cantidad nos sea suficiente. Si la madre desea dar el pecho, lo puede hacer con ayuda de suplementos.

 

Identificar cirugías previas

Existen distintas intervenciones quirúrgicas como la mamoplastia o la mastopexia, que pueden haber modificado el aspecto de estos pechos, lo cual no significa que puedan haber mejorado la capacidad de producción de leche, simplemente que han cambiado el aspecto. De hecho, la misma intervención puede ser una causa de hipogalactia, sobre todo en intervenciones de abordaje areolar con un remodelado completo, ya que pueden llegar a seccionar conductos y terminaciones nerviosas que alteran sin duda la capacidad para mantener la producción de leche.

 

Cuando atendemos una mujer con dificultad para mantener una lactancia materna exclusiva, necesitaremos, entre otras cosas, revisar la estructura mamaria por si ha habido intervenciones quirúrgicas previas, cabe recordar que a muchas mujeres se les ha dicho que la cirugía no compromete su futura lactancia.

 

Es importante recordar que nuestra intervención dependerá de la voluntad de la madre que podrá elegir entre intentar ofrecer el pecho en exclusiva los primeros días y valorar evolución continua, apostar por una lactancia mixta o un destete.

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *