Compresión del pecho, para que coma más

Compresión del pecho, para que coma más

Cuando un bebé no come lo suficiente y no aumenta de peso, o tiene dificultades de succión que le obligan a tener que mamar sin descanso para conseguir la leche que necesita, podemos ayudarlo con la técnica de compresión al pecho.

La técnica es muy simple y permite a la madre optimizar la toma y acortar el tiempo que el bebé está al pecho a la vez que el bebé puede recibir más leche del pecho. Así conseguimos que coma más y en menos tiempo.

¿Cómo lo hago?

A continuación vamos a explicar cómo hacer la compresión mamaria (puedes ampliar las imágenes):

– Colocar al bebé a mamar normalmente y dejar que continúe así hasta que se detenga. Una vez se detenga o comience a mamar más lentamente, es cuando podemos iniciar las compresiones.

– La madre coloca la mano en forma de C* y comprime el pecho. Esta acción debería hacer que el bebé reactive la succión o que mame de manera más activa. Cuando vuelva a detenerse, volvemos a realizar la misma acción, hasta que el bebé deje de reaccionar a la compresión.

Una vez hayamos terminado con un pecho vamos a observar el bebé. Si el bebé está dormido y ha comido de manera efectiva podemos dar por finalizada la toma. Si por contra el bebé sigue despierto y ansioso podemos ofrecer el otro pecho y hacer lo mismo.

 Busca otro punto de compresión y repite los tres pasos anteriores

* La manera más simple es imaginar que tenemos un bocadillo de pan de molde de cuatro pisos entre las dos manos y tenemos que apretarlo para poder comerlo. El gesto que hacemos sobre el bocadillo es el mismo que hacemos sobre el pecho.

¿Para quién está indicado?

Las compresiones al pecho se recomiendan a bebés con poco peso, que se cansan al mamar, bebés con dificultades de succión o en el caso de que la madre tenga dolor y quiera ir rápido durante la toma a fin de no alargar el dolor pero asegurando que el bebé come lo que necesita. También las madres que tienen o creen tener una baja producción de leche, se pueden ver beneficiadas de esta técnica tan simple.

¿Hasta cuándo hay que realizar compresiones mamarias?

En el caso de que sea necesario realizar compresiones mamarias, suele ser una medida temporal que nos sirve para superar una fase, ya sea porque la madre pueda sentir dolor o porque el bebé tenga dificultades para ganar peso.

Share

Un comentario sobre “Compresión del pecho, para que coma más

  1. Me parece una información muy útil y una técnica muy efectiva cuando el bebé tiene problemas de succión. La verdad que no la conocía, y con Mario la utilicé sin saberlo. Al principio le costaba mamar por su retrognatia, y era lo que en ese momento se me ocurría para asegurarme de que se alimentaba adecuadamente.

    Mil gracias por toda esta información tan valiosa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *