Los primeros días de mi bebé

Los primeros días de mi bebé

Esta entrada del blog está pensada para madres que acaban de tener un bebé y necesitan información básica para resolver consultas sobre comportamiento del bebé, cacas, alimentación, sueño, peso o cuando consultar con el pediatra. 

Al estar en estos tiempos de confinamiento, cuarentena y anulación de citas pediátricas, muchas de vosotras tenéis dudas sobre si vuestro bebé se está alimentando adecuadamente. Por ello, hemos creado esta entrada para que podáis evaluar el estado de vuestro bebé y ver si hay algo que se escape de la normalidad.

 

Comportamiento del bebé

Los bebés recién nacidos son muy dependientes de su cuidador primario, que solemos ser nosotras, las madres. Esta es la razón por la que es probable que tu bebé quiera estar solo encima de tu cuerpo o muy pegado a ti. A los bebés no les suele gustar estar en una cuna o lejos de vosotras y esta situación de cuarentena que estamos viviendo no es una excepción.

Mamar es muy placentero para los bebés, además de que les alimente y les hidrate, es normal que por el esfuerzo y el bienestar que les proporciona la succión, se acaben adormilando y relajando en el pecho.

Tu bebé no te usa de chupete, te usa de madre, y es totalmente normal que el bebé “use” el pecho para todo: relajarse, dormir… y, por supuesto, comer.

Algo que seguro que ya notabas en tu vientre es que los bebés tienen hipo, a veces varias veces al día, no es raro y no tiene nada que ver con su alimentación, es un tema de inmadurez de su sistema nervioso. A medida que crezcan los ataques de hipo irán disminuyendo.

Y también es una experiencia descubrir que los bebés son muy ruidosos: hacen ruiditos todo el día (también de noche mientras duermen) y las tripas le suenan después de mamar, no es nada raro, son situaciones totalmente benignas.

Por cierto, los bebés eructan y tiene flatulencias, a veces parecen adultos y parece imposible que un bebé tan pequeño pueda hacer tantismo estruendo.

 

Deposiciones

Las primeras deposiciones del bebé son muy características: el meconio. Son unas cacas negras, pegajosas y muy densas en las que el bebé expulsa los restos de líquido amniótico y otras células que ha ido tragando durante el embarazo. El calostro que toma el bebé es laxante y ayuda al bebé a hacer de vientre con más facilidad.

A partir de que el bebé empieza a tomar leche materna, que suele ser a partir de las 48-72 horas, después del nacimiento las heces se vuelven verdosas y, finalmente, amarillentas.

Las cacas del recién nacido, cuando son amarillas, son muy líquidas y, a veces, puedes observar grumos blancos muy característicos.

Respecto a la orina, a medida que el bebé va creciendo irá orinando más. Los primeros días hará 1-3 pañales de orina para ir aumentando a 6 o más a partir del 5º o 6º día de vida.

Los primeros dos o tres días, la orina puede ser concentrada (más oscura) o incluso presentar manchas anaranjadas. Se trata de cristales de uratos que se producen por la concentración de la orina.

A partir de que la madre tiene ya leche, 5º o 6º de vida, la orina debe ser clara y no dejar manchas de uratos en los pañales.

 

Sueño

Respecto al sueño, los primeros meses duermen de 12 a 16 horas (en un período de 24 horas). Es posible que pensaras que los bebés duermen más, y  ahora es muy posible que te des cuenta de que duermen menos de lo que pensabas. Los bebés hacen fases de sueño muy cortas, y maman de manera frecuente, también se duermen en el pecho y sobre todo, odian las cunas.

Si, por contra, tu bebé duerme mucho, no dudes en despertarle. Existe el dicho de que “dormir alimenta”, y no hay nada de cierto en ello. Claro que los bebés deben dormir pero es muy importante que coman de manera frecuente para recuperar y superar rápidamente el peso del nacimiento.

 

Alimentación

Los primeros días, una vez tengáis el alta del hospital, es posible que observes que el bebé va demandando cada vez un poco más. Pueden hacer todo tipo de tomas: cortas y frecuentes, soltarse y volver a empezar en pocos minutos, más largas… lo importante es que el aumento de peso empiece a partir del 5º día de vida del bebé.

A partir de los 5-6 días de vida, los bebés deberían hacer de 8 a 12 tomas en 24h. Da un poco igual como las repartan. A veces, por la mañana están más tranquilos y pueden aguantar 2 o 3 horas sin mamar. A medida que pasa la tarde y va llegando la noche, los bebés empiezan a mamar más y estar más nerviosos en el pecho.

A veces, lo atribuimos a gases o cólicos, cuando lo que les pasa suele ser cansancio y sobreestimulación. Cuando se encuentran en este estado suelen manifestarlo llorando, estando inquietos en el pecho… te puede dar la sensación de que rechaza el pecho, que no quiere mamar… en realidad, solo está agotado.

Si ves que tu bebé no se despierta o que se salta tomas, recuerda que la lactancia materna es solamente es a demanda cuando el bebé está ganando peso, no está enfermo y no es prematuro. Es decir, si tu bebé es muy pequeño, no ha recuperado el peso del nacimiento, está enfermo o es prematuro, no dudes en ofrecer el pecho ante de la duda. Es mejor que estos primeros días seas proactiva y, si es necesario, despiertes al bebé y le ofrezcas el pecho.

Si ves que succiona poco, se cansa o tienes dudas sobre si está tomando suficiente leche, puedes hacer compresión mamaria para animarle a mamar y asegurar que va tomando toda la leche que necesita

 

Peso

Los bebés pierden de un 7 a un 10% de su peso los primeros 3 días de vida.

A partir del 5º deberían empezar a ganar. Lo ideal es que ganen entre 20 y 30 gramos por día, siempre teniendo en cuenta que los bebés no ganan peso de manera regular: un día no ganan, al siguiente ganan mucho, luego se estancan… Eso hace que no sea recomendable pesar al bebé cada día y menos pesarle en cada toma. La doble pesada, pesar al bebé antes y después de mamar, no es una manera útil de saber cómo va la lactancia, ya que las cantidades de leche que va a conseguir en cada toma va a ser muy variable.

Y, finamente, a los 15 días deberían haber recuperado el peso del nacimiento.

En estos días de confinamiento, es muy complicado pesar al bebé en casa. Os enlazamos un artículo muy útil con ideas sobre cómo podemos saber si nuestro bebé va ganando peso.

 

Señales de alarma

No es raro que no sepas muy bien qué es o qué no es normal en esta situación y puedes tener muchas dudas al respecto.

Ictericia: La ictericia es el color amarillento de piel y mucosas del bebé. No es raro que un bebé tenga ictericia. A medida que el bebé empieza a hacer más caca, esta coloración amarillenta debería desaparecer. Si observas que la ictericia aumenta, y tu bebé empieza a tener los brazos o las piernas amarillentas, no dudes en consultar al pediatra lo antes posible.

Piel gris: El color de la piel del bebé debe ser rosada, si tu bebé tiene la piel gris o presenta manchas rojas o azuladas en la piel, no dudes en consultar con un servicio de urgencias lo antes posible.

Bebé muy dormido que no reacciona: Después del nacimiento, los bebés entran en letargo y es normal que estén de 6 a 12 horas dormidos. Una vez han superado el tiempo letargo, lo ideal es que el bebé se vaya despertando y vaya mamando.

Si tu bebé está muchas horas dormido es importante que le animes a comer o le ofrezcas leche mediante, por ejemplo, la técnica jeringa-dedo y, sin duda, consultes lo antes posible con un pediatra.

Uratos fuera de los tres primeros días de vidaSi aparecen manchas rojizas en el pañal, después de los tres primeros días, puede significar que el bebé no está tomando leche suficiente. Si es vuestro caso, no dudes en consultar con el pediatra y empezar la extracción y suplementación de tu leche si se confirma que el  bebé no está comiendo suficiente.

Ausencia de cacas color mostaza a partir del 5º día de vida: Las cacas de color mostaza y del tamaño mínimo de una cucharada sopera, sobre el quinto de día vida, nos indica que el bebé está comiendo de manera adecuada. Cuando un bebé ha tomado un único suplemento de leche artificial puede causar que presente menos deposiciones. De todas maneras, sería interesante evaluar que el bebé esté tomando toda la leche que necesita.

 

HABLA CON UN MÉDICO AHORA

Para las usuarias que residan en España, tenemos un nuevo servicio gratuito de Telemedicina de Savia Salud que permite consultar tus dudas con un médico durante 2 meses, sin ningún tipo de compromiso: Puedes acceder al servicio a través de este enlace https://savia.page.link/lactapp6 o entrando a la app de LactApp en la página principal.

Es un servicio ofrecido por médicos que te atenderán a través de videoconferencia, llamada o chat.

 

 

 

En la app de LactApp encontrarás mucha información sobre la normalidad de la evolución de nuestro bebé. Rellena la información de tu perfil, entra en la página inicial y navega por las áreas de consulta para encontrar respuestas personalizadas.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *