¿Debo preparar al bebé para mi vuelta al trabajo?

¿Debo preparar al bebé para mi vuelta al trabajo?

Cuando la madre se debe reincorporar al trabajo los miedos y las dudas empiezan a aparecer: ¿Tengo que hacer un banco de leche? ¿Cómo lo hago? ¿Cómo le van a dar la leche cuando yo no esté? y… ¿Le tengo que preparar para aceptar el biberón?

Pues hoy toca hablar de esta pequeña gran angustia ¿Hay que preparar a los bebés para que estén listos cuando mamá vuelva al trabajo? Bien, la respuesta es no. Pero estamos seguros de que esto os va a saber a poco así que vamos a contaros hoy porqué no es necesario “entrenar” al bebé antes de que os vayáis a trabajar.

La idea parte de la intención de dejar todo bajo control, de dejar a la persona que se va a quedar con el bebé todo masticadito y que el bebé sufra lo menos posible.

No es mala idea, pero hay un error de base, si semanas antes de nuestra vuelta al trabajo empezamos a preparar al bebé: negándole algunas tomas y ofreciéndolas en biberón (u otro método), usando la leche que nos hemos sacado para conseguir que acepte la leche diferida… estamos adelantando el sufrimiento de ambos y encima usando la leche que sí nos va a hacer falta cuando estemos trabajando.

No entiendo nada ¿así no es mejor prepararlos?

¡A ver qué os parece! Os lo voy a plantear con un símil: imaginad que estáis de vacaciones de verano, felices, en un entorno maravilloso, con todos los gastos incluidos, relajados, disfrutando… Y os quedan tres semanas para volver al trabajo. Y claro, como lo de la vuelta a la rutina y al trabajo no es nada fácil os vais a preparar para ello. Cada día, para ir preparándoos, vais a madrugar y a las 5 de la mañana vais a coger el coche para ir a la ciudad, unas dos horitas de camino para ir y otras dos en volver. Vais a ir a vuestro puesto de trabajo, y vais a hacer un poco de trabajo, unas horitas, así para ir preparando la mente para lo que vendrá. Al terminar, vais a volver al coche y volveréis para vuestro maravilloso paraíso de veraneo, y a la mañana siguiente lo mismo… Y así durante tres semanas, para que cuando llegue el día de volver al trabajo ya estéis la mar de acostumbrados y preparados. ¿Quién se anima? Seguro que nadie. Y entonces, ¿por qué preparar a los bebés? ¿Qué necesidad tenemos de hacérselo pasar mal por anticipado?

Ya, pero no es lo mismo. ¡Si no lo preparo, no va a saber comer!

Es un miedo muy normal y habitual. La separación va a ser dura para todos: para el bebé el primero, después para la madre y, por último, para el cuidador/a. Encajar esta nueva situación requiere tiempo y paciencia. Y es que, adelantar el momento cuando aún estáis juntos, no es nada lógico.

Si estás en casa con tu bebé, disfruta de él. Deja que mame todo lo que quiera y ya llegará el momento duro de la separación en el que os va a tocar a todos poneros las pilas.

Y claro que va a saber comer cuando no estés. Todos encontraréis la manera, seguro.

Pero si acepta tomar la leche en biberón mejor, ¿no?

Antes que nada, aclarar que hablamos de biberón ya que suele ser el método elegido por la mayoría de familias. En realidad existen bastantes métodos de suplementación que el bebé suele aceptar con más facilidad.

Si acepta tomar el bibe antes de que te vayas seguro que estás mucho más tranquila, pero que lo acepte una vez no quiere decir que las siguientes veces quiera.

Puede pasar que la primera vez acepte el biberón a manera de curiosidad. Y es que es bastante habitual que el primero entre sin más, pero a la que el bebé detecta lo que pretendemos hacer, la cosa ya no le gusta tanto.

La mayoría de bebés tienen serios problemas para aceptar la tetina del biberón, les produce arcadas, no saben sacar la leche o simplemente lloran desesperados.

Por lo que el hecho de que acepte el biberón a la primera no te garantiza que lo quiera las siguientes veces, y si no lo quiere la primera vez vais a sufrir días y días antes de volver al trabajo. Negando la teta y luchando para que, por fin, acepte el biberón.

Y volvemos al principio ¿qué necesidad hay de adelantar los momentos difíciles?

Pero la persona que se va a quedar con el bebé está muy nerviosa.

Normal, es que es una situación que puede dar miedo. Aunque debemos recordar que el protagonista principal de todo esto será el bebé. A él le sirven de poco las explicaciones y los intentos de planificar la separación.

Si la persona que se va a quedar con el bebé quiere hacer algo para preparar al bebé, lo que puede hacer es prepararse él o ella:

  • Observar al bebé mientras está con su madre, y tener claro cuáles son las señales de hambre, ver cuando tiene sueño…
  • Ver en You Tube videos sobre los diferentes métodos de suplementación y tener preparadas las diferentes opciones.
  • Leer, leer y leer.

Como todo en esta vida, cada familia y cada bebé es un mundo, y realmente no sabemos cómo van a reaccionar ante un cambio tan grande para ellos. Será necesario armarse de paciencia, acompañar sus llantos con brazos, canciones, paseos y todo lo que sea que le funcione mejor. Una buena opción es guardar una pieza de ropa usada por la mamá y dejársela al bebé mientras la mamá está ausente, para ayudarle a pasar esas horas sin ella.

Share

5 comentarios sobre “¿Debo preparar al bebé para mi vuelta al trabajo?

  1. Me ha encantado el post de hoy! Aunque a mí me llegue tarde, es Justo la filosofía que yo empleé cuando me llego el temido momento. Todo el mundo se empeñaba en la “fuésemos acostumbrando” y yo nunca veía el momento porque no quería y no lo veía necesario. Y así llego el día en q tuvo q cogerlo, y lloro, pero paso y comió perfectamente porque su papá lo hizo de maravilla, aprendiendo de sus necesidades y de lo q mi gordita necesitaba para dárselo de la manera más precisa a cómo lo hace mamá. Gracias por informar, por apoyar y por ayudar a las mamás! Sois estupendas! Y gracias por esa app q tan bien me ha hecho!

  2. Fantásticos consejos =) Ahora que por fin ha llegado el pequeño y ya está en casa, toda la información me parece poca ^^ ¿Es normal? Hahaha, supongo que es lo más natural del mundo sentir estas inseguridades pero, por otro lado, me invaden unas enormes ganas de aprender.
    ¡Muchas gracias por vuestro blog y por todos los tips que nos regaláis!

  3. Buenas antes de nada me encantan vuestras entradas en el blog, son de gran ayuda, yo he cogido excedencia y me incorporo cuando mi hijo tenga 8 meses, estaré fuera de casa poco tiempo 4 horas más o menos, de 8 a 12, cuando me incorpore ya habré comenzado con la alimentación complementaria, quee aconsejáis, hacer banco de leche y en mi ausencia que tome leche o mejor cualquier otro alimento y que tome pecho cuando yo esté? Gracias

    1. Gracias por dejar tu comentario en el blog. Te informamos que si quieres formular una consulta de lactancia puedes hacerlo mediante nuestra app donde te responderá nuestro equipo de expertas en lactancia. Puedes descargar LactApp de manera gratuita para iOs y Android.

  4. Maravillosa información! Estoy a unos días de regresar al trabajo, mi nena entra a la guardería y ella se la pasa todo el tiempo en el pecho. Tengo miedo y tristeza porque sé que vamos a sufrir pero poco a poco nos iremos acostumbrado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *