¿Cómo sé si mi mochila es ergonómica?

¿Cómo sé si mi mochila es ergonómica?

Un clásico entre las dudas sobre portabebés:

¿Será ergonómica mi mochila portabebés?

Bien, en mi opinión, los portabebés no son ergonómicos o no ergonómicos en si mismos.

Cuando hablamos de ergonomía hablamos de la adaptabilidad. Por lo tanto, hablaremos de posición ergonómica y no de portabebés ergonómicos y tendremos en cuenta que se adapten lo máximo posible al bebé (que irá cambiando su fisiología a medida que irá creciendo) y de la madre o pareja.


Por lo tanto, lo que debemos mirar cuando elegimos una mochila, es que ésta se adapte al máximo a las circunstancias presentes, que básicamente serán: la fisiología del bebé teniendo en cuenta su talla, edad y condición y la fisiología de quien portea y también hasta cuándo queremos portear con ella.

Para ver si se adapta o no, podemos comprobar unas cuantas cosas.


1️⃣El bebé debe quedar a una altura prudente, por un lado para que el centro de gravedad de la madre se respete y esté cómoda y por el otro, para controlar la carita del bebé. Por lo tanto, hay que fijarse en que la cabeza del bebé debe quedar a la altura de los besos.
2️⃣La pelvis del bebé debe quedar basculada hacia adelante, de esa manera su cadera queda en la posición óptima y su espalda también queda en reposo y “contenida”
3️⃣Las piernas del bebé no deben colgar A NINGUNA EDAD. Si la pelvis está basculada, de manera natural, las rodillas del bebé quedan por encima del culete.
4️⃣Las mochilas que llevan zonas rígidas o acolchados en la zona del panel no permiten una correcta adaptabilidad de la mochila con la espalda.
5️⃣La espalda del bebé debe poder quedar cubierta dando sostén por toda la columna, desde el coxis hasta detrás de las orejas, sin impedir la movilidad de la cabeza.
6️⃣El peso del bebé debe quedar bien repartido por todo el tronco sin recaer expresamente en ningún punto en particular como las cervicales o las lumbares.
7️⃣Los portabebés que permiten portear al bebé con la posición hacia al frente no son recomendables en ningún caso, tanto porque no respetan la posición fisiológica del bebé, dejando a éstos colgados o semisentados, con la espalda recta o torcida y además llevan a la sobre estimulación por carecer de resguardo. 🧐Si tienes dudas sobre si tu mochila “es” ergonómica, comprueba que cumple con todos estos puntos, si no los cumple TODOS habrá que valorar si es o será adecuada para el bebé.

Si tienes dudas, puedes consultar con nuestra experta en porteo a través del chat de la app, es gratuito.📲

Quizás te interese…

El A,B,C de las mochilas portabebés

Dónde coloco el cinturón de la mochila

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *