Plan padre para el destete nocturno | Tips y consejos prácticos

Plan padre para el destete nocturno | Tips y consejos prácticos

Parece que el Plan Padre está presente en todos los “planes” de Des-algo: destete, descolecho, despertares, etc… Y se ha vuelto muy popular entre los grupos de madres.

El plan padre consiste en que el padre o pareja intervenga en la situación que sea que estamos gestionando y ayude a llevarla a cabo, por ejemplo, que nos ayude a conseguir el destete nocturno. Lo que pasa es que, la idea de que el padre se encargue de un momento tan intenso después de muchos meses de noches durmiendo mal es muy tentadora, pero pretender que sea sencillo, sin algunas condiciones previas, es una utopía: “la utopía del plan padre”.

 

¿Cuál es el objetivo del Plan Padre?

El plan padre se usa mayoritariamente para realizar el destete nocturno en bebés más o menos a partir del año. El problema viene cuando se recomienda a modo de receta: “A partir de hoy pones al bebé al lado de su padre en la cama y, cuando se despierte, lo calmará él en vez de tú”… parece fácil, ¿verdad?

Y, ¿funciona?

He aquí el quid de la cuestión.

En el momento en el que una familia se dispone, después de 1, 2 o 3 años de lactancia nocturna, con más o menos despertares, a implementar el Plan Padre sin tener en cuenta ciertas premisas y sin planificarlo con tiempo, solo conseguiremos nervios, frustración y discusiones. ¿Por qué? Sencillamente porque así no funciona.

El Plan Padre no funcionará nunca si el padre no está implicado física y emocionalmente en las noches del bebé y/o en el día desde hace algún tiempo, cuanto más mejor.

 

Entonces, ¿cómo lo hacemos?

Como indica el propio nombre: “PLAN”, hay que trazar uno, con tiempo y perspectiva para lograrlo.

 

Vamos a temas prácticos:

 

  • El vínculo afectivo no sea crea en dos días, y la teta es la teta. Esto lo tenemos que tener claro.
  • Que el niño/a no se conforme a la primera es lo más natural que puede suceder, por mucho vínculo y paciencia que haya.
  • Tenemos que ser conscientes de la etapa en la que se encuentra nuestro bebé. Lo que está claro es que nunca va a ser un buen momento porque si nuestro bebé no ha dejado la teta por sí mismo, significa que vamos a “forzar una situación” y eso siempre cuesta un rato. Pero, aún sabiendo ésto, debemos tener en cuenta que no es lo mismo intentar un destete durante virus/mocos/dentición, que durante la vuelta al trabajo de la madre, que durante las vacaciones, que en plena crisis de los dos años, que etc…
  • Para que el padre/pareja pueda implicarse en el plan, es necesario que esté presente durante la lactancia, aquí os dejo algunos ejemplos de “implicación”:
  1. En algunas tomas, el papá o pareja, puede estar con vosotros, cerquita, buscando la mirada del bebé, acariciándole o susurrándole.
  2. A la hora de poner el bebé a dormir, el papá o pareja, no ha de limitarse a hacer cambio de pañal o baño y salir de la habitación, sino tumbarse con la díada madre-bebé y estar presente.
  3. Dormir al lado del bebé desde siempre (si hacemos colecho) y actuar en los despertares de manera proactiva y eso no significa sustituir la teta por papá desde siempre, sino que cuando ya ha mamado, se puede participar con caricias, canciones, acunarlo, etc… en uno, varios o algunos despertares. Con lo que el bebé podrá asociar también al papá con el sueño y la madre podrá descansar un poco.
  4. Portear al bebé como costumbre: pasear con el bebé desde SIEMPRE. El portabebés es un excelente recurso para que el padre se relacione con su bebé: cuerpo, olor, voz, mirada… es maravilloso, y súuuuper práctico. Siempre es un buen momento para regalarle un portabebés que se ajuste a sus necesidades si aún no tiene.

Cuando decidamos hacer el Plan Padre, todo lo anterior ya debe ser parte de la vida activa de la familia y si no lo es, deberíamos empezar a introducirlo poco a poco para que el bebé y el padre encuentren sus propios recursos para relacionarse más allá del juego, el baño, el transporte o la comida.

No forzar la situación también es básico, y eso no significa que a la que el bebé haga el primer puchero, rápidamente devolverá el bebé a la madre. Eso significa que lo ideal es empezar con ratitos cortos y sencillos y cuando el bebé se empiece a quejar. Usaremos recursos como el porteo o el juego para tratar de calmar el bebé sin que la madre “interfiera” para que aprendan a relacionarse.

Si no funciona y el bebé se enfada más allá de eso, la intervención de la madre será bienvenida, pero dejar margen de maniobra y relación es importante. Y, si al final debe ser así, el papá no debe abandonar la escena, sino mantenerse cerca, sonriendo, respirando y hablándole al bebé hasta que se calme aunque sea en brazos o a la teta de mamá.

Cuando ya llevamos un mes con todas esas premisas y el bebé empiece a aceptar al papá en la noche, etc., es el momento de probar el Plan Padre:

  1. Explícale al bebé, con una semana o 15 días de antelación, que la lactancia nocturna va a terminarse. Lo puedes hacer con cuentos como el del sol y la luna, la “teta cansada” de Montse Reverte, “La Fiesteta” de Miriam Tirado y Joan Turu, “tetita” de Diana Oliver entre otras opciones o como creas más conveniente.
  2. Contadle los dos que cuando se despierte ya no habrá teta y que le calmará papá.
  3. Si creéis que el “olor de la madre” es contraproducente, la mamá puede irse a dormir unos días a otra habitación, sino, con que no esté al lado del bebé en la cama, será suficiente.
  4. Cuando el bebé se despierte, lo atenderá papá. Según la edad, el bebé puede enfadarse. No pasa nada, es frustración y no es tóxica 😉 Hay que poner nombre a las emociones y no escatimar en recursos: paseos, música, cuentos, agua, leche, abrazos…, lo que sea. Evidentemente seréis vosotros los que estéis ahí y sabréis cuando es el momento en el que mamá se una a la escena. Recordad que el bebé no manipula a nadie, todo lo contrario, reclama aquello que necesita y somos los padres/madres los que debemos darle herramientas y recursos para que aprenda a relajarse de otras formas, con paciencia y el paso de los días. En el próximo despertar volveremos a intentarlo, no pasa nada.
  5. Tened en cuenta que el bebé puede tener hambre o sed porque está acostumbrado a mamar, o sea que ofrecerle comida o bebida no es malo. También, depende de la edad del bebé, antes de empezar, papá y bebé pueden ir a comprar un “vaso molón” como talismán para las noches que vendrán.
  6. Intentar empezar el plan en viernes o cuando vengan vacaciones para poder pasar el día tranquilos y sin presión por el trabajo.
  7. Los primeros días pueden ser duros para todos, intentad compensar durante el día mediante juegos, mucha relación y cuentos tipo “El monstruo de colores” de Anna Llenas, “De qué color es un beso” de Rocío Bonilla para poder nombrar las emociones que puedan surgir.
  8. Ten en cuenta que terminar con la lactancia no es sinónimo de acabar con los despertares nocturnos.el sueño infantil es un proceso madurativo y cada bebé tiene su ritmo.

El Plan Padre es un excelente recurso para empezar con el destete nocturno y lo ideal es poderlo combinar con muchos otros recursos, yo lo llamaría el “plan destete en familia”, donde todxs colaboramos proactivamente en una etapa tan importante como el final de la lactancia nocturna.

 

Share

4 comentarios sobre “Plan padre para el destete nocturno | Tips y consejos prácticos

  1. Hola tengo un bebe de 12 meses y hemos tenido la suerte de poder estar juntas hasta que ha cumplido un añito pero ya tengo que reincorporarme al trabajo.
    Mi pareja y yo estamos preocupados porque trabajo a turnos…
    esto implica que de vez en cuando me toca ir a trabajar de noches.
    No quiero destetar a mi bebe, es decir, las noches que yo este en casa no me importa que continue haciendo tomas pero no sabemos como gestionar las noches que yo no vaya a estar y esten papa y ella solos.
    Por otro lado, ahora empiezo a dejarla unas horas con los abuelos, por las tardes, para cuando ambos estemos trabajando pero en cuanto tiene sueño se pone muy nerviosa y no son capaces de dormirla, ni calmarla… siempre tengo que acudir al rescate!! Me saco la leche y se la ofrecen en biberon pero succiona dos o tres veces y ya no quiere mas, incluso se enfada bastante si esta muy cansada.
    Estoy un poco agobiada con este tema.
    Espero que me puedan dar un poco de luz con todo este asunto!

    1. mi bebe tiene 11 meses y estoy igual trantanfonde volver al trabajo despues de 1año. es muy bueno q la puedas dejar con los abuelos. ella ests protestando por la falta de mama. los abuelos seran los mejores amigos. pueden trstat de en lugar de tu leche, leche de vaca caliente en un vasito. es dificil pero es una transition definitivamente.

Responder a LactApp Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *