fbpx
¿Crisis de los 4 meses?

¿Crisis de los 4 meses?

¿Existe la crisis de los 4 meses? A lo largo de la lactancia se producen muchos momentos de cambio, de hecho todo el primer año del bebé implica cambios. Cuando un bebé nace, su cerebro necesita aprender muchas cosas aún, es altamente inmaduro. Va a necesitar aprender muchas cosas: hablar, sentarse, andar… y una de las grandes cosas que va aprender es a dormir como los adultos. 

Como madres pensamos que los bebés a medida que crecen van a dormir más y mejor. Pensamos que se esperaba que un recién nacido duerma “mal” pero que sobre los 4-6 meses el bebé va a dormir como nos gustaría: 8 horas del tirón. Y muchas veces no es que lo pensemos, es que nos lo dicen y lo que es peor, nos lo hacen esperar. 

Y, ¿qué pasa?

Pues pasa que un bebé a los 4 meses suele dormir “peor” y despertarse más que un recién nacido. Cuando esto pasa nos asaltan todos los miedos y pensamos que hemos hecho algo mal o que el bebé necesita algo más:

  • Pensamos que hemos acostumbrado al bebé a dormir mal.
  • Pensamos que no hemos enseñado al bebé a dormir.
  • Pensamos que el bebé tiene hambre por la noche.
  • Pensamos que el bebé se queda con hambre porque la leche no le llega.

O simplemente pensamos que si esto sigue así nos va a dar algo….

¿Pero qué está pasando?

Está pasando algo que pasa a todos los bebés, indiferentemente de cómo le estés alimentando. Por tanto, lo primero que hay que saber es que los bebés se despiertan más sobre los 4 meses, coman lo que coman. 

¿Y no tiene hambre?

No, es muy improbable que tenga hambre. La crisis de los 4 meses es lo que hace que un bebé se despierte más y de manera más frecuente por la noche, y se trata de una crisis madurativa que no está relacionada con la alimentación. 

Y, ¿por qué se despiertan más?

Sobre los 4 meses los bebés aprenden dos fases de sueño que tenemos los adultos, pero que un bebé no tiene al nacer. Esto hace que el sueño sea más superficial y más agitado, se mueven, hacen ruidos y se despiertan agitados.

Pero, acepta el pecho y se calma

Efectivamente, el pecho facilita que el bebé sepa que todo va bien, que su madre está a su lado y la succión cumple su efecto mágico: relaja y causa sueño. Por lo que la teta no es la culpable de esta situación es la facilitadora en estos casos, pues facilita que el bebé se vuelva a dormir.

¿Esto dura mucho?

Pues un poco, no te vamos a engañar. Suele ser habitual que el aprendizaje de estas nuevas fases de sueño dure un mes, en el que el bebé seguirá manteniendo despertares frecuentes , a veces cada hora, y se calmará rápidamente con el pecho.  

Pero, ¿seguro que no es hambre?

No, no lo es. Y a pesar de ello muchas familias guiadas por consejos desafortunados destetan para intentar que el bebé se tome por la noche un “buen” biberón de leche con cereales para que duerman más.  

Y, ¿lo consiguen?

Pues el primer reto suele ser que el bebé acepte el biberón. Si no lo ha tomado nunca y es la primera experiencia que tiene con él, es improbable que lo acepte, y puede demostrar con firmeza el rechazo que siente hacia el mismo. Si el bebé está haciendo lactancia mixta es más fácil que lo acepte por la noche, pero es probable que a pesar de tomarse el contenido se siga despertando y sea necesario recurrir a métodos alternativos para que se duerman, pues solo con el rato de succión del biberón no va a tener suficiente. 

Riesgo de caries

Si finalmente decides ofrecer la leche con cereales en el biberón, es importante saber que puede aumentar el riesgo de caries del lactante y la obesidad. Para evitarlo, es importante que si el bebé ya tiene dientes, realices una higiene posterior a la toma y que no se quede con el biberón en la boca a lo largo de la noche. Y, por otro lado, para evitar la obesidad infantil, no le fuerces nunca a comer, la alimentación con biberón o con sólidos también debe ser a demanda, para que el bebé se pueda autorregular. 

Recuerda que las llamamos “crisis” por lo que nos afectan a nosotras, a las madres, los bebés no tienen ninguna crisis, ellos experimentan la normalidad en su crecimiento.

¿Tienes más dudas?

Si quieres hacer una consulta a nuestras expertas, las encuentras en las visitas online y en el Canal de consultas de nuestra app LactApp, de descarga gratuita para iPhone y Android y donde tienes muchísima información sobre lactancia y maternidad.

3 comentarios en «¿Crisis de los 4 meses?»

  1. Hola .. porque el bbb de casi 5 meses despierta x por las noche para tomar su biberón y de pronto llorar entre dormido como si estuviese molesto y le cuesta volver a conciliar su sueño..

  2. Hola buenas tardes,soy una mamá desesperada,mi bebé tiene 4 meses,duerme bastante mal por la noche,tiene comida mixta y aún así se despierta 4 veces a la noche,la leche y la papilla no le gustan que puedo hacer?

    1. Tranquila que no te está pasando nada que no le pase a ninguna otra madre. De hecho, una de las cosas que el artículo te explica precisamente es que el bebé tiene muchos despertares nocturnos en esta fase. Si 4 despertares te parecen mucho, ya te digo yo que tienes mucha suerte… Dices que le das lactancia mixta. Por leche entiendo que te refieres a la leche de fórmula y por papilla a cereales. Si es así, con respecto a la fórmula quizá debas cambiar de marca. También puede ser que conforme se ha establecido tu lactancia (con el pecho) el bebé haya empezado a rechazar de forma natural el biberón. Eso le pasó al mío. Y con respecto a la papilla, quizá aun es pronto para darle alimentación que no sea la leche. Aunque algunos pediatras te aconsejan que a partir del cuarto mes puedes ir introduciendole papillas, frutas y verduras, la OMS no lo recomienda hasta a los 6, de hecho es entre los 4 y 6 meses cuando desarrollan el reflejo de extrusión. Paciencia, este mes puede ser desesperante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

DESCARGA LA APP GRATIS