Cómo sobrevivir a las fiestas navideñas (cuando das teta)

Cómo sobrevivir a las fiestas navideñas (cuando das teta)

Navidad, vacaciones, Fin de Año, familia, amigos y conocidos…¿estás preparada para lo que viene?

Da igual si das teta o biberón, si porteas a tu bebé en un fular o mochila, o lo llevas en un cochecito. Comidas, compromisos, celebraciones…Con un bebé (inevitablemente se convierte en un centro de todas las miradas) es difícil no recibir opiniones y consejos a mansalva. La mayoría bienintencionados, ¡aunque no siempre deseados!

En muchos momentos tendrás que escuchar cosas que no te gustarán, cosas con las que no estarás de acuerdo, cosas que te harán dudar de si lo estás haciendo bien, si eres una buena madre y tal vez, hasta de como te llamas.

mesa de navidad

Por alguna razón misteriosa, mucha gente cree que cuando tienes un bebé en tus brazos tiene que apetecerte comentar cualquier aspecto sobre la crianza y la alimentación del bebé, en cualquier momento y circunstancia. Cómo gestionar las opiniones indeseadas? No es sencillo, pero os lanzamos algunos pequeñas técnicas, por si necesitáis ponerlas en práctica:

-Sordera selectiva

-Sonrisa perpetua, y sí a todo y a todos, y a lo tuyo… política de hechos consumados.

-Inicia un tema de conversación, es una gran maniobra de despiste.

-Un poco de humor nunca va mal. ¡A poner en marcha la imaginación!

-Ironía, que todo lo puede.

-“¿Y por qué? ¿Y por qué lo otro? ¿Y eso por qué?” En bucle, que funciona mejor… “Ah, qué interesante”. Fin del debate 😉

-“A nosotros nos va bien así, gracias” ante cualquier sugerencia u opinión. 

-Recurrir a la manida excusa de que el bebé está cansado y necesita estar tranquilo, para escabullirte y relajarte un rato en alguna habitación. 

Se aceptan más ideas infalibles, seguro que muchas de vosotras tenéis las vuestras. 

Piensa que la crianza es larga, unos pocos días no son nada y que para tu bebé, eres la mejor mamá del mundo.

¡Ahora solo toca ponerlo en práctica!

Por cierto, recordad que podéis comer de todo durante la lactancia, y si os apetece tomar una copa para celebrar las fiestas, podéis hacerlo, siempre que sea con prudencia. Aquí tenéis un artículo sobre el alcohol y la lactancia, por si no lo habíais leído aún.  

¡Disfrutad mucho estos días que vienen!

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *