fbpx
“Me estaba perdiendo lo más bonito”

“Me estaba perdiendo lo más bonito”

Soy Natalia y yo también me he animado a escribir mi historia de lactancia después de leer el relato ‘Me encasquetaron una lactancia mixta que yo no quería‘, porque tanto esa historia como la siguiente han sido casos de superación increíbles, pero algunas no hemos sido tan fuertes.
Durante el embarazo no noté aumento en las mamas. Pregunté a mi ginecóloga y me dijo que bueno, seguro que algo sí había cambiado. Pero os juro que yo seguí usando los mismos sujetadores de siempre…
Una vez di a luz (en un parto estupendo) la leche seguía sin subir. La primera noche, el bebé dormía y dormía pero no había manera de despertarlo. Cuando lo conseguí, le puse al pecho y parecía que tenía hambre. La matrona que me atendió el parto me dijo que el niño se agarraba fenomenal.
Cuando llegó el matrón del día siguiente, me dijo de darle un biberón porque el niño lloraba constantemente y según él era por hambre. Yo, que ciertamente pensaba que esto de la lactancia era mucho más fácil, hice caso de los profesionales y biberón que le dimos. Así hasta que salí de la clínica. De hecho, nos llevamos unos bibes para casa para usarlos hasta que comprásemos nosotros. También me recomendaron chupete y demás.
A este matrón le había preguntado si todas las mujeres tenían leche para dar y de forma tajante me dijo que sí, que la leche me subiría en las siguientes horas, pero que para ello tenía que beber como tres litros de líquido al día y yo como una santa.
A la semana siguiente volvimos a la clínica. Pesaron al bebé y no había ganado peso ni perdido, así que más bibes. A los dos días, volví con la matrona del parto. Me aconsejó utilizar el sacaleches para estimular. Lo compré en ese momento, lo pusimos en marcha juntas y no salió ni una gota. Ella no sabía dónde meterse. Yo estaba llorando y sufriendo como una loca. Ella me decía que no usara chupete, pero el otro matrón decía que sí. Además, me insinuó que podía tener hipogalactia, eso taaaan raro, pues oye, me tocó… Y se “deshizo” de la loca de la teta, nunca más supe de ella.
Acabamos cortando el frenillo, con un cirujano buenísimo que no nos mandó hacer los ejercicios de rehabilitación. Consultando con una consultora de lactancia que me aturulló con todas las posibilidades del mundo, si no es esto, es lo otro y lo otro y lo otro…

“Me estaba perdiendo lo más bonito”

¿Sabéis cómo he acabado? Traumatizada, al borde de la depresión, pasando un duelo durísimo y con mi bebé con biberón porque a partir de los tres meses y de no parar de llorar y ver que yo no era capaz y de pasarme el día enganchada al sacaleches para sacar en todo el día 120ml, pensé que iba a reventar y que me estaba perdiendo lo más bonito del mundo.
Defraudada emocionalmente, enfadada con los profesionales que no se ponían de acuerdo ni siquiera trabajando en el mismo sitio. Haciéndome pruebas y más pruebas, en las que no se ven problemas de tiroides, ni de hormonas ni de pechos tubulares. Sigo sin saber por qué no he podido dar la teta a mi hijo. Bueno, sí lo sé, por un cúmulo de muchos fallos y de mal asesoramiento.
Así que aquí hay un caso real sin final feliz. Estos también se tienen que contar y también son necesarios.
Muchas gracias.
Share

6 comentarios sobre ““Me estaba perdiendo lo más bonito”

  1. Buenas,

    Me encuentro en tu misma situacion Natalia aunqie yo no ofreci bibi hasta las 3 o 4 dias yo hice por criterio propio ( era fin de semana y la bebe manachaba un par de pañales al dia con poquisimo pipi y olia a amoniaco puro). Empezamso con jeringuilla mientras agarraba el pecho pero acabamos dando bibi porque era un suplicio.
    Mi bebe tiene 43 dias y me he comprado el relactador como última opción que me queda. No hay manera de aumentar la prpduccion de leche. Hemos mekorado agarre, la succion a pesar de frenillo tipo 4 es buena y ofrezco el pecho cada dos horas antes de la ayuda.
    A veces siento como si me engsñara a mi misma cuando le doy el pecho y a penas da 3 o 4 tragos. A ella le encanta, es su sitio para estar fiz y tranquila, svo ciando tiene hambre, porque no puede sacar lo que necesita.

    Todo el mundo te dice q puedes y haces todo sin dudar que algun dia tus pechos se llenarán pero ese dia no llega y tu te sientes lo peor…

    Mucho ánimo. Un abrazo

  2. Lo siento mucho Natalia, que no te hayan podido ayudar los profesionales y sobre todo lo que has tenido que sufrir intentando dar pecho a tu bebé durante tanto tiempo. Además de todo lo que pueda haber pasado físicamente, intuyo que también la preparación mental es muy importante y no se atiende como es debido…
    El resumen que has hecho: que te has perdido lo más importante, lo describe muy bien. Si tu bebé está creciendo con amor, sano, no es tan importante todo lo demás. Por supuesto que le queremos dar todo lo mejor, incluido darle pecho. Pero creo que es importante que sintamos alegría mientras vamos intentando dárselo todo.
    A mí también me estresaron mucho las primeras semanas de crianza y tuve dolor dando pecho los primeros dos meses y medio .. no encontré respuestas a mis dudas. Lo que me ayudaba a calmarme era pensar en cosas objetivas que no tenían que ver con cómo yo me estaba sintiendo: el bebé crece sano y poco a poco aumenta de peso. Pero es muy difícil hacerlo porque nadie nos prepara para los imprevistos de la lactancia, y vamos con la idea de que todo será natural y sencillo; así que si se vuelve difícil nos alarmamos enseguida.
    Mucho ánimo, campeona!

  3. Hola, yo he tenido un caso similar al tuyo…mismo cumuli de problemas, con mi primer hijo tuve lactancia mixta de 3 meses, con el segundo de 1 año… he llorado mucho y me he esforzado mucho… pero lo mas bonito es tener al bebe entre tus brazos y si la lactancia no sale… mi experiencia es q mucho mejor abandonarla y ser una mama feliz con biberon que una mama triste, agobiada y autoculpandose que da teta.
    Un abrazo enorme!!!

  4. No te sientas mal. “Lo más bonito” es el amor que le das a tu bebé. Se que mis palabras pueden sonar huecas, pero en lugar de enfocarte en lo que no, quizás ver a tu bebé crecer abrazadito a su mami aunque sea a mamadera, vale más. Quizás buscar asesoramiento con puericultora? No te culpes. No te juzgues. Con mamadera también lo estás haciendo bien, mami. Te abrazo.

  5. “Pasarme el día enganchada al sacaleches para sacar en todo el día 120ml”
    Te entiendo, no estas sola, igual a mi la asesora se lactancia me dice una cosa y el pediatra con su voz seca me dice otra. Llega el punto en que ya no sabes qie hacer, madre primeriza, que si hipoplasia mamaria, que tome pastillas, que tome agua y nada aumenta la cantidad de leche. Coincido, nos estamos perdiendo los primeros meses, entre el sacaleches, los horarios y los llantos. Creo que es mejor aceptar lo que tenemos y si hay que usar leche de fórmula hacerlo sin culpa, lo importante es que el bebé crezca, en mi experiencia asi los llantos han disminuido y ya la veo mas cachetona 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.