fbpx
¿Cómo preparo el pecho para amamantar?

¿Cómo preparo el pecho para amamantar?

Los mitos relacionados con la lactancia están aún muy presentes en la actualidad. Uno de los temas que no se libra de estas falsas creencias es la preparación del pecho durante el embarazo para que la lactancia sea un éxito. Las ideas que se dan a las madres para que “preparen” el pecho son muy variopintas y van desde frotar o tirar del pezón, hasta restregar algo sobre él o cualquier otra maniobra similar.

Como ya habrás podido deducir, no es necesario hacer nada para preparar nuestro pecho para amamantar. Igual que no hay que hacer nada para preparar nuestros ojos para ver o preparar nuestros oídos para escuchar. Nuestro cuerpo se prepara solo de forma fisiológica y lo hace durante toda nuestra vida, y especialmente durante el embarazo. De hecho, no solamente no hace falta realizar ninguna de estas acciones, sino que además pueden resultar perjudiciales para la lactancia, ya que las madres pueden llegar a vivir una mala experiencia con la lactancia incluso antes de que ésta comience.

El funcionamiento del pecho es impecable. Entre otras muchas cosas, la areola se oscurece y su olor es similar al del líquido amniótico para que el bebé la encuentre más fácilmente en las primeras horas y días del posparto, se hidrata y limpia por sí sola y, por supuesto, fabrica el alimento óptimo para tu bebé.

Entonces, ¿por qué queremos preparar el pecho? Bueno, seguramente en realidad lo que necesitamos preparar es la lactancia. Los bebés saben mamar de forma instintiva pero nosotras necesitamos aprender a hacerlo. Además, es bueno tener en cuenta que la lactancia se inicia durante el periodo del posparto, que es una etapa que puede ser abrumadora, de muchísimos cambios.

Por lo tanto, no se trata tanto de preparar el pecho en sí, sino que lo ideal sería prepararnos a nosotras. Una buena manera de prepararnos puede ser ver a otras mujeres amamantar, para ello puede ser muy buena idea acudir a un grupo de apoyo a la lactancia, ya que no solamente podremos ver cómo se amamanta sino que también podremos estar con otras mujeres que están viviendo un momento muy similar al nuestro, y esto nos puede hacer sentir acompañadas en el proceso. Y si no tienes un grupo de apoyo cerca u online, acércate a amigas o familiares que estén amamantando o lo hayan hecho hace poco tiempo, con las que te sientas cómoda.

Otra manera de prepararnos puede ser leyendo. Hay muchos libros recomendables para prepararnos para la lactancia, por supuesto tenemos que recomendarte los libros de Alba Padró “Somos la leche” y “Mucha teta“, que pueden ayudarte a sentirte más informada para afrontar esta nueva etapa. Y, por supuesto, si te apetece leer sobre el posparto, te recomendamos el libro de Laia Aguilar “Conoce tu posparto“.

Es bueno que conozcas la normalidad de la lactancia y de tu cuerpo en el posparto, porque esto va a conseguir que confíes más en ti y en tu cuerpo, y sepas cuándo y dónde acudir cuando haya algo que no vaya bien.

Share

Un comentario sobre “¿Cómo preparo el pecho para amamantar?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.