fbpx
Cómo hacer jabón con leche materna

Cómo hacer jabón con leche materna

Cómo se puede aprovechar la leche materna congelada que ya no se va a ofrecer al bebé es una pregunta que recibimos a menudo. Y es que a veces algunos botes de leche quedan olvidados en el congelador. Puede que se nos haya pasado por alto que estaban ahí, que se hayan caducado, que no acabemos usándolos porque el bebé no quiere tomar leche extraída, que nuestro banco finalmente no sea necesario o que la lipasa haga de las suyas y la criatura no quiera la leche. Sea por lo que sea, puede que no sepamos qué hacer con esa leche. Si os sabe mal tirarla y queréis aprovecharla para algo, os proponemos hacer jabón con vuestra leche.

Hay quien dice que este tipo de jabón es muy adecuado para los eccemas de la piel del bebé y que tiene propiedades calmantes. No está claro que nada de esto sea cierto. De lo que estamos seguras es de que si os da pena tirarla, esta receta para hacer jabón os puede ayudar a darle una segunda vida a la leche que os habíais extraído (a veces con mucho esfuerzo).

Os proponemos dos versiones, una muy fácil por si no tenéis ganas de complicaros la vida y disponéis de poco tiempo para dedicar al proceso. Y una versión para valientes experimentadas que quieran realizar una técnica de producción un pelín más compleja. 

¡Vamos allá!

Para principiantes:

  • Derrite 200 gramos de base para jabón, que puede ser glicerina, en el microondas durante 30 segundos a la temperatura máxima y después en intervalos de 5-10 segundos hasta que esté completamente derretida.
  • Ten cuidado que la base del jabón no esté tan caliente que haga burbujas.
  • Mezcla en una taza 30 ml/1 onza de leche materna a temperatura ambiente.
  • Revuelve hasta que esté bien mezclado y vierte el líquido en cualquier recipiente que desees para hacer jabón.
  • Pon los contenedores en el refrigerador hasta que la mezcla se endurezca.
  • Puedes añadir avena, miel, lavanda o unas gotas de un aceite esencial que te guste en tu jabón.

Para expertas: 

  • Necesitas 250 ml de leche materna que tiene que estar congelada (es ideal que sea una bolsa para poder sacar la leche y hacer la mezcla en un recipiente).
  • Añade 90 gramos de sosa caústica en grano y remueve de vez en cuando hasta que se acabe descongelando la leche.
  • En otro recipiente introduce 750 gramos de diferentes aceites (almendras, oliva, karité).
  • Puedes añadir avena, miel, lavanda o unas gotas de un aceite esencia que te guste en tu jabón.
  • Añade la leche con la sosa bien disuelta al aceite.
  • Bate todo hasta que tenga consistencia.
  • Colócalo en los moldes que desees.
  • Puedes dejar la mezcla a temperatura ambiente para que se endurezca. No lo desmoldes hasta que hayan pasado tres días.
  • ES IMPORTANTE DEJAR QUE EL JABÓN SE CURE DURANTE CUATRO SEMANAS ANTES DE PODER USARLO. 

Lo podéis usar para bañaros con vuestros niños y niñas. Esperamos que sea todo un éxito, ¡ya nos contaréis! 

 

Share

4 comentarios sobre “Cómo hacer jabón con leche materna

  1. Hola, que otros jabones se pueden utilizar para la base del jabon que sean veganos?, Luego de los 3 días en el refrigerador hay que dejarlos reposar afuera del refrigerador por 4 semanas? El jabón tiene algún beneficio?

    1. Hola, gracias por la confianza. Resolvemos todas las consultas a través de la app, allí tienes un chat de consulta con nuestras expertas. La app es de descarga gratuita en iphone y Android. Esperamos poder ayudarte desde ahí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *