Cómo evitar la mastitis durante el destete

Cómo evitar la mastitis durante el destete

Una de las causas de mastitis es un mal drenaje del pecho durante el destete. Por ello, es importante que durante el destete se sigan unas indicaciones específicas a la hora de reducir la cantidad de leche que se produce.

 

*Si la madre sufre una mastitis en el momento de querer iniciar el destete, no es recomendable que siga adelante, porque justamente la buena evolución de esta patología precisa un buen drenaje de la mama.

 

Cómo realizar un destete de manera adecuada para la glándula mamaria:

El destete es el proceso según el cual el bebé deja de tomar pecho en exclusiva y lo reduce hasta eliminar totalmente las tomas. Este proceso se puede dar de forma natural durante meses o incluso años, o puede estar dirigido por la madre y reducirse de forma más abrupta.

Independientemente de la edad del bebé o de su reacción ante una situación de destete, ya sea paulatino o brusco, el hecho de reducir la producción de leche de la madre precisa un seguimiento de su evolución a fin de evitar complicaciones: retenciones de leche, dolor, mastitis…

 

El destete forma parte de la lactancia así que debemos seguir acompañando a la madre durante el destete controlando y actuando en el caso que aparezcan retenciones de leche. Si fuera el caso, es necesario animar a drenar el pecho hasta que se reduzcan estos bultos y deje de sentir dolor o molestias.

La cantidad de leche que extrae debe ser proporcional a las molestias y vigilar de no extraer excesiva leche ya que podríamos estimular más el pecho y conseguir el efecto contrario: producir más leche.

 

Si existe dolor, molestias o bultos, es recomendable aplicar frío (nunca calor), masajear el pecho, extraer leche e incluso tomar antiinflamatorios.

 

Pràcticas ineficaces o peligrosas durante el destete

Como comentábamos, para evitar la mastitis durante el destete es importante que si la madre lo necesita siga drenando el pecho. Por lo tanto, hay que evitar técnicas como: fajar los pechos como se hacía antiguamente o dar pautas recomendando evitar la extracción de leche.

Tampoco es recomendable dejar de ingerir líquidos porque la producción de leche no está relacionada con la cantidad de líquidos que tomamos sino con la estimulación del pecho.

 

La indicación de administrar cabergolina (Dostinex(r)), no es adecuada ni efectiva cuando la lactancia ya se ha iniciado y la madre amamanta desde hace meses o semanas. La medicación parece ser eficaz solo si te toma inmediatamente tras el parto, ya que actúa como inhibidor de la prolactina y interfiere en el inicio de la lactogénesis II.

 

Prácticas recomendables del destete

Para conseguir un destete exitoso podemos extraer una cantidada adecuada  de leche cada vez que aparezcan molestias o bultos. Hay que informar a la madre que para conseguir que el pecho no le molesta, debe extraer cada día un poco menos de leche, para lograr así,  la disminución fisiológica de la producción de leche.

Y recordar a la madre que incluso meses o años después del destete, si manipula el pecho, es probable que experimente la aparición de secreción por el pezón. Siempre que ésta no se produzca de manera espontánea se trata de una situación muy común y benigna.

Te dejamos una infografía como recurso para las madres:

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *