Ingurgitación mamaria

Ingurgitación mamaria

En esta entrada de hace ya algunos meses hablábamos de la subida de leche: el proceso fisiológico que tiene lugar en las 24-48h posteriores al parto. Pero este proceso se puede complicar y convertirse en un doloroso problema. Hoy nos toca hablar de la ingurgitación y la manera de solucionarla.

 

Pero vamos por partes: ¿Qué es una ingurgitación?

Una ingurgitación es una acumulación de líquidos: líquidos, sangre, plasma… en el pecho en el posparto inmediato, que lo edematiza e impide la salida de leche por el pezón. Lo que produce dolor, inflamación e imposibilita que el bebé pueda mamar.

 

¿Por qué se produce?

Las ingurgitaciones son más frecuentes en madres que han tenido partos largos en los que se les han puesto muchos fluidos intravenosos. También las madres que han tenido un inicio complicado de la lactancia o que han estado separadas muchas horas de sus bebés pueden padecer esta molesta complicación.

Cabe destacar que la ingurgitación es patológica y es muy diferente a la sensación de plenitud que tienen las madres durante la subida de leche. Esa sensación de plenitud es absolutamente habitual cuando se inicia la lactancia pero en ningún caso es dolorosa ni impide al bebé mamar.

LactApp-lactancia-hospital

Mi bebé no se puede agarrar al pecho o parece que lo rechaza ¿Por qué?

Cuando el pecho está tan duro es imposible que el bebé pueda colocar la lengua y extraer la leche, es como querer mamar de una pared. En ocasiones llegan ha hacer el agarre pero no succionan al no poder ordeñar con la lengua, pasan un rato agarrados al pecho y cuando lo sueltan el pecho está igual de duro.

Otros bebés se enfadan y lloran al no poder mamar, y esto las madres lo traducen como rechazo del bebé.

¿Qué es lo que NO hay que hacer si tenemos una ingurgitación?

LactApp-lactancia-dar-el-pechoA veces sin querer, podemos hacer cosas que empeoran una ingurgitación y dificultar que se solucione el problema. Las más destacadas son:

  • Aplicar calor: como decíamos antes, una ingurgitación es una inflamación y no es recomendable aplicar calor porque podemos empeorarla.
  • Separación madre-bebé: antes decíamos que esta separación es una de las posibles causas del problema, por ello, siempre que sea posible, intentaremos que madre y bebé estén juntos, idealmente piel con piel.
  • Aplazar las tomas: es posible que sintamos molestias en el pecho y que, además, nuestra habitación de hospital (o nuestra casa) parezca la boca del metro en hora punta. Aún así, no es recomendable espaciar las tomas, al contrario, lo ideal es ofrecer el pecho muy a menudo, incluso antes de cada hora.
  • Usar chupetes o tetinas: relacionado con el punto anterior, se sabe que el uso de chupetes o tetinas podrían interferir en un buen agarre del bebé al pecho. Por lo que los primeros días (o semanas) posparto es mejor no ofrecerlos al bebé.

 

¿Cómo puedo solucionar una ingurgitación?

Solucionar la ingurgitación permite a la madre aliviar el dolor y al bebé comer. Necesitamos en primer lugar desbloquear la salida de leche, para ello debemos evitar aplicar calor en el pecho y optaremos por el frío: hojas de col, arcilla, packs térmicos o simplemente alimentos congelados (envueltos en una toalla).

Después, para drenar la leche, es necesario aplicar los llamados masajes de “presión inversa suavizante” que permiten que la areola y el pezón se ablanden y así el bebé se pueda agarrar.

LactApp-presion-inversa-suavizante-pis

Una vez ha mamado es necesario volver a aplicar frío y si después del parto el ginecólogo ha recetado antiinflamatorios, seguir tomándolos hasta que el pecho mejore. Los antiinflamatorios que se dan en el posparto no tienen riesgo para el bebé lactante, puedes consultar su compatibilidad en www.e-lactancia.org impulsada por los pediatras de la asociación APILAM. 

 

¿Cuánto tiempo puede durar una ingurgitación?

Siguiendo todas las recomendaciones indicadas arriba, se soluciona en unas 24 a 48 horas. El pecho mejorará cuando sigas todas las medidas anteriores e irá oscilando hasta desaparecer completamente.

Share

4 comentarios sobre “Ingurgitación mamaria

  1. Me paso con mis dos hijas, con la mala suerte que con la primera me orientaron mal e hice TODAS Y CADA UNA de las cuatro cosas que el post dice que no (calor, retrasar tomas por dolor y chupete).
    Pasaba el tiempo y la beba bajaba de peso, yo me daba cuenta que trataba de darle y lloraba furiosa y rechazaba el pecho. No entendia que pasaba porque las primeras veces hasta la bajada de la leche se habia prendido bien.
    Cuestion que despues del alta, al 5to dia la beba se quedo dormida y no la podiamos despertar. Corrimos a la guardia, nos indicaron leche artificial ademas de tratar de seguir con el pecho (cosa realmente imposible)
    Tomo muy poquito Y se volvio a dormir y ahi si que no hubo manera de despertarla. Nueva corrida al sanatorio y la ingresaron 2 dias. Una asesora nos ayudo a darle leche y dps de muchas horas se despertó. En ese punto yo estaba desesperada y no queria saber nada con la lactancia. Lo unico que queria era q mi beba coma y llore como todos los bebes. Durante algunas semanas me sacaba con el sacaleches y le daba en mamaderas pero la producción cada vez era menor. Nunca quiso volver a prenderse. Nunca nadie me recomendo buscar una asesora de lactancia (ni siquiera sabia que existian) al mes ya tomaba solo leche artificial. Es una gran frustracion que me acompaña todavia 5 años después y que estuvo entre las causas de una dpp que se desencadenó al poco tiempo y que si pude detectar y pedir ayuda a tiempo.
    Con mi segunda hija me preparé diferente, pedi ayuda, suspendi visitas y logramos una lactancia para mi super exisotosa de 15 meses y que continúa todavia.

  2. Estas mismas recomendaciones sobre aplicación de métodos fríos se utilizan con la ingurgitación que ocurre durante el destete?
    Existen otros consejos para manejarla cuando estamos en este proceso de terminar la lactancia?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *