Destete en confinamiento: bebés mayores de 1 año

Destete en confinamiento: bebés mayores de 1 año

Cuando hace más de dos meses empezamos la pandemia de COVID-19 muchas nos empezasteis a escribir para contarnos, a veces desesperadas, que vuestros bebés habían aumentado la demanda de manera espectacular. Por lo que vimos fue una situación generalizada, y es que tener a mamá en casa todo el día con la teta a disposición se reveló como el sueño de cualquier bebé. Pero el confinamiento hace ya mucho que dura y muchas de vosotras nos habéis vuelto a consultar para iniciar el destete de vuestros bebés. 

Así que vamos a ello, vamos a ver pros y contras de empezar un destete con un bebé mayor de un año con toda esta situación que nos acontece. Antes que nada y antes de crear falsas expectativas, queremos dejar claro que esta situación de confinamiento, aunque se trate de un confinamiento parcial, puede ser un momento complicado para realizar un destete. Ya habéis visto y notado que los bebés están muy demandantes, e incluso algunos que habían dejado de mamar han vuelto a pedir el pecho…. Así que, a priori, no es el mejor momento para liarse con un destete, pero también es cierto que hay algunas ventajas con el confinamiento que nos pueden ayudar a conseguirlo. 

No todas estamos viviendo la misma situación y cada familia tiene sus propias circunstancias. Algunas de ellas, pueden favorecer el destete y otras lo pueden dificultar. Vamos a empezar exponiendo algunas situaciones que podéis estar viviendo:

PUEDE FAVORECER  PUEDE DIFICULTAR
¿Estás confinada con tu pareja y os podéis poner mano a mano con ello? Es complicado poder salir a la calle o hacer actividades que ayudan a evitar situaciones en las que habitualmente el bebé pide el pecho
Si estáis haciendo teletrabajo u os habéis quedado sin trabajo, en este momento quizá podéis descansar algo durante el día si las noches son más explosivas. Podéis estar preocupados o agobiados por la situación, lo que no facilita que podáis estar relajados para llevar a cabo el destete
Nunca hay un momento ideal para destetar, así que este puede ser un momento como cualquier otro. El bebé puede estar terriblemente demandante 

 

Si al final los pros ganan a los contras, ¡vamos allá! 

Sería ideal contar con la ayuda de la pareja para poder ir disminuyendo las tomas a lo largo del día. Es importante que valoréis en qué situaciones el bebé está más demandante para empezar a evitar esas tomas: a primera hora de la mañana, cuando te sientas en el sofá, a la hora de la siesta, a media tarde cuando se aburre, para ir a dormir…

A priori, siempre que podamos, es más fácil empezar por un destete diurno y posteriormente ir a por el destete nocturno

Si localizamos los momentos en los que no pide y las causas por las que pide: sueño, hambre, aburrimiento, etc, nos podremos adelantar y cambiar nuestro día a día para conseguir que nos los relacione con el pecho.

Si tienes la ayuda de tu pareja sin duda todo va a ser más fácil, y a pesar de que en ocasiones cuando tiene ganas de mamar pueda no aceptar los cuidados de otra persona, es importante que vuestra pareja vaya buscando y encontrando los momentos para intervenir. Ambos tenéis que ir en la misma dirección, adelantándoos a las situaciones en las que ya sabéis que va a pedir pecho. 

Es importante tener recursos preparados para “sustituir los momentos de teta”, lo que se os ocurra, cosas nuevas, que sean sorpresivas, que redirijan la atención del niño. Si a pesar de todo, nos “pilla” y nos pide teta, las ideas claves son: 

  • Intenta no estar tensa o enfadada, lo notan y suelen querer mamar más. 
  • Evita darle el pecho en un lugar cómodo para que no se relaje.
  • Intenta dejarle mamar unos 5 minutos y luego vuelve a proponer una actividad.
  • Si esta situación se repite, limita cada vez más los minutos de la toma, así la producción también disminuirá. 

Los destetes suelen ser progresivos y pueden durar semanas o meses. Tenemos que tener claro que cuando empezamos un destete pueden pasar cosas que no teníamos previstas: enfermedad, cambios, vacaciones… situaciones en las que el bebé puede aumentar la demanda o tener una regresión. También hay que tener en cuenta que durante los baches de crecimiento (también conocidos como crisis de lactancia), destetar puede ser toda una aventura, ya que si están en una de estas etapas van a querer mamar mucho y es posible que te cueste un poco más conseguir el destete. 

Si tu bebé ya tiene entre un año y medio y dos, no descartes explicarle lo que va a pasar, hablarle de tus sentimientos y de los suyos, reforzar que le vas a seguir queriendo y, lo más importante, tener el tiempo de crearos recuerdos bonitos para que dentro de un tiempo podáis hablar, compartir y recordar cómo fue vuestra lactancia

Share

5 comentarios sobre “Destete en confinamiento: bebés mayores de 1 año

  1. Buenas noches, tengo un bb de 1 año y 2 meses, hace unos días me pide teta pero solo para morder y saca sangre es muy difícil todo esto, porque tengo q negar la teta por el temor a las dolorosas mordidas, esto es señal de un proceso de destete? Siento pena sea así, debo ya destetarlo y negar el. Pecho? No sé qué hacer, su ayuda por favor

    1. Hola Ana,
      Haces muy bien en pedir ayuda. Si quieres, puedes hablar con nuestras expertas a través del chat de la app de LactApp. Es una app gratuita en la que puedes encontrar respuesta a las principales dudas que surgen durante la lactancia y la maternidad, está disponible tanto para Android como para iPhone. Saludos,

  2. mi bebe tiene un año y medio, despierta cada dos horas en la noche por lo que me gustaría destetarlo quizas asi dormirá más, pero no le gusta la mamadera he probado con varias.

    que hago!!! ayuda porfa

    1. Hola Victoria,
      Si quieres hablar con nuestras expertas, lo puedes hacer desde la app, en el apartado “contacto” tienes la opción de hablar con ellas.

      saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *