fbpx
¡Amor a primera vista!¿O no?

¡Amor a primera vista!¿O no?

 

Nueve meses esperando, haciendo planes, preparando nuestro cuerpo, nuestro hogar… Nueve meses reenamorándonos, tocando nuestra barriga, soñando en el mañana…

Nueve meses meciéndolo, abrazándolo, queriéndolo, sintiéndolo…

Nueve meses volcada, nueve meses emocionada, nueves dulces meses… nueve largos meses…

Y al fin llega, al fin nace, y al fin vivimos ese momento, esos instantes en los que el mundo se detiene, al fin nos miramos a los ojos, nos abrazamos, lloramos de alegría, temblamos de emoción. Al fin llega, al fin nos acariciamos, al fin succiona de mi pecho, al fin me mira, al fin me regala ese olor… Al fin.

¿O no?

Al fin ha llegado, y he esperado a que sucediera como me contaron que sucedería, mirándole a los ojos, abrazándole a cada instante, pero no lo he sentido, no lo he notado… Al fin ha nacido, y aunque mi alma se ha despertado, yo no me he enamorado…

Al fin ha llegado y no sucede nada de lo que me habían contado. Le quiero, sí, con toda mi alma, también, pero estoy muy cansada, superada, desbordada.

Él está bien, está sano, en mi regazo, buscando mi pecho, oliendo mi piel, buscando mi mirada… y yo le respondo de la misma manera, pero aunque busque y rebusque esa intensidad de ese momento que debería suceder parece que no llega. ¿Seré peor madre? ¿Por qué no me sucede? ¿Qué he hecho mal? Me he preparado, he leído, lo he deseado, lo he buscado pero por más que busco, la intensidad no llega y sin ella siento que nada es real, que todo está mal.

Y aquí tenemos dos escenas tan válidas, la una como la otra. Las madres nos podemos enamorar al instante igual que lo podemos hacer poco a poco. El amor no entiende de normas, ni de estructuras, ni de teorías. No está aceptado socialmente que una madre no se enamore de su bebé al instante y eso crea confusión y mucha culpa. Las madres queremos a nuestros bebés más que a nada, es amor verdadero, del que no se puede contar, del que no se puede tocar y tan real es que aparezca con un subidón como que suba poco a poco, a fuego lento, forjando lazos con besos y abrazos.

Feliz día del amor a TODAS las madres.

 

Share

Un comentario sobre “¡Amor a primera vista!¿O no?

  1. ¡Qué cierto! A mi me pasó la segunda escena. Al principio me sentía extraña ya que no tenía ese sentimiento de amor a primera vista. La primera noche, lo miré mientras dormía y supe que cada día me iría enamorando de él. 10 meses más tarde puedo asegurar que así fue, lo quiero con locura y cada día estoy más enamorada de mi hijo. Al padre le pasó igual pero empezó a ser consciente un poco más tarde (les llevamos 9 meses y todas las hormonas posparto de ventaja).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *