Una dieta no puede hacer que la leche materna sea mejor, porque ya es “mejor”

Una dieta no puede hacer que la leche materna sea mejor, porque ya es “mejor”

Julio-basulto-olga-ayllon-lactapp-alimentacion

Este fin de semana, el nutricionista Julio Basulto vuelve a la carga con una de sus charlas. Será este sábado, en Barcelona, y la ha titulado “¿Comer por 2, o cuidarse por 2?”. Tienes toda la información sobre dicha charla en este enlace. Esperamos que tenga la misma acogida que tuvo la anterior… a la que tuvimos el gusto de asistir, y en la que Olga Ayllón, su mujer (que aparece en la foto, junto a él) se dedicó a responder cuestiones de los asistentes (Olga también es dietista-nutricionista –de hecho, se conocieron en la Universidad-).  

 

¡Somos muy afortunadas! Hemos conseguido hacerle una nueva (y breve) entrevista a Julio, tal y como hicimos poco antes de su anterior ponencia, relacionada con el desayuno infantil. Así que allá vamos:

 

En tu charla hablarás del embarazo y de la lactancia, pero nosotras queremos preguntarte por algo que ocurre un poco antes: ¿una dieta puede mejorar la fertilidad?

Solo si la alimentación que sigue la madre es verdaderamente nefasta. En tal caso, no es que una dieta sana mejore la fertilidad, es que la alimentación insaludable estaba perjudicando a dicha función. También ciertos grados de exceso de peso y la delgadez extrema disminuyen las posibilidades de que una mujer se quede embarazada, entre otras condiciones. Lo que sí sabemos a ciencia cierta es que no hay nutriente alguno, planta medicinal o complemento alimenticio que mejore la fertilidad. No son más que trampas, algunas de las cuales son peligrosas, como justifiqué en el libro “Mamá come sano”.

 

Sabemos tu postura al respecto, pero nos gustaría que la dejaras clara para quien lea esta entrevista: ¿qué piensa alguien como tú cuando descubre que un ginecólogo ha “abroncado” a una embarazada por ganar demasiado peso?

Pienso en aconsejar a esa mujer que cambie de ginecólogo, la verdad. No deberíamos tolerar faltas de respeto, vengan de donde vengan. Por muchísimos motivos, uno de los cuales es dar ejemplo de coherencia a nuestros hijos (como no quiero que mis hijas toleren faltas de respeto, si permito que lo hagan conmigo les enseño a ser sumisas, algo la mar de peligroso). Pero es que además no tenemos nada claro cuánto peso conviene que gane una mujer en el embarazo. Quien lo dude, que acuda a la excelente guía “Control del peso antes, durante y después del embarazo”, publicada en 2010 por el National Institute for Health and Care Excellence (NICE) del Reino Unido.

 

Te hemos escuchado en alguna ocasión comentar que dar el pecho a un hijo puede ayudar al control de peso de la madre. ¿Nos lo recuerdas?

Algunos de los kilos que la mujer gana durante el embarazo son como un “depósito” para que pueda producir leche materna. Por eso, las mamás que amamantan a sus hijos suelen perder durante los primeros seis meses entre medio kilo y un kilo cada mes. El caso es que muchas investigaciones muestran que cuanto más tiempo da el pecho una mujer a su hijo (o a sus hijos) menos riesgo tendrá de presentar exceso de peso. Un estudio publicado en la revista Obesity en noviembre de 2011 constató que las mujeres que dan el pecho acaban por tener unos 7 centímetros menos de cintura que las que no lo dan.

 

Hemos dicho que seríamos breves, y vamos a cumplirlo, así que aquí va nuestra última pregunta: aunque sabemos la respuesta, queremos preguntarte lo siguiente: ¿puede una buena alimentación mejorar la calidad de la leche materna?

Una dieta no puede hacer que la leche materna sea mejor, porque ya es “mejor”. La leche materna es tan beneficiosa, y tan inimitable, que es verdaderamente complicado estropearla. Incluso si una mujer sufre desnutrición extrema, su capacidad de producción de leche o la calidad de la misma no se ven prácticamente afectadas. Hay algunas pequeñas consideraciones que conviene tener en cuenta (como la utilización de sal yodada o, en ciertos casos, la suplementación con yodo), pero en absoluto debemos pensar que la dieta de una mujer lactante es un jeroglífico. Cuando alguien nos sugiere que hay que hacer equilibrios para conseguir una leche  materna de calidad, es bastante probable que en realidad quiera vendernos una leche artificial. Es triste, pero es así.

Recordad que podréis disfrutar de Julio este mismo sábado y que podréis formularle preguntas que os permitan disipar todas vuestras dudas.

JulioBasulto-charla-barcelona

Share

2 comentarios sobre “Una dieta no puede hacer que la leche materna sea mejor, porque ya es “mejor”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *