fbpx
“Doy gracias por haber encontrado la talla adecuada”

“Doy gracias por haber encontrado la talla adecuada”

Hoy os compartimos el relato que nos ha mandado Sara, una lactappera que se ha sentido identificada con uno de nuestros últimos artículos, sobre cómo elegir la talla de sacaleches adecuada, y ha querido compartir su experiencia. Os dejamos con su texto:

¡Hola! En primer lugar quería deciros que me encanta vuestra app. En más de una ocasión me ha ayudado a tranquilizarme mucho, así que gracias. Acabo de leer vuestro artículo sobre las tallas de sacaleches y no podría estar más de acuerdo.

Tuve la suerte de que mis comienzos en el mundo de la lactancia fueron bastante fáciles. Más allá de algunas molestias iniciales la primera vez que mi bebé se enganchó y una pequeña irritación en los pezones después de que se pasara la segunda noche literalmente pegada a la teta, no tuve más complicaciones.

Di a luz en Suiza, donde por ley el seguro básico de salud debe cubrir las visitas de una matrona durante las seis semanas posteriores al parto. ¡Lo que ayuda este apoyo en un período tan intenso no está escrito!

En una de esas visitas, a las dos semanas de dar a luz, le pedí a la matrona que me enseñara a usar el sacaleches, ya que quería familiarizarme con su funcionamiento para poder sacarme leche antes de la revisión ginecológica posparto. Me recomendó que utilizara el embudo más pequeño, que tenía 21 mm de diámetro. La primera vez que lo usé notamos que en el pecho izquierdo apenas hacía el vacío, y por supuesto no salía ni una gota de leche.

¿Defectuoso?

La diferencia entre cómo el sacaleches cogía el pecho derecho y el izquierdo era tal que llegamos a pensar que estaba defectuoso. La segunda vez, después de hacer mil maniobras para encajar bien el embudo, empecé a notar un dolor en el pecho izquierdo. Como no se me pasaba, reduje la intensidad del sacaleches, pero finalmente tuve que parar. Al día siguiente se lo comenté a mi matrona, y al tocarme el pecho me dijo que se me estaba empezando a bloquear un conducto. Al ver que el dolor volvía cada vez que me sacaba leche, decidí dejar de hacerlo hasta que lo necesitara.

Cuando mi bebé tenía siete semanas, tuve una consulta con una asesora de lactancia IBCLC (por una cuestión totalmente diferente) y, al verme los pezones, me dijo que a su juicio los embudos de 21 mm eran demasiado grandes para mí, por lo que me dio unos de 17 mm.

Esa noche cuando los probé no daba crédito. El dolor y las molestias habían desaparecido por completo, el sacaleches me hacía perfectamente el vacío en ambos pechos y pude sacarme leche sin problemas de los dos. La diferencia en producción fue abismal. Mientras que antes había conseguía sacarme como mucho 30 ml por sesión, de repente era capaz de sacarme unos 60 ml.

Añadir 2 mm

Como bien se explica en la entrada del blog de LactApp, para conocer la talla de embudo hay que medirse el diámetro del pezón en la base y añadir unos 2 mm. En mi caso, me medí los pezones hace solamente un par de meses y, efectivamente, miden 15 mm, por lo que los embudos de 17 mm son perfectos.

Como dato curioso: yo me los medí después de que una de las administradoras del grupo de Facebook de lactancia en el que estoy, que fue precisamente mi asesora de lactancia, hiciera una encuesta para saber cuáles eran los tamaños más habituales. La mayoría de las mujeres que respondieron dijeron que tenían unos pezones de entre 15 mm y 17 mm.

Desde entonces, siempre les recomiendo a mis amigas mamás que se aseguren de utilizar la talla correcta. Y me parece importante que otras mujeres sepan que, si no consiguen encontrar un sacaleches de su talla, hay opciones.

Sacarme leche sigue sin ser mi pasatiempos favorito, pero ahora que tengo que hacerlo tres días por semana cuando mi bebé está en la guardería, doy las gracias por haber encontrado el embudo de la talla adecuada, porque lo cierto es que no sé si aguantaría utilizando el que venía de serie.

¿Necesitas asesoramiento?

Encuentras a las expertas de LactApp en la web de visitas y talleres, donde puedes pedir una consulta personalizada con ellas sobre el tema que quieras o apuntarte a uno de nuestros talleres. También nos tienes en el Canal de Consultas de nuestra app LactApp, de descarga gratuita para iPhone y Android.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.