fbpx
¿Se puede perder peso durante la lactancia?

¿Se puede perder peso durante la lactancia?

La alimentación de la madre lactante es uno de los temas más recurrentes en la consulta de nutrición de LactApp Clinic. Como Dietista-Nutricionista, lo más importante que le diría a una mujer lactante sería: come saludablemente, pero hazlo por ti, no por la lactancia, y, además, hazlo porque ahora eres madre y tus hijos/as te observan (disponibilidad de alimentos en el hogar y el poder de dar ejemplo). Sin duda creo que éste debería de ser el mensaje más importante.

Pero, al mismo tiempo, hay otra duda recurrente entre las mamás: “¿se puede perder peso durante la lactancia?”. Hoy vamos a hablar un poquito de ello.

Lo más importante: tu salud

Debemos recordar que los pilares básicos de nuestra salud son seguir una alimentación saludable, evitar el estrés, tener un buen descanso y seguir una vida activa, evitando el sedentarismo. Éstas serían como las “cuatro patas” que hacen que la “silla de nuestra salud” se mantenga estable. Pero es verdad que, con un bebé pequeñito en casa, algunos de estos aspectos, como el de tener un buen descanso, pueden verse afectados, sobre todo en según qué épocas.

¿Y el peso?

Como te decía, es cierto que son varias las mamás que consultan por el tema del peso en el postparto. Debemos recordar que durante el embarazo no podemos “hacer dieta” ni debemos “comer por dos”. ¿Y durante la lactancia? ¿Se puede adelgazar si se está dando el pecho?

Pérdida de peso y lactancia materna

La verdad es que después del parto no es saludable para el cuerpo perder peso de forma brusca. De hecho, nunca lo es.

En muchos casos, 6 meses después del parto se recupera el peso anterior al embarazo (SENC), y pasado 1 año el perímetro de la cintura, pero no es así en todas las mujeres. De hecho, hay muchas madres que aumentan de peso debido a la falta de descanso, ausencia de ejercicio físico, mayor cantidad de hambre y/o desorden en las comidas, etc. Cada cuerpo es y reacciona de forma diferente.

Aún así, el organismo de la mujer está preparado para adelgazarse durante la lactancia sin poner en riesgo la misma, ya que durante el embarazo se crean reservas de grasa para ser utilizadas durante este período.

Lo que sí está claro es que las mujeres que amamantan recuperan más rápido y mejor la “figura” (evidencia A), sobre todo si la lactancia materna dura más de 6 meses (AEP).

Uno de los mayores factores de riesgo que impiden perder los “kg de más” ganados durante la gestación es el posible exceso de peso de la madre previo al embarazo. De ahí la importancia de empezar un embarazo con un peso saludable. Además, otro factor a tener en cuenta son los hábitos alimentarios que se han seguido durante la gestación, y si el aumento durante el embarazo fue muy grande. Como siempre, la recomendación es hacer ejercicio (cuando se pueda en el postparto) y controlar la dieta, manteniendo unos hábitos de alimentación saludables.

¿Y qué “dieta” tengo que seguir?

Por supuesto, no es buena idea hacer durante la lactancia (ni en cualquier otro momento de la vida) dietas absurdas, desequilibradas y milagrosas, saltarse comidas o seguir pautas y recomendaciones similares sin base científica de ningún tipo. Evita cualquier tipo de dieta “con nombre propio y apellido” y, a pesar de todo, no se ha de hacer una dieta restrictiva ni de menos de 1.800kcal/día.

Lo que sí está demostrado es que una dieta controlada y equilibrada no afecta a la cantidad ni a la composición de la leche materna. La criatura sigue ganando peso mientras la madre se adelgaza de forma controlada y saludable.

Lo mismo que en cualquier otra época de la vida, si se quiere que el adelgazamiento se mantenga, es importante hacer ejercicio, además de la dieta. En este sentido, se recomienda llevar una vida saludable y seguir una dieta equilibrada, limitando alimentos superfluos, cárnicos procesados, embutidos, quesos grasos, salsas, ultraprocesados, comida rápida, etc.

En resumen: ayuda a perder peso después del embarazo…

  • Dar el pecho, lactancia materna.

  • Seguimiento frecuente por parte de un Dietista-Nutricionista: con objetivos saludables, realistas, sencillos y accesibles.

  • Minimizar el sedentarismo.

  • Persistencia y autocontrol: perder peso es un objetivo a largo plazo, lo alcanzaremos sin prisas y caminando pasito a pasito.

  • Alimentación saludable:

    • No está prohibido picar entre horas, pero que sea saludable.

    • Disminuir un poco el tamaño de la ración.

    • Para beber: agua.

    • Para comer: “comida real”.

    • Trabajar estrategias para evitar el consumo de productos superfluos.

Es conveniente acudir a un profesional, Dietista-Nutricionista, para realizar una dieta realista que ayude a la mamá a conseguir sus objetivos de la manera más adecuada, ya sea para perder peso durante la lactancia o para poner orden en sus hábitos alimentarios, los de ella y de toda la familia.

Si crees que necesitas ayuda especializada, tenemos a tú disposición los servicios de nutrición en LactApp Clinic. Puedes consultarnos cómo podemos ayudarte.

Laia Rovira
Dietista-Nutricionista
Especializada en alimentación infantil de LactApp Clinic.

www.laiarovira.com

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *