¿Qué puede dificultar un buen inicio de la lactancia?

¿Qué puede dificultar un buen inicio de la lactancia?

LactApp-factores-que-dificultan-lactancia

El inicio de la lactancia suele ser un momento muy delicado y especial, hace un tiempo escribimos un artículo sobre cómo favorecer que la lactancia sea un éxito ya desde el embarazo. Hoy queremos hablar sobre algunas situaciones o factores que pueden dificultar la lactancia:

  • Inicio tardío de la lactancia por culpa de una separación de la madre y el bebé

Aunque a veces no lo parezca, el parto juega un elemento muy importante en la lactancia. Si el parto evoluciona bien y la madre vive una experiencia satisfactoria, es más probable que se sienta con fuerzas para afrontar mejor el inicio de la lactancia. Además, durante la primera hora de vida, el bebé nace “esperando” mamar, está totalmente preparado para agarrarse al pecho de su madre y, si le dejan la ocasión, lo hará por sí mismo. Después de esta primera hora, los bebés entran en un período de letargia (de sueño) y descansan durante horas, por lo que no podrán mamar hasta después de haber dormido y, cuando se despierten, ya no tendrán la misma buena disponibilidad.

Por esta razón, si madre y bebé son separados durante esta primera hora, les será más difícil iniciar la lactancia materna con buen pie. Aún así, no está todo perdido y muchas lo consiguen, hace falta mucha paciencia y apoyo para la madre.

Por todo lo anterior, siempre que sea posible, es mejor dejar que bebé y mamá estén durante al menos la primera hora de vida tranquilos, piel con piel, arropados y acompañados para que puedan iniciar con buen pie la lactancia.

  • Interferencias de otras tetinas como chupetes o biberones

En relación con lo anterior, hay que saber que un porcentaje de bebés que han tomado leche suplementada con biberones o que se les ha dado chupetes, han tenido problemas para volverse a agarrar al pecho con normalidad. Resulta que los bebés no succionan del mismo modo de un biberón o del pecho, deben poner la lengua de un modo distinto y algunos bebés se confunden cuando deben volver a mamar y tienen dificultades. Es un porcentaje relativamente bajo, solo les pasa a un 15%, pero si no hay necesidad es mejor evitarlo.

  • Mantener horarios estrictos en vez de ofrecer el pecho a demanda

Esta es una de las herencias de la “cultura del biberón” en nuestra sociedad. Es una indicación desactualizada y desaconsejada, pero lamentablemente se sigue recomendando, así que no podemos evitar incluir este punto en el listado de factores que interfieren en el buen inicio de la lactancia. Y no, no se debe dar el pecho con horarios, sino que debe darse a demanda de las necesidades del bebé. Esto solo tiene una excepción: cuando el bebé no ha recuperado el peso del nacimiento todavía, que entonces sí debemos asegurarnos de que como mínimo toma el pecho cada 2 horas de día y cada 3-4 de noche.

  • Comentarios desalentadores, sobre todo por parte de profesionales

El papel del profesional sanitario es importantísimo dentro de la atención a la madre lactante, sus comentarios motivadores o desalentadores llegan en un momento de máxima susceptibilidad. Los padres les otorgamos una credibilidad y damos por supuesto que están al tanto de la última evidencia sobre alimentación infantil, es decir, que saben de lactancia. No siempre es así como hemos podido comprobar en la consulta en nuestro facebook de hace pocos días…

  • Los mitos de lactancia

Sí, los mitos de lactancia pueden ser infinitos… en cantidad y “calidad”, porque hay algunos que sobrepasan las expectativas de cualquiera, y afectan a cualquier aspecto de la lactancia. Pero quizá lo más peligroso es que están muy anclados en nuestra sociedad y pueden salir de la boca de cualquiera y estropear una lactancia que iba perfectamente o, peor aún, empeorar una que necesitaba ayuda. Hay que estar muy atentas para saber valorar cuando estamos delante de un mito y esto solo se consigue conociendo fuentes fiables y contrastadas.


LactApp incluye un apartado entero sobre mitos de lactancia desde el embarazo hasta cualquier etapa de la lactancia o el destete.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *