fbpx
Método Kassing: cómo ofrecer un biberón a un lactante

Método Kassing: cómo ofrecer un biberón a un lactante

Hablemos del método Kassing. En ocasiones, es necesaria la suplementación del lactante, sea ésta indicada por una dificultad en la transferencia de leche, por fallo de medro o por decisión o necesidad materna. 

Aunque la evidencia científica al respecto es muy escasa, apunta a que los métodos en los que el flujo de leche es mayor podrían interferir más en la lactancia directa al pecho. El biberón es uno de los métodos que pueden tener el flujo mayor, aunque el fabricante asegure que es de flujo lento.

Es por este motivo que, si se decide usar este método, conviene realizarlo de forma que el flujo sea lento para reducir el riesgo de rechazo del pecho a posteriori. 

Existe una alarmante carencia de evidencia científica en cuanto a cómo y con qué ofrecer la leche en biberón a un lactante, lo que repercute directamente en la toma de decisiones al respecto. Éstas se toman en base a la opinión de la experta o la experiencia de ésta. Parece que la estrategia más adecuada es intentar reproducir al máximo cómo se alimenta el lactante cuando lacta.

Sea cual sea el motivo de ofrecer la leche en biberón, ya sea materna extraída o artificial, ya sea de manera esporádica o la forma habitual de alimentar el lactante, la manera que parece respetar más la fisiología de la lactancia es utilizar el método Kassing. 

Éste es un método ideado con el objetivo de respetar las señales de hambre y saciedad del lactante, de favorecer que la succión sea lo más parecida posible a la que se hace al pecho, y por tanto para minimizar la posibilidad de que el lactante experimente confusión entre la tetina y el pezón. El método se basa tanto en una forma de ofrecer el biberón, como en unas características determinadas de ese biberón.

Características de la tetina:

  • Debería ser una tetina lo más blanda posible para no interferir en las estructuras orales del lactante
  • Alargada, para poder estimular el punto de succión de la boca del lactante
  • Redonda
  • De flujo lento, así se asemeja más al flujo que fluye de la mama durante la toma.

Los pasos para ofrecer el biberón con el método Kassing son los siguientes:

  • Ofrecer el biberón lo más horizontal posible para conseguir que el flujo sea más lento gracias a no verse el flujo de leche tan afectado por la gravedad, asegurando que los orificios de ésta están cubiertos por leche. 
  • Estimular el reflejo de búsqueda tocando las mejillas, los labios la nariz e introducir la tetina entera cuando el lactante tenga la boca bien abierta.
  • Es el lactante el que controla la velocidad y cantidad que desea tomar.
  • Dejar que haga 20-30 succiones y extraer la tetina de la boca rápidamente, forzar una pausa.
  • Volver a empezar todo el proceso, de este modo se pueden controlar las señales de saciedad del lactante, para poder detener el proceso cuando éste rechace el biberón, señal de que estará saciado.

A pesar de utilizar este método, es posible que en algunos casos se produzca la temida confusión, pero es mucho menos habitual que si se ofrece de otras maneras. Por eso siempre es importante que la familia sea muy consciente de las posibles consecuencias de ofrecer un biberón, y los profesionales deben asegurarse de que tienen toda la información al respecto.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *