La verdadera revolución de las madres: teta y biberón

La verdadera revolución de las madres: teta y biberón

 

Es curioso cómo se mueve el mundo, lo que motiva los cambios de nuestra sociedad o los últimos coletazos que dan algunas teorías conspiratorias. Desconozco si existe otro tema que despierte tantas sensibilidades como en la lactancia.

 

Hoy nos vuelven a hablar de guerra de madres, otra vez nos colocan en dos bandos. Las pro y las contra… como si la lactancia fuera en blanco y negro, como si se pudiera ser de un club de unas y no de las otras. Y como si no hubiera madres que dan las dos cosas.

 

La maternidad puede generar muchas sensibilidades y en LactApp cada día medimos cada palabra, cada imagen, cada post, cada relato… para transmitir la verdadera revolución que se está produciendo y es que poco a poco llegamos a la verdadera libertad de la mujer para decidir y luchar para conseguir sus sueños y expectativas. No somos un medio para un fin. Nadie tiene derecho a decir qué debemos hacer con nuestras vidas, nadie tiene derecho a etiquetarnos ni con un “mala madre”, ni con un “hipster vegetariana”.

 

Internet ha democratizado la información. Las madres tienen a su alcance más información que nunca, más referentes que nunca, más evidencia que nunca… para decidir. Una buena decisión puede ser amamantar como tan buena decisión puede ser no hacerlo. Porque la maternidad no es fácil, la lactancia no es fácil y la crianza tampoco lo es. Y nos merecemos sentirnos apoyadas y respetadas, decidamos lo que decidamos, en nuestro contexto, en nuestra realidad y con nuestras circunstancias. Es absurdo hacer sentir bien a unas, desprestigiando a otras, cuando en realidad todas somos las mismas.

 

El feminismo no es uniforme y cada mujer lo vive a su manera. El feminismo puede estar en el trabajo remunerado, como puede estar en la decisión de quedarnos en casa a cuidar de nuestros hijos. El feminismo está en la teta igual que está en biberón. El feminismo está en el crecimiento personal, en el respeto entre nosotras, en las miradas de comprensión, en el apoyo de nuestros aliados, en nuestra decisión de ser madre… y en todas las decisiones vitales que tomamos para ser cada vez un poco más nosotras mismas.

 

Como dice Alba, desde el respeto y la libertad, haz lo que te salga de las tetas.

 

 

Fuente de inspiración: Artículo del El Mundo – “Teta o biberón: la batalla que divide España”

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *