fbpx
¿Es seguro el BLW?

¿Es seguro el BLW?

¿Es seguro el BLW? Uno de los mayores miedos tanto para las familias como para los profesionales es el riesgo de atragantamiento del método de introducción de la alimentación complementaria Baby-Led Weaning (BLW), ya que se percibe que puede provocar incidentes de asfixia en los bebés que se alimentan de sólidos desde el primer día. 

Por este motivo, muchas investigaciones sobre BLW se han centrado en estudiar si efectivamente este método de inicio a la alimentación aumenta el riesgo de atragantamiento o asfixia. 

Kahraman et al (1) publicó un estudio observacional con 485 familias divididas en un grupo que seguía el método BLW y otro que alimentaba a su bebé con cuchara. En el estudio se registraron los eventos de atragantamiento o aspiración de cualquier tipo, leve o grave, con o sin necesidad de traslado al hospital.

Observaron que 19 de 102 (18,6%) de los bebés alimentados de forma tradicional experimentó un evento de atragantamiento o aspiración. En cambio, en los bebés alimentados con el método BLW observaron una tasa del 21,2% (29 de 138 bebés) de eventos de atragantamiento o asfixia, no siendo un aumento del riesgo significativo (p=0.855) entre las familias que practicaron el método BLW. 

En otro estudio también observacional en el que se incluyeron 628 familias valoraron los incidentes graves de asfixia entre bebés que se alimentaron con el método BLW y con el método tradicional (2). Observaron una tasa de asfixia de 2,7% (17 de 615 bebés) y 0,6% (1 de 154 bebés) en el método tradicional y el método BLW, respectivamente. Con estos resultados concluyeron que no había un aumento significativo del riesgo de asfixia en bebés que se alimentan con BLW. 

El estudio de Pearce J et al.2021 (3) también llegó a la misma conclusión. En este estudio observacional registraron si los bebés habían experimentado más de un incidente de asfixia y observaron que la tasa de más de una incidencia de asfixia entre los bebés que se alimentaron de forma tradicional fue del 20% (12 de 150 bebés). En cambio fue del 8,3% (2 de 36 bebés) en los bebés que habían seguido el BLW. 

Por último, el estudio de Fangupo et al 2016 (4) también investigó el riesgo de atragantamiento del método BLW. En este caso, se realizó un estudio clínico controlado con un tamaño muestral de 206 familias. Registraron los eventos de asfixia que se produjeron a los seis meses de edad de los bebés. Esto es particularmente interesante ya que al inicio de la alimentación complementaria es cuando más miedo hay sobre el atragantamiento, las familias se sienten más inseguras y los bebés están aprendiendo a gestionar los sólidos, por lo que tienen muchas más arcadas, que se consideran fisiologicas aunque pueden asustar a los cuidadores del bebé si no están familiarizados.

En este estudio observaron que un 7,1% y un 8,3% de los bebés alimentados de forma tradicional y siguiendo el método BLW, respectivamente, tuvo un evento de asfixia a los seis meses. Por lo tanto no observaron un mayor riesgo significativo asociado a practicar el método BLW en bebés de seis meses (RR=1.10 (0.3-3.1, p-valor=0.86).

A pesar de que es complicado comparar los diferentes estudios publicados porque siguen una metodología y registran los eventos de forma diferente, todos ellos apuntan a que el método BLW es un método seguro para iniciar la alimentación del bebé. 

Referencias

1. Kahraman A, Gümüş M, Binay Yaz Ş, Başbakkal Z. Baby-led weaning versus traditional weaning: the assessment of nutritional status in early childhood and maternal feeding practices in Turkey. Early Child Dev Care. 2020;190(5):615–24.

2. Fu XX, Conlon CA, Haszard JJ, Beck KL, von Hurst PR, Taylor RW, et al. Food fussiness and early feeding characteristics of infants following Baby-Led Weaning and traditional spoon-feeding in New Zealand: An internet survey. Appetite. 2018;130:110–6.

3. Pearce J, Langley-Evans SC. Comparison of food and nutrient intake in infants aged 6–12 months, following baby-led or traditional weaning: A cross-sectional study. J Hum Nutr Diet. 2021 Sep 2;jhn.12947.

4. Fangupo LJ, Heath ALM, Williams SM, Williams LWE, Morison BJ, Fleming EA, et al. A baby-led approach to eating solids and risk of choking. Pediatrics. 2016;138(4).

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.