Mi bebé no come nada – Modo papillas

Mi bebé no come nada – Modo papillas

“Mi bebé se niega a comer, intento distraerla pero nada, cierra la boca y se niega a abrirla, estoy desesperada”

Hay diferentes maneras de ofrecer la alimentación complementaria: papillas, picados, mixtos, BLW, si te has informado sobre los distintos métodos para introducir los sólidos a los bebés, y has elegido las papillas o triturados, te vamos a explicar algunas cosas a tener en cuenta para alimentar a tu bebé.

La alimentación complementaria no tiene porqué empezar a los 6 meses y 1 un día, sino que deberíamos tener en cuenta ítems muchísimo más importantes para saber si está preparado para comer sólidos:

  • ¿Se mantiene sentado en una trona con ayuda sin tambalearse o caerse hacia los lados?
  • ¿Ha perdido el reflejo de extrusión de la lengua? (movimiento reflejo que permite al bebé expulsar de la boca cualquier objeto sólido que alcance la parte anterior de la lengua, es un movimiento reflejo de autoprotección que evita atragantamientos por cuerpos extraños y que desaparece entre los 5 y 8 meses de vida aproximadamente).
  • ¿Muestra interés por la comida?
  • ¿Es capaz de mostrar hambre o saciedad con gestos? Sabe decir que no, o señalar, etc…
  • ¿ Su desarrollo psicomotor le permite mirar un objeto, agarrarlo con la mano y llevárselo a la boca?

 

Si alguna de estas respuestas es no, significa que aún no está preparado para comer sólidos, con lo cual aquí tienes una posible señal de porqué no come, si es vuestro caso.

 

“Ya pero antes se empezaban a dar las papillas a los 3 o 4 meses, ¿no?

Correcto, pero “antes” fue la época en la que no se sabía nada de lactancia y las madres no daban el pecho. Fue el boom de la leche de fórmula, pero ésta no aportaba los nutrientes que aportan las fórmulas de hoy y se debían complementar con alimentos, que por narices tenían que ser en formato muy líquido, pues los bebés, a esa edad, aún no estaban preparados para otras texturas,

“La superioridad de la leche materna sobre cualquier otro alimento hace que deba ser el alimento aconsejado y recomendado para el recién nacido y lactante sano durante los 6 primeros meses de vida, ya que su composición se adapta a las limitaciones fisiológicas del tubo digestivo, del metabolismo intermediario y de la función renal. Aportando una serie de ventajas: nutricionales, inmunológicas, psicológicas y económicas.“ – AEPED

 

“Ya, pero yo le doy fórmula y el pediatra me ha dicho que debo empezar con sólidos cuando cumpla 4 meses”

Esta es una recomendación habitual, pero no está alineada ni actualizada con las recomendaciones oficiales de organismos internacionales y nacionales como la OMS o Nacionales como la AEPED:

“Cuando no sea posible la alimentación al pecho materno se realizará con las llamadas leches para lactantes o fórmulas de inicio. Son leches elaboradas a partir de la leche de vaca y sustituyen a la leche materna para los lactantes sanos durante los 6 primeros meses de vida y pueden ser utilizadas junto a otros alimentos hasta el año de vida.”

 

A tener en cuenta…

 

  • La comida sólida complementa la lactancia hasta el primer año.

 

Eso significa que el bebé de esta edad debe alimentarse con leche para entrar en un periodo transicional en el que se inicia la diversificación alimentaria. Al fin y al cabo, es una manera de empezar a incorporar colores, texturas, olores, nutrientes… Es una manera de aprender, de probar, de experimentar, de ver cómo reacciona el cuerpo, de observar (alergias, reacciones, tolerancia…) con el fin de que llegados al año de edad (siempre aproximado) ese bebé sea capaz de comer comida sólida e irla incorporándola como principal para dejar la leche como alimento complementario.

 

“Vale, mi bebé cumple todas las condiciones, pero se niega a comer”

Es una consulta común, bebés que no quieren papillas, ni probar texturas nuevas, etc.

Vamos a dar un repaso a algunos tips básicos para que el momento de la comida sea un momento agradable de relación y alimentación:

 

 

  • Tan importante es la presentación cómo la calidad del plato: No por hacer papillas debemos abandonar la presentación, las buenas formas, y la calidad nutricional.

 

  • Los horarios no son importantes a esas edades, es difícil pensar que después de una lactancia a demanda ahora vamos a desayunar a las 8h a comer a las 12h, merendar a las 16h  y a cenar a las 19h. No tiene mucho sentido, ¿verdad?. Recuerda que el bebé sigue tomando leche, con lo que quizás, si de manera relajada, le ofrecemos comida cuando nosotros comemos, sin que tenga 4 ojos mirándolo, la presión y la sensación para él será mucho más llevadera y seguramente mostrará más interés. Al final, los horarios y las rutinas se van a incorporar de manera natural, igual que lo están en nuestras vidas.

 

  • Un plato tiene que entrar por los ojos. Se llama empatía, ¿o tú te comerías según qué? Un bebé necesita colores y olores agradables, o sea que no se trata de coger la paella del domingo y pasarla por el turmix, sino de tener mucho cuidado en cómo siente la comida nuestro bebé. Debe ser un momento de explosión de los sentidos: olores, sabores, texturas… debe poder experimentar, ponerse contento y esperar ese momento con alegría, pero no todo vale. El plato tiene que tener un aporte nutricional óptimo, hay que huir de los procesados y los añadidos como los azúcares por “muy buena pinta que tengan”

 

  • No se vale ponerle una cuchara y no dejar que la use. Si has optado por las papillas, prepárate para la guerra con humor, pon un hule en la mesa y quítale la ropa a tu bebé. Usa la cuchara para ofrecerle la comida, pero NO SE LA METAS EN LA BOCA. Es muy necesario que tu bebé muestre sus ganas de comer o su sensación de saciedad, y con una cuchara atacando cada 10 segundos es muy difícil: puedes coger la cuchara y situarla a la altura de sus ojos, pero sin avasallar, ofreciendo, no enchufando, y que sea el bebé el que se incline hacia ella para comer. Si no lo hace o no muestra interés, es importante tener una segunda opción. Cuando coma, aparta la cuchara de su cara, deja que saboree y que trague tranquilamente, y no vuelvas a coger la cuchara hasta que haya tragado y respirado. Si él tiene su propia cuchara e intenta comer, deja que lo haga, permítele probar, confía en él, observa como aprende.

 

  • Los movimientos masticatorios reflejos aparecen sobre los 7 meses, con lo que, aunque hayas decidido empezar con papillas, ten en cuenta que el bebé necesita empezar a masticar. Es importante empezar a aumentar la consistencia de los alimentos sin prisa pero sin pausa. En breve publicaremos un post sobre la transición de los alimentos.

 

  • Cuando diga NO o cierre la boca, se acabó. No intentes convencerle, ni distraerle a ver si cuela, mucho menos a hacerle el truco de cambio de chupete-cuchara ni chantajearle con “mamá te va a querer mucho”, etc. Eso es forzar y si hay algo en lo que todos los organismos y profesionales de la nutrición están de acuerdo de manera unánime, es que NO SE DEBE FORZAR NUNCA a un niño a comer. Respeta su decisión, ofrécele el siguiente alimento o el pecho y de nuevo, si le apetece bien y sino, también.

 

Si aún cumpliendo con todo esto tu bebé se niega a comer:

 

  • Las comidas, además de nutrirnos tienen que ser momentos placenteros, de calma, de tranquilidad, de relación, ¿o a nosotras nos gusta comer con prisa, alimentos que no nos gustan o comer cuando no nos apetece? Pues eso. Si las comidas se están convirtiendo en momentos de rabietas, llantos, tensión y estrés, vamos por mal camino.

 

  • Si esto está pasando, lo más probable es que no estemos cumpliendo con lo comentado más arriba. Si tu bebé solo ver la comida se pone a llorar, apártala un par de días de su dieta y aliméntalo de nuevo exclusivamente con tu leche.  Intenta hacerlo en fin de semana, cuando estéis tranquilos, cuando no te tengas que ir a trabajar y puedas estar tú al 100%.

 

  • Un par de días más tarde, vuelve a empezar, ¡con alegría! Integra a tu bebé en la mesa con vosotros, deja que sea él el que pida probar, intenta no mezclar alimentos aún y ofrecerle dos o tres opciones de distintos colores, texturas y sabores. Pon una cuchara a su alcance y que pruebe. No pasa nada si no usa la cuchara, es sólo simbólica. Deja que meta las manos en el bowl y que se las chupe. Que pruebe poquito a poco y que se convierta en un momentazo para todos.

 

  • Si aún no come y tiene menos de 7 meses, es que probablemente no esté preparado. Espera un poco.

 

  • Si tiene más de 7 meses y no come absolutamente nada, aún poniendo en práctica lo comentado en este post, puede ser el momento de consultar con un profesional especializado para valorar la ingesta o con el pediatra para valorar otros motivos (lee + aquí)

 

  • Cuando empiece a comer, es de VITAL IMPORTANCIA que transmitas todo esto a las personas que están con él en los momentos de las comidas. Si ya has empezado a trabajar y se queda con la canguro, la abuela o la guardería, investiga cómo le están ofreciendo la comida y haz los cambios pertinentes. Respetar esta etapa tan importante es crucial para que cuando este bebé se convierta en niño, pueda gozar de autonomía y quiera probar sensaciones nuevas.

Si te has quedado con ganas de más, atenta, porque Iria Quintans , dietista nutricionista de Nutrienfamilia nos está preparando una entrada para explicaros la transición de los triturados a los sólidos ¡”comme il faut”!

*Es importante recalcar que en todo momento estamos hablando de bebés sanos que se encuentran dentro de la normalidad. Si no estás segura si es vuestro caso, no dudes en consultar con un profesional pediátrico.

Share

4 comentarios sobre “Mi bebé no come nada – Modo papillas

  1. Mi bebé tiene 6 meses y cumple los items para empezar con la AC. Quisiera hacer BLW, pero entre que empiezo a trabajar a mitad de septiembre y yo no estaré. Y que no podré ofrecerle el pecho antes que la AC. Me preocupa más que deje la lactancia que pierda peso. No se como hacerlo. Me podeis ayudar?!

    1. Hola y gracias por escribirnos.
      Lo siento pero no respondemos consultas desde el blog. Por favor, entra en la app de LactApp y contacta con nosotras desde ahí para que nuestro equipo de expertas pueda resolver tu consulta de forma personalizada. Ya sabes que la app es gratuita y puedes descargarla desde Apple Store o desde Google Play. Un saludo!

  2. Hola tengo una bebé de 7 meses y sufro bastante para que coma ya qie no quiere hacerlo esta con 7.500 desde los cinco meses y medio no sube se mantiene, cada vez que le ofrezco los alimento es llanto para ella solo me acepta 4 a 5 cucharadas nada más que puedo hacer!!!

    1. Hola Emma,
      gracias por la confianza. No dudes en entrar en la app de LactApp para que puedan responderte nuestras expertas. La app es gratuita y está disponible para Android y iOS. ¡Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *