El destete de Delfi, por Caterina – Cuéntanos tu lactancia

El destete de Delfi, por Caterina – Cuéntanos tu lactancia

Hola quería compartirles mi experiencia con el destete!! Primero quería agradecerles por todo el apoyo que brindan a través de esta red tan contenedora.

Me llamo Caterina, soy de Buenos Aires, Argentina, y las leo desde que estaba embarazada.

Desde que nació mi hija Delfina, disfruté la lactancia desde el primer momento sin complicaciones, LME los primeros seis meses, yendo y viniendo del trabajo con el sacaleches. Después seguimos con alimentación complementaria y a medida que crecía, la demanda era mayor. A todo esto agrego que ella nunca quiso tomar mamadera (biberón) con fórmula pese que a veces no llegaba con la leche que me extraía, y al año de vida directamente no quiso más mamadera. Ella me esperaba a que volviera del trabajo para mamar.  No sé porqué, imaginé que iba a disminuir las tomas a medida que se hiciera mayor, pero todo lo contrario. La mayoría de las noches eran intensas, no lloraba, pero tomaba como recién nacida y peor, porque mientras mas mayor, mas inquieta: me pellizcaba, se movía, me tocaba el otro pecho mientras mamaba, en cuestión, no descansaba nada, y por las mañanas me quería morir del sueño que tenía.

A sus 15 meses llegó al punto máximo de demanda de teta, y yo ya no podía mas, yo lloraba del sueño, del cansancio mental y corporal, de las contracturas en mi espalda por dormir de lado sin moverme para no aplastarla… Así que empecé a ver el fin de nuestra lactancia.

Esperé a que se calmaran las aguas y a los 19 meses tuvo una gastroenteritis donde no tenía ganas de mamar, solo quería agua, así que “aproveché” el momento.

Los primeros tres días fueron “fáciles” porque ella se sentía débil y se dormía de forma autónoma. El cuarto día fue de terror, lloró desconsolada, me pegaba…ella sabía que no había más teta. No sabía cómo dormirla y lo hizo llorando en la cama mientras yo le hacía caricias en la pancita. El quinto día se durmió sola entre el papá y yo hasta la mañana siguiente. Ayer volvió a llorar y me mordió el hombro, pero yo intenté en todo momento abrazarla, contenerla, porque se lo duro que es para ella y para mí también, me siento tan triste por momentos… esa mezcla de emociones que solamente las madres entendemos..

Lo que más me preocupaba era saber cómo iba a dormir a mi hija de otra manera, porque la teta me solucionaba todas esas cosas, pero todo se va dando, poco a poco.

Delfi sabe que ya no hay mas teta, ya no la pide pero si me dice “mama” con una entonación como si me pidiera ayuda. En esos momentos, empezamos a improvisar para hacer este proceso mas llevadero, con mucho amor de mi parte y de su papá, finalmente tratando de cerrar una etapa tan hermosa que nos hizo tan feliz.

Desde ya, muchas gracias por todo lo que hacen ❤️

Share

Un comentario sobre “El destete de Delfi, por Caterina – Cuéntanos tu lactancia

  1. Me anima mucho tu historia.Mi hijo de 19 meses casi..esta igualito a tu hija..es agotador de dia y de noche toma 20 vecea..estoy cansada.Te quiero preguntar ..tu hija comia bien comida?pk mi hijo no quiere comer ..por eso me estoy planteando como destetar.Gracias por tu historia😘

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *