fbpx
Tengo VIH, ¿Puedo amamantar?

Tengo VIH, ¿Puedo amamantar?

Hoy es el Día Mundial Contra el Sida y en LactApp hace un año que lanzamos esta entrada para tratar el tema. Para ampliar la información, hoy queremos hablar de una técnica que —si se siguen correctamente las medidas—, puede asegurar la destrucción del VIH de la leche materna y permite que el bebé la tome con seguridad.

Sabemos que diversas enfermedades graves se transmiten a través de la leche materna: HTLV-1 y 2, CMV… Y también el VIH.

Las madres con VIH pueden amamantar si cumplen unas serie de requisitos para minimizar el contagio a través de la leche. Pero, a pesar de todo, hay madres que necesitan un plus más de seguridad.

Cerca del 29% de las mujeres embarazadas en Sudáfrica están infectadas por el VIH. La infección por el VIH puede transmitirse de madre a hijo durante el embarazo, durante el parto y también durante la lactancia. En los países en vías de desarrollo dar fórmula al bebé no es una buena opción por la falta de recursos y de higiene de las familias, la contaminación del agua… Por esta razón, se desarrolló la Pasteurización Pretoria que permite a las madres que no pueden acceder a la leche artificial ofrecer leche a sus hijos con mayor seguridad. Lo que parecía una opción válida solo para estas situaciones cada vez más es usada por madres en países desarrollados que no quieren dar fórmula a los hijos pero tampoco se sienten seguras dando el pecho directamente.

Sabemos que el virus del VIH se destruye mediante calor, pero hervir la leche materna podría destruir la mayoría de nutrientes y células vivas que tanto valoramos de la lactancia materna. 

La pasteurización Pretoria es un método por el cual una madre infectada por el VIH puede inactivar el virus de forma casera. El proceso consiste en la extracción de su leche  y el posterior tratamiento casero mediante calor para hacer que su leche sea totalmente segura para su bebé. Con este sistema sólo disminuye aproximadamente el 30% de los componentes nutricionales e inmunológicos y, por el contrario, se destruye todos los microorganismos.

¿Cómo se realiza la Pasteurización Pretoria?

La Pasteurización Pretoria es una técnica que trabaja sobre el principio de la transferencia pasiva de calor sobre la leche. Se puede realizar en casa porque no es una técnica compleja ni requiere gran inversión en materiales.

Para pasteurizar la leche es necesario disponer de:

  • Una cacerola u olla de aluminio de un litro de capacidad
  • Un tarro de cristal de unos 400ml
  • Entre un mínimo de 50ml y un máximo de 150ml en cada pasteurización.

Los pasos a seguir son:

1.- Antes de extraerse la leche, es necesario un lavado de manos a fondo con jabón.

2.- Almacenar la leche materna extraída (mínimo 50 ml*) dentro del tarro de cristal.

3.- Poner la cacerola de aluminio al fuego con un litro de agua.

4.- Cuando el agua hierve de manera vigorosa, se aparta del fuego.

5.- Colocar el tarro de cristal que contiene la leche materna dentro de la cacerola de 10 a 15 minutos.

6.- Posteriormente, retirar la leche y colocarla en recipientes adecuados para congelarla. Enfriar la leche en un recipiente con agua y hielo, etiquetar y congelar inmediatamente.

*En caso de extraerse menos de 50 ml, es mejor acumular la leche en otro recipiente (limpio, seco y apto para uso alimentario) hasta conseguir esta cantidad como mínimo.

Más información en infoforhealth.org

Share

Un comentario en «Tengo VIH, ¿Puedo amamantar?»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

DESCARGA LA APP GRATIS