fbpx
¿Se puede tomar Cariban dando el pecho?

¿Se puede tomar Cariban dando el pecho?

“Estoy embarazada de 8 semanas y mi hijo de 2 años aún toma teta. Tengo que destetar para empezar a tomar Cariban porque en la web de e-lactancia pone que es riesgo alto (…)”

Esta es una consulta que cada vez se repite más en el chat de la app y en nuestras redes. ¿Qué pasa si te quedas embarazada y tienes que tomar este conocido medicamento para combatir la náuseas?

Sin duda una de los trabajos más maravillosos y que han ayudado a más madres es la web de los pediatras de APILAM e-lactancia. Es fácil de entender y en un vistazo nos permite saber si un medicamento, una prueba diagnóstica o una situación relacionada con la salud de la madre es compatible con la lactancia. 

Ya sabéis que funciona mediante un semáforo de colores que indica si la toma de un medicamento supone un riesgo en relación a la lactancia: 

 

e-lactancia

Vamos a ver qué pasa en el caso del Cariban: 

 

Compatibilidad de Cariban y lactancia materna

Lo primero que vemos es que está catalogado como riesgo alto para la lactancia y esto ya nos pone en alerta. Pero si nos fijamos, vemos que este medicamento está compuesto por dos fármacos. Un de ellos está de color verde, y el otro está marcado de color naranja, que indica que tiene risgo. Este es el que hay que valorar:

Compatibilidad de Cariban y lactancia materna

El texto nos dice que es un antihistamínico de primera generación (con los años han ido mejorando los antihistamínicos y no presentan tantos efectos secundarios, los de tercera generación por ejemplo no dan sueño) y que no hay datos en relación a la lactancia. Esto implica que no hay estudios realizados con mujeres lactantes que hayan tomado Doxilamina. Seguidamente, nos cuenta que el paso a la leche es probable y que en un estudio con mujeres lactantes que toman antihistamínicos se detectó que sus bebés lloraban más y estaban un poco más irritables. Y deja claro que lo ideal sería tomar un antihistamínico más seguro y que no tenga efectos sedantes (de tercera generación) en el caso de prematuros y lactantes menores de un mes. 

¡Y aquí está la clave!

Este fármaco puede suponer un riesgo de sedación, lo que implica de rebote un menor número de tomas en un bebé prematuro. Y cuando hablamos de prematuros no se refieren a bebés que hayan nacido prematuros y ahora tengan, por ejemplo, cuatro meses. Se refieren a madres que tengan bebés prematuros en este momento. Por tanto, es muy improbable que un bebé de más edad llegue a dormir ni 30 segundos más de lo habitual aunque tome un poco de leche que contenga este fármaco. 

Si estás embarazada y tu bebé tiene meses o años, el Cariban es un fármaco seguro en la lactancia que te aliviará las típicas náuseas. No es necesario destetar para tomarlo.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *