fbpx
Síntomas de embarazo: ¿qué vas a notar?

Síntomas de embarazo: ¿qué vas a notar?

Los primeros síntomas de embarazo a veces son un poco desconcertantes. Vamos a hablar de los que puedes sentir desde los primeros días de embarazo hasta las primeras semanas.

Durante el embarazo, el cuerpo pasa por muchos cambios debidos a la propia fisiología de la gestación (cambios hormonales, de posición de los órganos, …) y también al crecimiento del bebé. Es probable que estos síntomas aparezcan ya desde los primeros días de gestación, que vayan y vengan o que cambien durante el embarazo.

Cada mujer y cada embarazo es un mundo y los va a vivir de forma distinta, tanto en intensidad como en recurrencia.

Primeros síntomas de embarazo

Uno de los primeros signos y síntomas que una mujer experimenta es la falta de menstruación. A la cual se le pueden añadir las molestias en la zona baja del abdomen o de la zona lumbar, teniendo una sensación como si tuviera que llegar la regla. 

Además de esa falta de menstruación pueden aparecer las molestias habituales que se presentan durante el periodo previo a la menstruación: sensación de hinchazón, pechos más sensibles al tacto o roce, cansancio, una leve molestia bajo vientre o zona lumbar, etc.

Estas molestias deberían ceder, en caso contrario, sería bueno poder valorarlo con tu matrona o ginecóloga.

Sangrado de implantación (sangrado en el embarazo)

Algunas mujeres van a tener un pequeño sangrado que suele ocurrir en el momento en que el óvulo fecundado es implantado en nuestro tejido del útero (conociéndose como sangrado de implantación). Suele ser común y no suele ser un signo de problema. Habitualmente, se produce pasados los 10-15 días de la ovulación y suele ser un sangrado menor a una menstruación, de coloración más bien marronosa y suele durar unas 24-48h.

Sensibilidad en los senos durante el embarazo

Otro síntoma que suele ser común es la molestia en los pechos, mayor sensibilidad, incluso puede que te moleste cualquier tipo de roce con la ropa. 

Es debida a que las hormonas del embarazo, principalmente los estrógenos, ya están preparando tu pecho para la lactancia posterior, a parte de la sensibilidad, probablemente vas a notar cambios de tamaño y forma también. Tenemos un post en el que podrás leer los cambios que puede sufrir el pecho durante el embarazo

Cansancio durante el embarazo

Durante las primeras semanas, al igual que en las últimas semanas de embarazo, puede ser común estar más cansada o con más sueño, que también puede ser debido a la acción de las hormonas del embarazo. 

Quizás el ejercicio, el descanso y una dieta adecuada puede hacer que te sientes mejor y con más energía.

A veces, esta situación de cansancio es debido a una anemia fisiológica del embarazo. Uno de los cambios que conlleva el embarazo es un aumento del volumen de sangre, y esta está algo más diluida de lo normal. 

Habitualmente, esto conlleva una situación de anemia con la que hay mujeres que se sienten más cansadas y con mucha falta de energía. En caso que te sientas así, puedes comentarlo con tu matrona o ginecóloga y poder valorar el tratamiento más adecuado para ti.

Mareos durante el embarazo

En relación al apartado anterior, existe también la acción que las hormonas ejercen sobre tus vasos sanguíneos, estas hormonas hacen que tus vasos estén más relajados y laxos, para poder acoger a todo este aumento de volumen sanguíneo. Y esta situación te puede hacer sentir más sensación de mareo o, incluso, de desmayo.

Algunos consejos para intentar disminuir esta sensación serían, por ejemplo, evitar estar de pie por largos periodos de tiempo, levantarse lentamente cuando estés acostada o sentada, evitar los baños muy calientes y llevar ropa cómoda poco ajustada.

Náuseas en el embarazo

Las náuseas y/o vómitos pueden ser también comunes. Habitualmente se presentan por la mañana y son las conocidas “náuseas matutinas”. Quizás puede ayudarte tomar algo sólido antes de levantarte de la cama y, durante el día, evitar sólidos o líquidos muy calientes, alimentos grasos y/o especiados.

Puede ser habitual tener estas náuseas y vómitos durante las primeras semanas de gestación y hasta el final del primer trimestre, aunque hay mujeres que las experimentan durante todo el embarazo, llegando a veces a ser una situación muy intensa que puede requerir ingreso en el hospital para mantener una hidratación normal.

Ardor en el embarazo

La acidez gástrica también puede estar presente durante el embarazo y se puede intentar prevenir ingiriendo porciones pequeñas de comida, evitar los alimentos grasientos y evitar recostarse inmediatamente después de comer.

Dolor de espalda 

A medida que el embarazo va avanzando, pueden aparecer otras molestias, como por ejemplo, el dolor de espalda. Debido a la modificación que sufre la espalda debido al aumento de la curvatura de la espalda, pueden aparecer molestias a la altura de las lumbares. 

En caso que sientas estas molestias, te puede ayudar realizar ejercicios de estiramiento suaves, mantener una buena posición del cuerpo a la vez que sientes que estés cómoda y, en caso necesario, puedes contactar con una fisioterapeuta especializada en gestación que te ayude a mantener una buena alineación del cuerpo.

Varices en el embarazo

Las varices pueden estar también presentes durante el embarazo debido al crecimiento de la barriga y del aumento en el volumen de sangre que hemos comentado con anterioridad. Pueden estar presentes en las piernas así como en la vulva. Mantener las piernas en alto, aplicar algún masaje en la zona y evitar pantalones muy ajustados te pueden ayudar a mejorar estas molestias.

Orinar en el embarazo

A partir del segundo trimestre, puede ser que notes aumento del flujo vaginal y que tengas más necesidad de vaciar la vejiga. Son situaciones esperables durante el embarazo, aunque si esto te produce molestia, se puede comentar con tu matrona o ginecóloga para descartar otras situaciones que también pueden estar presentes, como una candidiasis o infección de orina.

Estreñimiento en el embarazo

Otra situación que puede ser habitual, aunque es molesto, es la aparición de estreñimiento debido al aumento de presión que ejerce el útero encima del intestino. 

Para intentar mejorar la situación, puedes aumentar la ingesta de líquidos y tomar alimentos que aporten más fibra (como las legumbres, cereales integrales, fruta y verdura). En el momento de ir al baño, te puede ayudar tener los pies encima de un pequeño taburete. Esta posición facilitará la salida de las heces.

Si aún así, la situación es intensa y no mejora, puede ser buena idea poder acudir a una fisioterapeuta de suelo pélvico, ya que puede estar relacionado con dificultades en esta zona.

Tu piel en el embarazo

También se pueden observar cambios en la piel: puede que haya zonas que se oscurezcan (como la línea alba, las areolas y la vulva o que aparezcan más manchas en la piel) o zonas en las que aparezcan estrías. 

Éstas últimas no siempre se pueden evitar, pero puedes intentar mantener una buena hidratación de la piel con cremas hidratantes, practicar ejercicio físico o realizarte masajes circulares.

Como ves, podemos experimentar bastantes situaciones debido a los cambios y a la fisiología del embarazo. Aún así, no dudes en acudir a tu matrona o ginecóloga si lo crees necesario.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

DESCARGA LA APP GRATIS