fbpx
Sensación de pinchazos y quemazón en el pecho | ¿Tengo mastitis subaguda?

Sensación de pinchazos y quemazón en el pecho | ¿Tengo mastitis subaguda?

En muchas ocasiones nos contactan mujeres que hace días o semanas (¡o hasta meses!) que tienen sensación de escozor en los pezones, sobre todo al inicio de la toma y justo después de ésta. A veces, también con dolor en el pecho y sensación de pinchazos que van hacia las costillas. Los pezones suelen estar más rosados de lo habitual y, en algunos casos, aparecen perlas de leche o grietas que no hay forma de curar, o que aparecen y desaparecen.

Todas estas sensaciones podrían estar relacionadas principalmente con un mal agarre y de hecho, si tenéis este tipo de molestias, lo primero que habría que hacer es revisar que el agarre del bebé sea el adecuado.

Pero en los últimos años, y después de trabajar mucho el tema del agarre y ver que había madres que aun así seguían con dolor y molestias, se empezó a investigar y conocer más acerca de las bacterias que contiene la leche materna. De aquellas nuevas investigaciones, aparecieron nuevas tipificaciones de mastitis, diferentes de la conocida mastitis aguda. La primera de la que os queremos hablar es de la llamada mastitis subaguda. Para ello os respondemos a vuestras preguntas más habituales:

 

¿A qué se deben estas molestias o el dolor que comporta la mastitis subaguda?

La leche de la mujer que amamanta está llena de bacterias “buenas” que son beneficiosas tanto para la madre como para el bebé. Por diferentes motivos, algunas de ellas pueden aumentar en cantidad y empezar a depositarse en los conductos por donde sale la leche, que junto con otras sustancias, pueden hacer que los conductos se estrechen y que la leche fluya más despacio. A veces, incluso llegan a obstruir completamente el conducto causando las llamadas perlas de leche.

 

Entonces, ¿no sale leche?

La leche sale, pero es posible que fluya con más dificultad, haciendo que el bebé se enfade más cuando mama, que tengas la sensación de que está más nervioso y tira más del pezón, y todo ello haciendo más dolorosa la toma aún si cabe.

 

Me han dicho que tengo candidiasis en el pecho y además mi bebé tiene muguet

Durante mucho tiempo se pensó que las cándidas (hongos) en el pezón causaban esta sintomatología y se recomendaba aplicar antimicóticos (cremas específicas para los hongos) en el pezón y areola. En muchas ocasiones el dolor de la madre en el pecho coincidía con la aparición de hongos o muguet en la boca del bebé.

Las investigaciones sobre microorganismos presentes en la glándula mamaria han descartado la presencia de cándidas: el pezón y areola no son sitios donde éstas se puedan reproducir fácilmente, y tampoco los conductos. Estos estudios descubrieron que son bacterias y no hongos las que producen el dolor o malestar en el pezón y el pecho, y así mismo, estas bacterias pueden favorecer el crecimiento de hongos en la boca del bebé

 

¿Qué tengo que hacer primero?

Antes que nada hay que buscar la causa de la mastitis. Si no tratamos la causa, aunque sigas las siguientes recomendaciones, es posible que en poco tiempo vuelvas a estar igual. Repasa la técnica de la lactancia. Recuerda que ni en el momento del agarre ni posteriormente debe doler el pecho. Si reposicionando al bebé no es suficiente, busca ayuda, y que una experta valore la boquita del bebé para ver la movilidad de su lengua. Muchas veces, si consigues una buena técnica y baja el dolor en la toma, las molestias mejoran a los pocos días y es posible que no necesites más tratamientos.

 

Pero además tengo el pezón destrozado ¿qué debo hacer?

Si tienes grietas, conviene lavarlas dos o tres veces al día con agua y jabón neutro para la piel, secarlas con toallas de papel desechable y mantenerlas limpias durante el día. Es importante cuidarlas, ya que son una vía de entrada de microorganismos.

Si tienes perlas de leche, en este caso no se recomienda tocarlas ni pincharlas, ya que es todo el conducto el que puede estar obturado por las bacterias. Si se tocan pocas veces mejoran las molestias y, en cambio, puede haber más posibilidad de sobreinfección.

Si las molestias persisten, hay dos líneas de tratamiento, que deben ser supervisadas por una profesional de la salud: uso de probióticos o uso de antibióticos.

 

Me han hablado de los probióticos, ¿sirven?

Los probióticos son microorganismos vivos que están destinados a mejorar la flora de cierto lugar del cuerpo. Específicamente, para el pecho se ha visto que hay dos tipos de probióticos que podrían ayudar cuando hay síntomas de mastitis subaguda: el lactobacillus fermentum y el lactobacillus salivarius. Parece que podrían mejorar entre el 60 y el 80% de los casos, por lo que aunque todavía haya pocos estudios sobre el tema, al tener escasos efectos secundarios pueden ser una buena elección.

 

Ya los he tomando y no han funcionado, ¿qué más puedo hacer?

Como hemos comentado anteriormente, los probióticos no funcionan en todos los casos. Cuando las molestias no remiten al cabo de un tiempo de usarlos, sientes mucho dolor o si disponemos de un cultivo de leche que nos señale qué antibiótico tomar, podría estar indicado un tratamiento antibiótico. Es importante que los antibióticos que se usen sean recetados por una médico.

 

He tenido muchas mastitis en estos meses de lactancia ¿qué debo hacer?

Si tienes la posibilidad de hacer un cultivo con antibiograma de leche cuantitativo, adelante. Es una herramienta muy importante para poder saber qué bacteria o bacterias son las causante del problema y, por lo tanto, también para tratarlo mejor. La dificultad aquí es que el laboratorio los haga según los protocolos específicos, ya que la forma de hacerlos y contabilizarlos es diferente a la usada para los cultivos de sangre u orina, por ejemplo.

 

Para el tratamiento y abordaje de este tipo de problemas os facilitamos un enlace donde encontraréis la guía Prioam, realizada por expertos en infecciones: http://guiaprioam.com/indice/mastitis-y-absceso-mamario-lactacional/

Si tienes dolor, no dudes en pedir ayuda. En la lactancia materna el dolor no es normal e indica que alguna cosa se puede mejorar. Sabemos que es un tema controvertido, con muchos puntos de vista y posicionamientos distintos. Es necesario promover la investigación sobre temas relacionados con la lactancia materna para poder dar luz a dificultades comunes que se encuentran las madres durante este período.

 

Si tienes alguna duda, puedes entrar en el chat de LactApp donde nuestras expertas te ayudarán a resolverlas.

Share

Un comentario sobre “Sensación de pinchazos y quemazón en el pecho | ¿Tengo mastitis subaguda?

  1. Hola buenas tardes, llevo 2 semanas con senaacion de quemazón en el pecho que aumenta después de amamantar a mi bebé y cuando me agacho siento un ardor en el pecho insoportable. Me diagnosticaron mastitis pero esta sensación ha aparecido después. Mi bebé en este tiempo al mamar tira del pezon, da cabezazos y se enfada. Tome anaclosil para la mastitis pero la quemazón del pecho no ha desaparecido. Me podrían decir que me pasa y como puedo solucionarlo. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *