fbpx
Relato: “No me sentí respaldada por el sistema”

Relato: “No me sentí respaldada por el sistema”

“No me sentí respaldada por el sistema” es el título que le hemos dado a este relato de lactancia que nos ha mandado una lactappera. Y es que como ella misma explica, aunque la lactancia materna es la opción recomendada por los organismos oficiales, las madres no siempre reciben el soporte necesario para poder a amamantar cuando es lo que desean. Si queréis mandarnos vuestro relato, podéis hacerlo a [email protected]

Esta es la segunda vez que escribo esta historia, que no pretende ser más que un apoyo a todas esas madres que cada vez que leen una historia de éxito se sienten pequeñas. La escribí para compartirla, pero entonces dudé. No sabía si serviría de ayuda a alguien, pero si sirve aunque sea para que una madre se sienta mejor, habrá valido la pena.

Hoy mi hija ya tiene 9 meses y puedo decir que disfrutamos mucho de la lactancia, pero no siempre fue así.

Nuestros inicios respecto a la lactancia fueron difíciles. Tuvimos un parto por cesárea, y ya en el hospital tenía la sensación de que algo no iba bien. Las tomas eran muy cortas y la niña se dormía al pecho. Consulté, pero me decían que todo iba bien. Al ser un alta precoz en tiempos de Covid, al día siguiente vino una matrona a casa y descubrimos que había problemas con la subida de la leche. Tocaba suplementar.

Tenía muy claro que lo primero para mí era el bienestar de mi hija, y si había que suplementar, adelante. Aún así, tal como me aconsejó, en cada toma me la ponía al pecho para estimular y, entre tomas, utilizaba el sacaleches (creo que todavía le tengo manía). Mi objetivo era una lactancia materna exclusiva.

Pero en esas tomas había llantos, patadas, algunas de ellas en la cicatriz de la cesárea, tirones, arqueos… Mientras que con el biberón había calma.

Yo soy una persona que cree en la asistencia sanitaria pública e intenté recibir ayuda en mi centro de salud, tanto de mi pediatra como de mi comadrona, pero no lo conseguí, no sé si no me supe explicar. Incluso lo intenté a través de asesoramiento de lactancia privado, pero el precio del servicio no ayudaba. Así que me informé todo lo que pude e intenté hacer todo lo posible para lograr mi objetivo.

Y leía historias de éxito. Y escuchaba historias de éxito. Y en esas historias de éxito se hacía hincapié en lo bien que lo habían hecho, en que era la recompensa por su esfuerzo. Habían conseguido una lactancia materna exclusiva. ¿Pero a caso yo no me esforzaba? ¿A caso yo no merecía esa recompensa? Me hacía esas preguntas mientras mi sacaleches seguía sacando sólo unas gotitas.

Entonces llegó la frustración, porque no me sentí respaldada por un sistema que dice que la lactancia materna es lo mejor para mi bebé, pero que no me ayudaba.

Por suerte encontré un grupo de lactancia materna online de mi centro de salud que debo reconocer que me ayudó mucho cuando no sabía ni como me sentía. Donde había más historias como la mía.

No quiero que parezca que no tenía ningún apoyo, porque no es verdad, y cada uno de ellos lo hacía lo mejor que sabía. Mi pareja fue una gran parte del proceso, no sólo apoyándome, sino dándome la tranquilidad de que decidiera lo que decidiera en cuanto a la lactancia él me apoyaría.

¿Cómo acaba mi historia? Mi hija sigue tomando pecho, es una niña sana y la alimentación complementaria es una nueva aventura.

¿Una historia de éxito? Para mi, cuando una madre hace todo lo que está en su mano es una historia de éxito, sea cual sea el resultado, porque al final, el éxito es una maternidad feliz.

Share

2 comentarios sobre “Relato: “No me sentí respaldada por el sistema”

    1. Hola Angeles, por aquí no atendemos las consultas sobre lactancia pero puedes descargarte nuestra app LactApp, donde tienes mucha información sobre esto y un Canal de Consultas donde te pueden atender nuestras expertas. Gracias por confiar en nosotras!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.