Plagiocefalia y lactancia, por Marta Ibarra – Matrona & Osteópata

Plagiocefalia y lactancia, por Marta Ibarra – Matrona & Osteópata

¿Qué es la plagiocefalia?

La plagiocefalia es una asimetría de la cabecita del bebé que ocurre en un 10% de los bebés lactantes aproximadamente.

Dentro de los controles normales del bebé lactante se realizan varios exámenes para identificar ciertas asimetrías como por ejemplo la de los pliegues de los muslos entre otros. Lo mismo ocurre en la cabecita, donde además de tomar medida de la circunferencia para determinar su correcto crecimiento en tamaño, se puede detectar una asimetría en sus ejes oblicuos, lo cual se denomina plagiocefalia postural o plagiocefalia occipital, que es una asimetría o aplanamiento de uno de los lados de la parte posterior de la cabeza y según el grado se clasifican en leve, moderada y grave.

 

¿Qué la provoca?

Son varios los factores que pueden provocar que la cabecita del bebé crezca asimétrica.

La asimetría puede ser provocada intraútero, por factores de compresión, posición mantenida del bebé o por “falta de espacio” (bebés grandes, embarazos gemelares, poco líquido, etc).

También, la asimetría puede ser provocada por un parto prolongado, mal posición de la cabecita fetal en la pelvis materna, por parto instrumentado, etc.

Generalmente, estas asimetrías se resuelven en las primeras 6 semanas de vida. Sin embargo, lo que ocurre en muchas ocasiones es que el bebé tiene preferencia a apoyar la cabeza de un lado cuando está boca arriba, que es del lado de la asimetría, que inicialmente suele ser leve o muy leve, pasando entonces a desarrollar una verdadera plagiocefalia posicional al presentar cada vez más aplanamiento del lado que apoya.

En ocasiones, encontramos casos que llamamos mixtos, cuando la asimetría provocada intraútero, o intraparto se asocia también a una tortícolis (la cabecita siempre está girada hacia el mismo lado, con dificultad de girar al contrario).

 

¿Cómo sé si mi bebé sufre plagiocefalia?

Normalmente, notaremos que en la parte posterior de la cabeza del bebé hay un lado más aplanado que el otro, suele ser el lado del que prefiere girar la cabeza cuando está tumbado boca arriba. También podemos notar una orejita más salida que la otra, y la frente un lado ligeramente más abombado que el otro.

 

¿Cómo identificarla?

Inicialmente puede ser difícil de percibir la asimetría en la cabecita del bebé recién nacido incluso en la consulta de pediatría o de osteopatía. Normalmente los bebés que vienen a mi consulta derivados por el/la pediatra/enfermerx suele ser cuando ya tienen 3-4 meses (ya es una plagiocefalia posicional evidente).

Pero podemos intuir una plagiocefalia, cuando el bebé tumbado boca arriba siempre tiende a girar la cabeza hacía el mismo lado, de modo que conforme va creciendo vamos viendo un lado más aplanado cada vez.

 

¿En qué afecta la plagiocefalia a la lactancia?

La plagiocefalia asociada a tortícolis hace que el bebé normalmente tenga preferencia por un pecho (del lado que le es fácil girar y siempre apoya su cabeza). Sin embargo, en el pecho contrario puede haber mal agarre, en ocasiones mastitis de repetición de este pecho y la madre refiere que no lo siente cómodo mamando de este lado.

 

¿Cómo puede ayudar la lactancia en la evolución de la plagiocefalia?

Los cambios de posición en el amamantamiento son siempre beneficiosos para intentar que la cabecita no esté siempre apoyada del mismo lado.

La suerte es que las mujeres que dan pecho pueden ayudar a sus bebés con plagiocefalia cambiando la posición de amamantamiento del bebé (clásica, rugby, caballito, tumbados de lado…) para así minimizar la fuerza de presión siempre en el mismo lado de la cabeza del bebé.

 

¿Qué puedo hacer para corregir la plagiocefalia?

La osteopatía trata de dar movilidad a las zonas donde no la hay y así liberar pequeñas tensiones que puedan existir, permitiendo así que el crecimiento en armonía de todo el cuerpo y cabecita del bebé.

Se sabe que la terapia manual osteopática, junto con los cambios posturales y los ejercicios de estimulación visual, auditiva y motriz que recomendamos para que los padres hagan en el domicilio a su bebé, corrigen la asimetría craneal del bebé en la gran mayoría de los casos durante los primeros 8 meses de vida.

 

Marta Ibarra Vélez

Instagram

Comadrona-Osteópata

www.osteopatiamaternoinfantil.com

 

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *