No gracias, ya no me alimenta

No gracias, ya no me alimenta

A veces no nos damos cuenta de lo absurdos que son los mitos hasta que los cambiamos de contexto y hacemos un símil. Un mito de lactancia que aún sobrevive dice que la leche materna deja de “alimentar” a cierta edad. Según algunos a los 4 o 6 meses, otros dicen que a los 2 años… va a gustos y nunca os diran la misma edad. Pero sí, parece que hay un momento en la que la leche ya no alimenta o se convierte en agua o ya no aporta nada importante para la nutrición del bebé.

Para que nos hagamos una idea, la leche materna de una mujer que hace un año que amamanta aporta a su bebé un 28% más de grasa que al inicio de la lactancia. La leche materna a los dos años sigue aportado el 43% de las proteínas que el niño necesita.

La leche materna es alimento más completo y específico para cualquier bebé o niño. Es un alimento único que se modifica y se adapta a las necesidades de cada edad. Esto es algo único, que no hace ningún otro alimento, porque las manzanas alimentan igual a una niña de dos años, que a una anciana de 90 ¿no?

Esperamos haber conseguido alguna sonrisa 😉

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *