Guía de protección, promoción y apoyo a la lactancia materna de la OMS | Revisión 2018

Guía de protección, promoción y apoyo a la lactancia materna de la OMS | Revisión 2018

 

Acaba de ver la luz una nueva edición renovada de la “Guía de protección, promoción y apoyo a la lactancia materna en los hospitales y centros de salud” de OMS y UNICEF. Lo más destacable de esta revisión es la modificación el contenido  de los “Diez Pasos para una lactancia materna exitosa”.

A continuación os ofrecemos la comparación de las dos versiones:

2018

1989

1
  1. Cumplir íntegramente el Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna.
  2. Tener una política de lactancia materna  y comunicarla de manera rutinaria a los trabajadores y colaboradores.
  3. Establecer un sistema de monitoreo y gestión de datos.
Disponer de una política por escrito relativa a la lactancia natural que sistemáticamente se ponga en conocimiento de todo el personal de atención de la salud.
2 Capacitar a todo el personal de salud de forma que éste  tenga suficiente conocimiento, competencia y habilidades para apoyar la lactancia materna. Capacitar a todo el personal de salud de forma que esté en condiciones de poner en práctica esa política.
3 Informar a todas las embarazadas y a sus familias de los beneficios que ofrece la lactancia natural y la forma de ponerla en práctica. Informar a todas las embarazadas de los beneficios que ofrece la lactancia natural y la forma de ponerla en práctica.
4 Facilitar el contacto directo e ininterrumpido piel con piel y ayudar a las madres a iniciar la lactancia tan pronto como sea posible después del nacimiento. Ayudar a las madres a iniciar la lactancia durante la media hora siguiente al parto.
5 Apoyar a las madres para iniciar y mantener la lactancia materna y manejar las dificultades más habituales. Mostrar a las madres cómo se debe dar de mamar al niño y cómo mantener la lactancia incluso si han de separarse de sus hijos.
6 No dar al recién nacido ningún otro alimento diferente a la leche materna, salvo que se requiera por prescripción médica No dar a los recién nacidos más que la leche materna, sin ningún otro alimento o bebida, a no ser que estén médicamente indicados.
7 Permitir que las madres y sus bebés permanezcan juntos y practiquen el alojamiento conjunto las 24 horas del día. Facilitar la cohabitación de las madres y los niños durante las 24 horas del día.
8 Enseñar a las madres a detectar las señales de hambre que indican que su pequeño quiere mamar. Fomentar la lactancia natural cada vez que se solicite.
9 Aconsejar a las madres sobre los riesgos del uso de biberones, tetinas y  chupetes. No dar a los niños alimentados al pecho chupadores o chupetes artificiales.
10 Coordinar el alta para que las familias  tengan acceso adecuado a la asistencia y atención continua. Fomentar el establecimiento de grupos de apoyo a la lactancia natural y procurar que las madres se pongan en contacto con ellos a su salida del hospital o clínica.

 

De las nuevas modificaciones destacamos los siguientes puntos:

 

  • En especial el primer punto que insta a los hospitales a cumplir de manera íntegra el Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna, éste fue adoptado por la 34a Asamblea Mundial de la Salud en 1981 como “un requerimiento mínimo” para proteger la salud que debería ser implementado íntegramente. El Código no es obligatorio, como un Tratado o una Convención, sino que es un compromiso ético que los distintos gobiernos han de implementar y legislar para regular la comercialización de los sucedáneos de la leche materna.

 

  • En el punto número 3 se instaba a que las mujeres embarazadas tuvieran información de lactancia, pero en esta nueva versión se da un paso importante y se aboga a que la familia también esté informada y preparada para la lactancia.

 

  • En el punto 4 se habla, por primera vez, del contacto piel con piel como una práctica óptima para todos los bebés y no solo para los bebés prematuros o enfermos. Además el momento, temporal, en el que se aconsejaba empezar con la lactancia, ha desparecido. Cierto es que en anteriores modificaciones el tiempo determinado para empezar la lactancia se ha ido reduciendo: de la primera hora, a la primera media hora… y en este momento el documento señala que la lactancia debe empezar tan pronto como sea posible, que esperamos que sea entendido como algo inmediato después del nacimiento.

 

  • En el punto 5 se insiste en la capacitación y en la autoeficacia de las madres en los cuidados referidos a ella y su bebé.  Y finalmente en el punto 8, que enlaza con el 5, el término “fomentar” que era algo muy inespecífico ha pasado a ser un indicación precisa de la necesidad de preparar a la madre para conocer a su bebé y sus necesidades.

 

  • Y finalmente en el último punto, el punto 10, se ha eliminado la referencia directa a la importancia de los grupos de apoyo a la lactancia. En las versiones anteriores se hacía hincapié en fomentar que la madre recibiera a la salida del hospital el contacto con los grupos de apoyo de su zona.  En la justificación del punto 10, de esta nueva revisión sí se habla de los grupos de apoyo a la lactancia, quizá es que las opciones de atención a la madre lactante han aumentado en los últimos tiempos, lo que sería muy buena noticia, pero a la vez se diluye un poco el trabajo crucial de la ayuda madre a madre  en la lactancia.

 

Si quieres revisar el documento completo lo puedes hacer aquí

 

Share

3 comentarios sobre “Guía de protección, promoción y apoyo a la lactancia materna de la OMS | Revisión 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *