El cuerpo de la mujer no es un medio para un fin

El cuerpo de la mujer no es un medio para un fin

Podemos celebrar días de la madre, días de la mujer, días de la hija, pero la realidad es que seguimos siendo juzgadas por la sociedad. Seguimos juzgando nuestros actos, nuestra maternidad, nuestros partos, nuestras lactancias y nuestras crianzas y lo seguimos haciendo sin tapujos, sin romper mitos, cargando con tabúes y faltos de toda clase de vergüenza.

La maternidad no es una simple etapa, la lactancia tampoco. Dar el pecho a nuestro bebé implica mucho. Sí, muchísimo: implica aprendizaje, implica cultura, implica emociones, implica a nuestro cuerpo, nuestra mente, nuestra vida diaria. Implica cambio, mucho cambio.

No nos lo ponen fácil. Tomar la decisión de amamantar no es superfluo. No es banal, no es sencillamente instintivo, ojalá lo fuera. Tomar decisiones desde la libertad es fácil, tomarlas desde el punto en el que nos encontramos donde no hay un sistema que lo prevee, donde no hay una cultura que nos ampare, donde no hay referentes que nos brinden seguridad, es de todo menos afable.Tomar la decisión de no amamantar, es exactamente lo mismo.

En el siglo XXI, en la era de la información en un clic, en un momento donde alardeamos de la red entre madres, hay días que todo parece hipocresía, pues las mujeres seguimos sometiendo nuestros cuerpos, seguimos sufriendo y seguimos luchando como auténticas guerreras en una guerra donde todas deberíamos estar en el mismo bando.

Es muy fácil juzgar y muy difícil prestar ayuda, ayuda de la auténtica: acompañar desde el respeto, desde el amor y desde el rigor.

En LactApp no somos lactivistas.

En LactApp brindamos herramientas, damos información, creamos red entre mujeres y formamos a profesionales para que las mujeres que quieran amamantar tengas todas las herramientas para hacerlo y la cadena continúe.

En LactApp creemos en la libertad de la mujer, creemos en la madre como la máxima autoridad de las riendas de su vida, y sí, creemos en los derechos del bebé, pero no caemos en la demagogia del “quién es más importante”. El cuerpo de la mujer no es un medio para un fin sino una persona en sí misma y por eso no entramos en el populismo buenas y malas madres, ni en claros ni oscuros.

En LactApp damos un paso al lado y te esperamos si nos necesitas para amamantar, para destetar, para tenderte tantas manos como necesites, desde libertad más genuina, desde el respeto más  legítimo y desde el acompañar más humano.

Share

Un comentario sobre “El cuerpo de la mujer no es un medio para un fin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *