fbpx
Cómo elegir el chupete

Cómo elegir el chupete

¿Cómo elegir el mejor chupete? Una vez te has informado de los pros y contras del uso del chupete, si has tomado la decisión de ofrecer chupete a tu bebé llega el momento de elegir uno, y te explicamos qué debes tener en cuenta.

Es posible que entres en la tienda de tu barrio, en la farmacia o en Internet y encuentres decenas de opciones, diferentes tamaños, formas, colores, materiales, opciones personalizables, anatómicos, ergonómicos… ¡Menudo lío! ¡¿Cuál escojo?!

Está claro que cada persona puede tener criterios diferentes a la hora de escoger un chupete, según la edad del bebé y el uso que le quiera dar. Y, por supuesto, la decisión es tuya. Aun así, te damos algunas recomendaciones sobre qué características son deseables en un chupete para evitar el riesgo de que pudiera afectar negativamente a la lactancia o a la boca del bebé durante su crecimiento.

¿Qué tipos de chupete existen?

Chupete anatómico: Este tipo de chupete, a pesar de que se dice que tiene una forma similar a la del pezón de la madre durante la lactancia, no es cierto. La tetina del chupete es redonda y ligeramente alargada, con una base plana y un extremo más estrecho.

Chupete de gota: El chupete de gota también es conocido como chupete ortodóncico o fisiológico. Su tetina tiene una forma plana y más ancha en la parte superior, similar a una gota invertida. Este diseño se basa en la idea de que el chupete no debe interferir con el desarrollo de la boca del bebé y su dentición. Se considera que los chupetes de gota reducen la presión ejercida sobre el paladar y los dientes, evitando posibles malformaciones.

Chupete de cereza o tetina redonda: Este chupete es el más grande todos. Es redondo en su totalidad o en la punta, siendo este el menos recomendado de todos pues es el que más alteraciones puede causar en la mordida del bebé.

Cuatro consejos a tener en cuenta para elegir chupete

Tanto si amamantas de forma exclusiva, haces lactancia mixta o lactancia artificial, aquí tienes algunos puntos a tener en cuenta:

  • Que la tetina sea de silicona preferiblemente. La silicona es más fácil de mantener en buenas condiciones de higiene y es más blanda.
  • Evita los chupetes con forma de bola o cereza, ya que tienen mayor riesgo de interferir en la lactancia y, con el tiempo, de afectar al correcto crecimiento del paladar y la mordida.
  • Busca un chupete en el que la unión entre la base y la tetina sea lo más fina y plana posible, así se reducirá el riesgo de que afecte a la mordida del bebé.
  • Escoge siempre la talla más pequeña posible de chupete, cuanto más pequeño, mejor. Y no cambies la talla a medida que el bebé crezca.

¿Cuándo es el mejor momento para darlo?

La decisión de dar un chupete al bebé es un tema de crianza que cada familia debe decidir. Aún así, es recomendable no ofrecerlo en las primeras seis semanas de vida del bebé. Cualquier succión diferente al pecho (como en el caso de la succión del chupete o también la tetina del biberón) puede modificar la succión del bebé y entorpecer la lactancia. Además, se corre el riesgo de que los bebés tengan la sensación de saciedad,  lo que puede producir que coman menos de lo que necesitan. 

¿Mi bebé usa el pecho como chupete?

¡Otra de las expresiones que más nos encontramos relacionadas con el chupete! Si esto es algo que preocupa, puedes leer este post.

¿Tienes más dudas?

En nuestra app LactApp encuentras más información sobre el uso de chupetes en bebés. ¡Descárgala gratis en tu móvil!

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

DESCARGA LA APP GRATIS