Alimentación complementaria a partir del año

Alimentación complementaria a partir del año

Cuando sobre los 6 meses, o cuando el bebé está maduro para ello, se inicia la diversificación de la dieta con alimentos sólidos, repetimos mil veces que la leche va siempre antes que la comida.

Durante esta primera etapa, la que va desde los 6 meses al año, el alimento más completo que el bebé puede tomar es la leche, ya que los alimentos sólidos complementan la leche. Pero ¿qué pasa a partir del año?, ¿en qué momento los alimentos tiene que ir primero y después la leche?, ¿y si no come?

 

“Mi bebé acaba de cumplir un año ¿tengo que darle ahora primero la comida?”

 

Las recomendaciones que se dan siempre son estándares, para todos los bebés y eso no implica que se deban seguir al pie de la letra. Cuando decimos que el bebé tiene que tomar 6 meses de lactancia exclusiva, no quiere decir que el día que cumple 6 meses y 1 día tenga que empezar a comer. Tendremos que valorar de manera individual si está listo para ello. Y lo mismo pasa al llegar al año. No por tener un año están listos para hacer un cambio tan potente en su alimentación. (haz el test “¿Está listo para comer sólidos? disponible en la app < sección Tests)

 

“Entonces ¿qué tengo que hacer?”

 

Este proceso pasa solo. Poco hay que hacer. Solo debemos observar a nuestro bebé, que es el que nos irá marcando qué necesita en cada momento. Ya no deberemos estar atentas a que hayan tomado teta antes de comer, no hará falta ofrecer antes de las comidas. Ellos mismos tomarán teta y comerán a su ritmo. Muchas veces harán las dos cosas a la vez: comer y mamar.

Y poco a poco los alimentos tendrán un poco más de peso en su dieta.

 

“Pero mi bebé acaba de cumplir un año y no quiere comer nada”

 

Al año dejan de comer. Es la llamada crisis del año y es que su crecimiento se ralentiza y no necesitan tantas calorías para crecer y por esa razón dejan de comer.

Una vez su ritmo de crecimiento se activa otra vez (entre los 15-17 meses) ellos vuelven a comer sólidos. En ocasiones en esta etapa y ante la depresión que no coman casi nada se recomienda destetar, recomendación que es totalmente absurda puesto no es que la teta les quite el hambre.

 

“Y si no come, ¿le obligo a comer?”

Nunca, ni en ningún caso hay que forzar a un bebé o un niño a comer. Tanto si está sano como si está enfermo. Forzar u obligar a comer establece una mala relación con la alimentación, y es que las horas de las comidas deben ser un momento agradable y no momentos de terror.

 

Hay muchos mitos y miedos entorno a la comida, pero si os fijáis, no existen los niños desnutridos si tienen la opción de comer. Nuestros hijos, si están sanos y les dejamos, gozan de una autonomía sorprendente, tan sorprendente que es un tesoro poder acompañarlos y observar cómo crecen y aprenden.

También pueden interesarte estas entradas:

Recopilatorio recursos BLW

10 conceptos básicos de la AC

¡Buen provecho!

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *