Trucos e ideas para amamantar a dos o más y no morir en el intento

Trucos e ideas para amamantar a dos o más y no morir en el intento

Gema Cárcamo, IBCLC y asesora de lactancia experta en gemelos, nos regala un nuevo artículo con trucos e ideas para sobrevivir a una lactancia de múltiples que estamos seguras que os puede ser de utilidad.

LactApp-lactancia-gemelos-trucos-ideas-gema-ibclc

El tiempo es tu mayor enemigo, pero a veces hay que ser pacientes, mejor empieza a dar el pecho de uno en uno y conoce los gustos y estilos de cada bebé, descubre sus necesidades y si hay que hacer ajustes con posturas o prestar atención a pequeñas dificultades que puedan tener. Las prisas nunca fueron buenas.

Limita el tiempo que veas que están mamando bien si notas que tus bebés no estimulan el pecho suficiente. Puedes ahorrar tiempo extrayendo por un tiempo hasta que sean capaces de mamar sólo del pecho. No es algo permanente. Puedes administrar la leche con un método adecuado que no afecte mucho su técnica mamando.

Aprende a amamantar tumbada o semi reclinada. Puede que al principio lo veas imposible con dos al mismo tiempo, tampoco hay que hacerlo desde el primer día ni a los dos a la vez, pero si puedes dar teta y dormitar puedes descansar y recoger sueño. Mejor en la cama que en el sofá, para evitar riesgos innecesarios.

Escoge la opción más cómoda y no te compliques en exceso con el orden del pecho. Puedes amamantar a cada bebé de un pecho o altérnalos al gusto, es indiferente. Al final del día acabarán tomando la leche que necesitan y con el contenido adecuado.

Si tienes más de dos bebés puede que te interese más dar el pecho alternándolo con el tercero de los trillizos y amamantar a los otros dos cada una de las mamas.

No todos los gemelos quieren mamar al mismo tiempo. Los gemelos idénticos se tienden a sincronizar mejor porque son muy parecidos, pero los gemelos fraternos o llamados mellizos pueden ser muy diferentes.

Cada bebé evoluciona a un ritmo, incluso siendo gemelos idénticos. Unos consiguen los logros antes y otros después. Evita forzar un patrón concreto de lactancia, o por lo menos vigila las consecuencias y si las detectas ajusta el patrón hasta que des con el adecuado, aunque los bebés lo acabarán haciendo cuando estén preparados.

Sopesa la idea de la lactancia diferida nocturna para descansar. Aunque puede ser muy socorrida en momentos puntuales, tienes una mayor producción de leche y más riesgos de que el pecho se congestione si te saltas alguna toma. Algunas madres prefieren sacarse la leche y seguir durmiendo mientras la pareja le administra la leche que prescindir de alguna toma por una hora o dos de sueño.

No te precipites comprando cosas innecesarias. Un cojín de lactancia puede ser útil si se sabe manejar y se adapta bien a tus necesidades. Quizás puedes probar alguno en un grupo de apoyo o quedar con otra mamá para que te lo enseñe antes de comprar algo que no uses después o pueda comprometer tu lactancia porque no favorezca un enganche eficaz para alguno de los bebés.

En el caso de un sacaleches pasa algo parecido. Puede que lo necesites o no, un sacaleches puede obligarte a utilizarlo sin necesidad y es un tercer gemelo que insume tiempo y requiere cierta destreza, que puede darte algún disgusto y hacerte perder la seguridad.

 

LactApp-Recipientes-para-congelar

¿Qué hacer con los suplementos sugeridos?

Si el inicio ha sido el mejor posible y la lactancia se a podido empezar dentro de las primeras horas,
evaluando que los bebés están mamando bien, los suplementos no serán necesarios.

Pero es posible que los inicios hayan sido difíciles, que mamá pueda no estar en condiciones de iniciar la lactancia en las primeras horas/días o haya alguna barrera como la separación de algún bebé, un bebé pequeño con poca fuerza para mamar, un bebé inmaduro o con dificultades para conseguir la leche del pecho. Algunas veces es necesario usar suplementos durante un tiempo.

Los suplementos no tienen que ser de leche artificial, sino que preferiblemente se usa leche de la propia mamá que se ha extraído previamente. Si no hay otras opciones disponibles y el hospital cuenta con un Banco de leche, los bebés pueden beneficiarse de ella, aunque puede haber limitaciones por la cantidad de leche disponible y las prioridades de otros bebés más enfermos o delicados. Si no queda otra alternativa se usarán leches de fórmula adecuadas en cada momento y con una prescripción médica.

Lo primero es garantizar que los bebés se alimentan bien, pero también protegiendo lo que es el alimento ideal, haciendo algún ajuste para que la madre tenga tiempo para poder colocar a los bebés al pecho, sacar leche y descansar. Esto favorece que la madre no se agobie y pueda ir avanzando en su hoja de ruta, sorteando el camino hasta alcanzar su meta final.

Recuerda que la suplementación en los bebés de gemelos puede tener consecuencias más complicadas de revertir cuando hay que atender la crianza de más de uno.

 

Moraleja
Estás preparada biológicamente para amamantar a gemelos y la lactancia materna no es todo o nada. Tienes que encontrar tu camino para amamantar sintiéndote cómoda y en paz. Busca información de forma anticipada en recursos como los Grupos de Apoyo a Lactancia Materna o Profesionales de la Lactancia.

 


Quizá te interesan estos artículos de Gema Cárcamo:

 

Share

0 comentarios sobre “Trucos e ideas para amamantar a dos o más y no morir en el intento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *