fbpx
¿Por qué no se recomienda donar leche artificial para Ucrania?

¿Por qué no se recomienda donar leche artificial para Ucrania?

No es la primera vez que ante una situación de conflicto nacen diversas iniciativas para hacer llegar leche artificial a las zonas donde pueda ser necesaria. A pesar de que estas iniciativas tienen un fondo solidario y bonito, pueden causar situaciones complicadas y contraproducentes.

Lo ha explicado Alba Padró hoy en una publicación en su Instagram, y ya lo habíamos comentado hace lamentablemente pocos años cuando las mismas iniciativas se iniciaron para ofrecer ayuda en los campos de refugiados en Idomeni.

A raíz de la publicación de Alba, hemos recibido un comentario de una persona que es cooperante internacional y que conoce de primera mano qué gestión se realiza de la leche de fórmula en zonas de conflicto. Os lo compartimos aquí porque es muy ilustrativa de lo que puede suceder y nos puede ayudar a ofrecer una ayuda más adecuada a la complicada situación que se está viviendo en Ucrania:

Soy cooperante internacional. Os quiero contar más sobre las zonas de conflicto y la lactancia.

Cuando estás en el terreno, muchas veces no se puede realizar ayuda personalizada. Se reparte lo que hay de la manera más equitativa posible y lo mismo si no queda leche de fórmula de continuación, se reparte la que haya. Suma que el bote viene en otro idioma, lo que complica aún más el saber cómo prepararlo o qué medidas tienen que utilizar. A veces hay leche de fórmula, pero no hay biberones. A veces hay biberones (que no se pueden limpiar) pero el bebé acostumbrado a la lactancia materna lo rechaza, y el bote entero se tira. Sería genial poder enviar personal especializado y que enseñen a preparar bibes o usar relactador. Pero la realidad es que en los corrillos humanitarios dejan pasar al personal justo y necesario y muchas veces ese personal no sabe ni qué bote de leche está entregando.

Otra cosa es la atención que se presta ya en un territorio en el que se encuentran a salvo, como fronteras, campos de refugiados o la última que yo he vivido en el angar de Torrejón con la llegada de Refugiados afganos. Tampoco hay nadie especializado que sepa cómo se preparan los biberones o qué tipo de leche deben entregar para hacer los biberones, porque lo he vivido.

Recuerdo que todas las mamás venían dando lactancia materna a sus bebés, venían en estado shock postraumático, nos contaban barbaridades, venían heridas, y aún así no perdieron sus lactancias. Yo no sé mucho de lactancia, solo la que he realizado con mi hijo con el que ya llevamos 3 años de lactancia materna. Pero me comentaban las mamás que bajo el conflicto, los bebés demandaban muchísimo más, quizá para que esa producción no se ralentizase o se perdiera. Lo que sí hacían, por si acaso, era hacerse biberones, que luego no usaban.

Cuando han llegado bebés deshidratados, les hemos instado a que la mamá le diera pecho en un sitio tranquilo. Si el peque no podía succionar, entonces se le perfundía líquido IV. Con bebés no acompañados, por la causa que fuere, se le preparan biberones. No sé si por cultura o porqué, ninguna mamá lactante se ofreció a dar el pecho a otro bebé que no fuera el suyo.

Además nos estamos saltando una parte muy importante de este conflicto. Las personas que se han ido, antes de emprender el viaje han hecho acopio de lo que pensaban que iban a necesitar, y las mamás de LA llevan sus fórmulas para el viaje hasta la frontera. Las que no han podido hacer acopio, compran en los pueblos colindantes, en los que las tiendas siguen abiertas. No todo está destruido y no todo está siendo atacado al mismo tiempo. Las que han decidido quedarse, se sabe que estan en refugios, cuántos son más o menos y qué necesidades tienen. Ellas son las que piden lo que necesitan. Es mejor comprar leche en polvo bajo demanda de estas madres u organizaciones que extrapolan los datos a las organizaciones del exterior, que llevar palets de botes de leche.

 

En definitiva, lo ideal sería apoyar directamente a las organizaciones que están trabajando sobre el terreno y ofrecerles la ayuda en la manera en que la soliciten. Les puede suponer más esfuerzo enviar desde otro país un bote de leche artificial que estará en otro idioma, que hay que transportarlo y saberlo distribuir bien, y que tendrá una fecha de caducidad que puede condicionar su envío. En cambio, si tienen los recursos económicos, pueden comprar leche artificial bajo demanda, ofreciendo material en buen estado y bien transportado, desde un comercio más cercano.

Queremos aprovechar para agradecer a todas las personas y organizaciones que están ofreciendo su ayuda profesional y voluntaria en las zonas de conflicto y ayudando a tantas familias a sobrellevar esta horrible situación. Como en anteriores situaciones, os animamos a compartir en este post las iniciativas y organizaciones que sepáis que están trabajando sobre el terreno a las que podamos apoyar.

 

Enlaces de interés:

UNICEF: POR QUÉ NO ACEPTAMOS DONACIONES EN ESPECIE https://www.unicef.es/noticia/por-que-no-aceptamos-donaciones-en-especie

e-LACTANCIA: GUERRA / WAR https://www.e-lactancia.org/breastfeeding/war/product/

Baby Milk Action UKUkraine emergency. How to help and why formula donations can be a risk to child health. | Baby Milk Action

Share

2 comentarios sobre “¿Por qué no se recomienda donar leche artificial para Ucrania?

  1. Muy interesante información, y en caso de que madres quisieran donar su leche o servir como nodrizas, frente a temas como VIH, que consideraciones se tendrían en cuenta, se podría donar la leche o amamantar un bebé huérfano sin exámenes de VIH? Gracias

    1. Hola Karen, las consultas las atendemos en el Canal de Consultas de nuestra app LactApp. La puedes descargar gratuitamente y hacer la consulta en el apartado ‘Contacto’. Gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.