Necesito una teta. Solo para mi

Necesito una teta. Solo para mi

Ayer tuvimos la oportunidad y el placer de participar en una Mesa Redonda dentro de las Jornadas “Género y producción del espacio. De la exclusión a la reivindicación del derecho a la cuidad” organizadas por GRECS-GRACU-GTEEP, ubicadas en la Universidad de Barcelona (UB).

La mesa redonda en la que participamos se titulaba “Necesito una teta. Solo para mi – Prácticas escandalosas: lactancias urbanas y políticas de género” junto a las grandes antropólogas especializadas en temas de género: Serena Brigidi y Marta Ausona.

En esta presentación hablamos de la realidad que puede vivir una madre lactante en relación a amamantar fuera de su casa, de la concepción que tiene la sociedad sobre la lactancia o sobre el “uso de los pechos”. De las violencias invisibles que comentábamos ayer en nuestro perfil facebook, de cómo las madres y los bebés reciben comentarios negativos o miradas de desaprobación tan a menudo.

LactApp-alba-padro-presentacion-ub_Fotor_Collage

 

Se hablaron de muchas cosas, os comentamos un par de ideas interesantes:

Lactancia: entorno privado

Entre los muchos temas que se trataron, se habló de la necesidad de normalizar la lactancia en entornos públicos y privados, fuera de la intimidad del hogar, que es dónde mucha gente ubica la lactancia. La lactancia es una cuestión social,cultural y económica marcada por nuestro entorno, y condiciona el cómo, el cuándo y el dónde vamos a dar el pecho. Actualmente en nuestra sociedad los pechos de la mujer son utilizados para el marketing: venta de productos (cualquier producto: ropa, coches, colonias, best-sellers…), en este sentido los pechos están totalmente aceptados, siempre y cuando sean “perfectos” y tengan una forma idílica que no corresponde con el pecho de la mayoría de mujeres. En cambio, cuando hablamos de pechos que amamantan, pechos que cuidan… entonces ya no son bien vistos, ofenden, y estos pechos deberán permanecer fuera de la vista del resto de la comunidad, idealmente encerrados en su casa.

Adaptación del espacio urbano a las necesidades de la madre lactante

Una vez estamos de acuerdo en que la lactancia debería poder salir del entorno privado, se comentó la necesidad o no de adaptar los espacios públicos y privados a las necesidades de las madres lactantes. ¿Hace falta? Aquí se presenta nuevamente la idea de que la lactancia es algo muy complicado de hacer y que precisa mucha ayuda y complementos, y la realidad no es así. Deberíamos poder amamantar en cualquier lugar puesto que la lactancia va unida a la evolución de la humanidad, y las mujeres han amamantado a lo largo de la historia en cualquier espacio o lugar, mientras realizan otras tareas. El bebé es una parte más del cuerpo de la madre y se alimenta cuando lo necesita sin que esto obligue a la madre a cesar lo que está haciendo.

Si hablamos de entornos más urbanos lo que sí es cierto es que estos, en general, deberían adaptarse a las personas, a todas ellas.

Encuesta LactApp sobre lactancias urbanas

Como sabéis, en motivo de la participación de LactApp en esta mesa, planteamos una sencilla encuesta para conocer vuestras experiencias, así que hoy os compartimos los primeros resultados cuantitativos para que podáis ver y comentar vuestras impresiones.

Los resultados cualitativos (las respuestas abiertas que recibimos) no hemos tenido tiempo de trabajarlas pero os hemos puesto algunos comentarios en la misma presentación para que veáis una pequeña muestra de lo que hemos recibido. Os queremos dar las gracias a todas las que participasteis, el material obtenido nos servirá para enfocar el tema más a fondo.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *