fbpx
Soy mamá y triatleta

Soy mamá y triatleta

LactApp_Ester_Leal_meta

“Soy Esther Leal, mamá de Iria, de 31 meses, a la que he amamantado muy felizmente hasta los 28 meses, y triatleta desde hace 11 años. Aunque de manera siempre amateur, el triatlón forma parte de mi vida, y conseguir adaptarlo a mi nueva vida como madre no ha sido un camino sencillo, pero a base de aprender y escuchar a mi cuerpo he conseguido los mejores resultados de mi vida, entre ellos, el primer puesto en categoría amateur femenina en el Ironman de Gales el pasado mes de septiembre, obteniendo con ello la clasificación para el Campeonato del Mundo de Ironman que se celebrará en Hawaii el próximo octubre el Ironman es un triatlón en el que ha de recorrer 3,8km nadando, 180km de bicicleta y un maratón con sus 42,2km, todo ello sin parar el reloj. Y todo ello amamantando a Iria que en aquel momento estaba a punto de cumplir 2 años.

Me gustaría compartir con vosotras algunas cosillas que he aprendido en este viaje, a ver si con eso os consigo allanar el camino, que a veces no nos lo ponen fácil.

– Lo primero que voy a decir no es específico de madres lactantes, pero aplica a todas las madres y es una pieza clave: revisad, ciudad y trabajad vuestro suelo pélvico y el transverso. Si es desde el embarazo, mejor. Si no, una vez pasada la cuarentena, acudid a un centro especializado lo antes que podáis para una evaluación y la prescripción de la rehabilitación. Y no hablo de ejercicios de Kegel que solo trabajan a nivel superficial: necesitamos trabajar a nivel profundo. Y, por desgracia, los ginecólogos están tan al día de esto como los pediatras de lactancia (de manera general y desde el respeto).

– Y lo siguiente más importante: no hay ningún ejercicio o deporte contraindicado durante la lactancia. Salvando aquellos en los que pueda haber impacto directo sobre el pecho, todos los demás son totalmente compatibles. Ni cambiará la composición de la leche ni hace que tenga menos grasa (la de veces que habré oído eso, teniendo en cuenta que mi hija nació con percentil <10 y así sigue, aún comiendo como una lima) ni nada de nada. esto es así tal cual.

– Al principio es muy importante respetar la cuarentena (6 semanas en partos vaginales y algo más en cesáreas, lo que indique el ginecólogo). Además, en ese tiempo lo más probable es que tengáis al bebé al pecho unas 15 horas diarias, así que suerte si podéis ducharos, como para pensar en deporte ;-).

– Una vez pasado ese tiempo, comenzad con algo suave. La natación es muy buena, porque trabaja todo el cuerpo sin ningún impacto. También puede ser pilates o bici estática o elíptica. Para actividades de impacto como correr, dejad un mínimo de 12 semanas y comenzad alternando trote suave con caminar.

Los primeros meses mi consejo es que realicéis actividades que podáis hacer en cualquier momento y de manera autónoma, ya que vais a depender de los ritmos de vuestro bebé, por lo que intentar llegar a la clase de zumba de las 19:15 o quedar a las 17h con vuestra amiga a jugar al pádel puede torcerse muchas veces porque estéis en mitad de una toma, lo que puede generar frustración y terminaréis por no hacer nada. Al principio apenas tendréis a lo mejor 1 hora para la “escapada” y pilla cuando pille, así que intentad adaptaros. Nadar 30′ desde luego es mejor que nada.

Tener vuestro ratito diario para vosotras mismas y encima generando endorfinas que nos vienen genial cuando estamos agotadas por cuidar día y noche de nuestro bebé, ayuda muchísimo a llevar mejor esos meses tan bonitos pero tan duros.

– Hasta que pasan unos cuantos meses tenemos la incomodidad adicional de nuestros pechos a rebosar en cuanto pasa un poco de tiempo así que, siempre vaciad el pecho antes de salir a realizar vuestra actividad (y, si no tenéis al bebé, como puede pasar en alguna competición, por ejemplo, usad el sacaleches). Que sea lo último que hagáis antes de salir. Así será menos incómodo. Comprad un par de sujetadores deportivos que sean de vuestra nueva talla (y puede que al principio hasta os sea más cómodo poneros los dos, uno encima del otro). A mí me pasaba que en la piscina, con el agua fría y los pezones tan sensibles, se me hacía muy incómodo, y lo solventé poniéndome un top del bikini debajo del bañador.LactApp_Ester_Leal

– Por mucho que podáis oír esto: no, el ácido láctico que podáis generar con la práctica del ejercicio, por muy intenso que sea, no hará que vuestro bebé rechace el pecho. Es posible que cambie el sabor, no lo sé, pero muchas cosas hacen que cambie el sabor de nuestra leche y no por eso el bebé va a rechazarlo. A lo mejor incluso está más rica jeje. Iria desde luego nunca me ha rechazado el pecho ni aún después de competir.

– Lo que no es un mito y sí debemos tener cuidado es que la prolactina genera hiperlaxitud en las articulaciones por lo que, si vamos a hacer ejercicio de impacto, debemos tener cuidado para no lesionarnos. Hacer ejercicios de fortalecimiento y no sobre-estirar ayuda. Precaución con esto.

– Y, sobretodo, muuucha paciencia. Al principio nuestros bebés son totalmente dependientes de nosotras, y más si no aceptan ni chupete ni biberón como fue mi caso, pero antes de que os deis cuenta, ya tendrán 9-12 meses y serán mucho más autónomos, por lo que podréis aprovechar para hacer entrenamientos más largos sin que suponga ningún riesgo para vuestro pequeño.

 

Espero que esto os sirva para perder el miedo que nos quiere infundir a las mamis con esto del deporte (recordad que hace no mucho las mujeres tenían prohibido correr maratones porque decían que se les caía el útero y les salía bigote!) y que disfrutéis de vuestra nueva etapa deportiva, donde todo se saborea el doble sabiendo además que vuestro/a pequeño/a está creciendo en un ambiente sano y en la cultura del esfuerzo, de luchar por sus sueños y no rendirse, lo que es muy positivo para todas las facetas de la vida.  
2014-06-29 12.43.39(1)

 


¿TIENES LACTAPP EN TU MÓVIL? ¡ES GRATIS!

apple-store-logo-pngBotonesdescarga-01

 

Share

3 comentarios sobre “Soy mamá y triatleta

  1. Geniales consejos Ester!
    Yo he entrenado y corrido un maratón amamantando a mi tercer y cuarto hijo…sin problemas…casi me animas a entrenar un ironman con el quinto jejejeje

  2. Muchas gracias por tus consejos y reflexiones. Me he sentido totalmente identificada en todo. Siempre he amado hacer deporte y después de nacer mi Niño no pensé que pudiera compaginarlo pero como bien dices con mucho esfuerzo y tenacidad lo estoy consiguiendo. Nadar correr y montar en bici son lo mío aunque por separado. Solo me falta retomar la bici que al llevar más tiempo de dedicación aún me cuesta más… Un abrazo y enhorabuena por tus logros. Gracias de nuevo por tu apoyo a las mamás deportistas que a veces somos incomprendidas todavía a estas alturas de la vida… ?

  3. Me alegro poder leer tu experiencia, yo tambien hago triatlon y mi peque tiene apenas 3 meses y me agobiaba el pensar que estoy produciendo menos leche para mi hijo. He empezado a entrenar hace poco, natacion sin mucho ritmo, ando/corro y la bici zonas llanas y sin mucho esfuerzo.

    Un saludo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.