fbpx
LactApp se mueve a… ¡Palma de Mallorca!

LactApp se mueve a… ¡Palma de Mallorca!

Esperamos que este sea el primero de muchos viajes para acercarnos a grupos de apoyo y profesionales de todo el mundo (Plan LactApp se mueve). Por iniciativa de un fantástico grupo de madres, nos hemos ido a Mallorca a conocerlas y, como siempre, nos llevamos mucho más de lo que hemos traído.

Espai Mares es uno de los recursos que ofrece la Fundació Sant Joan de Déu de Mallorca y una de las iniciativas destacadas es el Espailactància que ofrece un grupo de apoyo a la lactancia, de ayuda madre a madre, sin ánimo de lucro..

Para que lo conozcáis un poco más, hemos decidido daros a conocer ambas iniciativas:

¿Quién hay detrás de esta iniciativa?

Detrás de esta iniciativa hay un grupo de madres voluntarias y entusiastas, que pensaron en su día que las madres necesitaban más espacios para sentirse escuchadas y apoyadas.

¿Qué os mueve a crear esta iniciativa y seguir adelante?

Nuestra razón de ser son las madres y sus hijos. Sabernos parte de esta sociedad donde la maternidad se vive en mayor medida en soledad hizo que nos animáramos a crear estos encuentros.

Pretendemos madres informadas para que puedan tomar las decisiones que ellas crean las correctas.

Supongo que un punto de inconsciencia nos ayuda a seguir adelante y también el notar que no dejamos de aprender de nosotras mismas a todos los niveles. Y eso es muy gratificante.

¿Qué motiva a las madres a venir a vuestro grupo?

Creo que el vernos como iguales.

¿Qué relación tenéis con la Fundació Sant Joan de Déu? ¿Qué os ha aportado la colaboración?

Partimos de un espacio, que ya se había creado meses atrás como iniciativa para encuentros entre familias, el “Espai Famílies”. Actualmente, es nuestro lugar de reunión y de juego para los niños mayores que acompañan a las madres. Sabemos que sin el soporte de Fundació esta idea no hubiera crecido como lo ha hecho, ni nos hubiéramos sentido tan cómodas.

¿Qué le contaríais a una madre de Mallorca que no os conoce?

Si eres una madre que busca un lugar donde sentirse arropada o escuchada, ven a conocernos. Las experiencias mutuas nos enriquecen y cada aportación es valiosísima, no se hacen a la idea de la fuerza que tienen grupos así y es una buena oportunidad de vivirlo en primera persona.

Los padres se están animando no sólo a acompañar a sus hijos y hacer de canguros, sino que también se están sintiendo cómodos para hablar y participar de los círculos.

¿Qué pasa con las madres que dan fórmula a sus bebés, tienen cabida dentro de vuestro grupo?

Sí, tienen cabida y nos sentimos muy felices de saber que algunas en concreto sienten Espailactància como un concepto que las identifica. Habiendo sido sus lactancias frustradas se han visto y sentido igual de acompañadas o incluso más que cualquier otra. Para nosotras eso es un rasgo que queremos que nos identifique, que seamos un grupo inclusivo y no exclusivo.

¿Cómo es la relación entre grupos de apoyo y profesionales de la salud?

Somos un grupo joven, se nos conoce poco aún, pero nuestra intención es continuar la relación iniciada con los profesionales sanitarios. Hace unos meses que formamos parte del Comité de Lactancia de uno de los hospitales públicos de referencia en la isla, como grupo de apoyo de madres y representación de las mismas ante el colectivo sanitario.

Tenemos claro que Atención Primaria debería conocer la existencia de los grupos de apoyo, no sólo el nuestro, sino todos los que existen o puedan llegar a existir porque pueden ser complementarios a su atención a las madres y bebés las primeras semanas. Podemos ofrecer el acompañamiento que el sistema sanitario no puede cubrir por razones obvias de falta de tiempo. Y eso es básico en esta sociedad donde criar tan en soledad no beneficia a nadie.

Hemos pasado un par de días muy interesantes con vosotras, ¿con qué os quedáis de esta experiencia? ¿Algún aprendizaje interesante?

Para nosotras ha sido un punto de inflexión: saber que puedes crear lo que crees nos ha empoderado. Vosotras habéis sido muy cercanas y nos habéis hecho ver los pros y los contras de todo este primer año de recorrido.

¿Qué retos afrontaréis como grupo próximamente?

Afianzarnos como equipo es nuestro objetivo principal actualmente. Y continuar centradas en los encuentros, en mejorar nuestra atención en los mismos, que sigan siendo participativos y dinámicos.

Nos gustaría mantener que las familias sigan acudiendo porque se sientan cómodas, que se creen lazos y vínculos, que no sólo se acerquen para resolver dudas y una vez resueltas no acudan más. La intención es hacer red y que esta ayuda de madre a madre se haga más extensa.

Hace casi tres año que Immaculada Iglesias ocupa el cargo de dirección en la Fundació Sant Joan de Déu Serveis Socials de Mallorca y ha contribuido enormemente al éxito de esta experiencia. Le hemos pedido que nos cuente su trabajo y apoyo a la iniciativa de las madres:

Nuestra misión es la de acompañar a personas y familias en situación de vulnerabilidad social según el estilo de San Juan de Dios. Un estilo marcado por el valor de la hospitalidad.

Contamos con un Centro de Acogida Temporal para familias con menores a cargo que se encuentran en una situación puntual de sinhogarismo. Pensamos que un espacio como éste debería ser ante todo hospitalario y digno. Pero al mismo tiempo inclusivo e integrador. Lejos de aislar a las familias lo que promovemos es que continúen vinculadas a su entorno y si es posible amplíen red de apoyo social. Una red que, en la mayoría de las familias acogidas, es muy frágil y, en ocasiones, inexistente. La maternidad sin red es una situación de vulnerabilidad independientemente del estatus social que se tenga. De ahí surge el proyecto Espai Família que –de algún modo– ha impulsado el nacimiento de Espai Lactancia.

Espai Família es un lugar para el encuentro, un espacio para compartir experiencias de crianza y donde los niño/as son la pieza clave del éxito, porque ellos no discriminan, generan sinergias y esa es la mirada que hay que rescatar para hacer de la inclusión una realidad.

Como Fundación uno de nuestros objetivo es sensibilizar a la población y contribuir a desestigmatizar el mundo de la exclusión social. Pensamos que abrir las puertas para compartir nuestros espacios con otras familias socialmente integradas podría ser una manera respetuosa y práctica a la hora de fomentar un acercamiento entre madres acogidas y madres del entorno social comunitario. Creemos que el enriquecimiento es mutuo, porque a pesar de las diferencias sociales –que muchas veces no son tantas– el nexo común es mucho más poderoso: la maternidad y un amor profundo hacia los hijos/as.

Desde la Fundación respetamos cualquier modelo de crianza que tenga como base el buen trato de los niños/as. Tratamos de potenciar momentos de calidad entre madres/padres e hijos/as a pesar de las dificultades que estén atravesando. Cuando nos encontramos con situaciones de reciente maternidad orientamos a las madres a que participen de los encuentros de Espai Lactancia porque entendemos que la lactancia materna puede ser un espacio ideal para generar vínculos afectivos madre-hijo/a y porque somos conscientes que todo lo que comporta es extremadamente bueno para el desarrollo del bebé, y desde la Fundación siempre apoyaremos todo aquello que repercuta de manera positiva en las personas, especialmente en las más vulnerables, y los niños lo son.

Es cierto que mi experiencia personal a la hora de amamantar a mis hijos no fue buena. No encontré el apoyo que me hubiera gustado, me sentí sola –a pesar de estar bien acompañada– y abandoné. Me encanta que surjan grupos de apoyo madre a madre, porque la fuerza que emerge de las mujeres es brutal y contribuir a ese empoderamiento me apasiona.


Si  quieres que vengamos a tu ciudad a dar una charla o formación, infórmate del procedimiento y del proyecto PLAN LACTAPP SE MUEVE

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *