fbpx
Acabo de saber que estoy embarazada, ¿y ahora qué?

Acabo de saber que estoy embarazada, ¿y ahora qué?

Cuando el test da positivo y tieness la confirmación de que estás embarazada pueden asaltar muchas dudas. Seguramente necesitamos que alguien nos guíe en lo que tenemos que hacer. Pero entonces pedimos la cita con el servicio de salud, sea a la matrona u obstetra, y resulta que nos dan hora para al cabo de 2, 3 o más semanas. ¿Qué hacemos durante este tiempo? Vamos paso a paso.

Si la prueba de embarazo es positiva, ¿quiere decir que estoy embarazada?

Sí, cuando aparecen dos líneas en la prueba de embarazo se considera que se está embarazada. No hace falta hacerse más pruebas.

¿Cuándo se tienen que realizar las primeras pruebas del embarazo?

Durante el embarazo, hay una serie de pruebas que se recomiendan realizar. Verás que también se recomienda que se hagan en unas semanas específicas, ya que será el momento en que nos van a dar más información.

Hay cierto consenso que la primera prueba a realizar es una analítica de sangre, habitualmente entre la semana 9 y la semana 11. En esta analítica se suele valorar si hay anemia o algún factor de la coagulación alterado, si hay alguna infección en curso y también los valores de la glucosa. Si quieres, también se pueden buscar ciertas proteínas del embarazo que, junto con la ecografía del primer trimestre, pueden dar información sobre el riesgo de que el bebé tenga Síndrome de Down o Síndrome de Edwards. En algunos centros también ofrecen la posibilidad de calcular el riesgo de preeclampsia precoz.

La primera ecografía se suele realizar entre las 12 y las 14 semanas de gestación. Si no hay otros factores de riesgo, la evidencia científica nos indica que hacerla antes podría dar falsas alarmas y no aporta beneficios ni para la madre ni para el bebé. En esta ecografía se data el embarazo, es decir, cuántos días tiene el bebé. Es importante tener en cuenta que el margen de error en las mediciones puede ser una semana de más o de menos. Si has decidido que se calcule el riesgo de Síndrome de Down o de Edwards, durante la ecografía también se hacen ciertas mediciones con este fin.

¿Es mejor avanzar estas pruebas?

Si eres una persona sana, sin antecedentes médicos que supongan un riesgo para el embarazo, no hace falta que te hagas ninguna prueba antes de las que te hemos mencionado. Es más, a veces, cuando las avanzamos, podemos tener resultados erróneos que pueden conllevar falsos diagnósticos. 

¿Tengo que empezar a tomar algún suplemento mientras espero la primera visita con la matrona o obstetra?

Si no hay ninguna otra enfermedad o condición que lo contraindique, se recomienda que durante el primer trimestre se tome 400 microgramos de ácido fólico. Según la zona geográfica en la que vivas y el tipo de alimentación, se puede recomendar también la suplementación con yodo (200 microgramos). Recuerda que si eres vegetariana o vegana también se recomienda la suplementación de vitamina B12. Puedes valorar la necesidad de estas suplementaciones con tu matrona, obstetra o dietista-nutricionista.

¿Puedo comer de todo?

Durante el embarazo se recomienda evitar los pescados grandes por su alto contenido en metales pesados: halibut, atún rojo y tiburón, por ejemplo, además de las cabezas de crustáceos y cangrejos.

Es importante también evitar tomar leche cruda. Recuerda que hay muchos quesos que están realizados con este tipo de leche y no se recomienda comerlos durante el embarazo.

El pescado crudo tampoco es recomendable. Si te gusta, puedes congelarlo como mínimo 48h para que el anisakis se inactive.

Los alimentos crudos se tienen que lavar bien con agua y las carnes también se tiene que cocinar bien. Recuerda que también se consideran crudos los embutidos encurtidos, que no están cocinados. Esta recomendación se dirige a evitar la infección por toxoplasmosis. Si quieres seguir consumiendo la carne cruda o el embutido encurtido, puedes congelarlo. El tiempo de congelación variará según cómo sea de gruesa la pieza. Cuanto más gruesa, más tiempo de congelación será necesario. 

Evita tomar medicamentos que no te haya pautado un médico que sepa que estás embarazada. Recuerda que durante el embarazo se recomienda evitar tomar antiinflamatorios, como puede ser el ibuprofeno. Si tomas de forma habitual otros medicamentos, no dudes en ponerte en contacto con tu médico para asegurar que son compatibles con el embarazo. De la misma forma, tampoco se suele recomendar parar de golpe tratamientos ya pautados.

Evita tomar bebidas alcohólicas. Durante el embarazo el alcohol puede causar problemas graves en la salud del bebé. No hay cantidad segura de alcohol. Recuerda que las bebidas llamadas 0,0 también llevan cierta cantidad de alcohol. 

Durante el embarazo tampoco se recomienda tomar hígado o patés en grandes cantidades por la cantidad de vitamina A que llevan.

¿Algo más a tener en cuenta?

Siguiendo con la toxoplasmosis, es importante que si tienes gatos en casa sepas que podrían ser transmisores de la enfermedad si han comido carne contaminada con toxoplasmosis. La transmisión es a través de sus heces. Durante el embarazo es importante que si te encargas tú de lavar su cubeta o el sitio donde defeca tengas cuidado y te laves bien las manos después de hacerlo. Convivir con un gato es totalmente compatible y seguro durante el embarazo.

Si tienes otros hijos o estás en contacto con niños o niñas pequeñas, se recomienda que te laves las manos frecuentemente, sobre todo después de cambiar el pañal o de limpiar los mocos de la criatura. Son medidas dirigidas a evitar la transmisión del citomegalovirus.

¿Puedo seguir haciendo deporte?

Puedes hacer la actividad que desees. Se suele recomendar no hacer ejercicios que suban de manera prolongada las pulsaciones de forma importante. Algo a valorar durante el embarazo es cómo este deporte puede afectar a tu suelo pélvico.

¿Puedo ir en bicicleta o en moto?

Como cualquier otra persona, si te apetece ir en bicicleta o en moto es importante que vayas con cuidado y que te protejas. Estar embarazada no contraindica que uses estos transportes. Cuando la barriga crezca, recuerda que el punto de gravedad habrá cambiado y por lo tanto el equilibrio se puede resentir.

Tengo molestias en el bajo vientre, sensación de que me va a venir la menstruación. ¿Es normal?

Durante las primeras semanas de gestación habrá muchos cambios en la pelvis. El útero cambia de posición, crece. Esto hace que sea muy habitual que tengas sensaciones molestas en esta zona.

¿Cuáles son los signos de alarma? ¿Cuándo debo consultar?

Si presentas un dolor fuerte a nivel del bajo vientre.

Si presentas sangrados por la vagina.

Si tienes fiebre y no tienes ningún foco.

Si presentas vómitos que no dejan que ingieras nadas.

Es muy habitual tener mil dudas. Tener información sobre lo que va a suceder o qué pruebas son las más recomendadas te puede dar un poco más de tranquilidad. Si aún así, te sientes inquieta, no dudes en ponerte en contacto con el equipo que te va a acompañar durante el embarazo.

En LactApp Clinic tenemos un grupo de preparación al nacimiento y varios talleres pensados para acompañar esta nueva etapa, como preparación a la lactancia para embarazadas, primeros cuidados del bebéla llegada del primer hijo/a y la relación de pareja. También podemos acompañarte en tus dudas desde el canal de consultas de nuestra app LactApp, que puedes descargar gratis para iPhone y Android.

¡Te deseamos lo mejor en esta nueva etapa!

 

Share

Un comentario sobre “Acabo de saber que estoy embarazada, ¿y ahora qué?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *