fbpx
"Hace falta encontrarse con un niño para volver a conectarnos con nuestra esencia"

"Hace falta encontrarse con un niño para volver a conectarnos con nuestra esencia"

Os compartimos una entrevista a nuestro último gran descubrimiento: Yessica Clemente. Ella se
presenta como divulgadora del juego infantil de calidad. Generadora de reflexión, inspiración y creatividad. Maestra en observar, escuchar y sacar ese niño que llevamos dentro. 

Nosotras ya la seguimos en Facebook, Twitter e Instagram y no deja de maravillarnos cada día cómo es capaz de convertir en especial lo cotidiano y enseñarnos cómo acompañar a nuestros hijos mientras van descubriendo el mundo.

¿Quieres saber más? Pues ahora tienes la oportunidad de aprender con ella porque ha abierto un curso online titulado “Juego y aprendizaje: descubriendo al niño desde dentro” 

“Rejuega”… ¡cuéntanos de qué va este proyecto que suena tan bien!

Rejuega es un blog centrado en el mundo del juego y la creatividad infantil, donde se pondera el valor y la importancia del juego y la creatividad visto desde una mirada respetuosa y consciente de la infancia.

Un lugar donde encontrar pequeñas dosis de reflexión e inspiración, reactivar la mirada, la creatividad y la imaginación; siendo todo esto un interruptor de emociones y recuerdos que enciende una luz interior propia y activa al niño que todos llevamos dentro, para poder entender y empatizar mejor con los niños que acompañamos.

¿Hace falta encontrarse con un niño para volver a entender la vida?

Sí, para entenderla de otra manera, para vivirla de otra forma, para conocernos y conocer nuevas facetas propias y de las personas que nos rodean.

Hace falta encontrarse cara a cara con un niño para volver a mirar la vida con ojos de niños y disfrutar de los detalles cotidianos, del asombro por cosas sencillas, de reflexiones ilógicas que son más lógicas de lo que nos creemos.

Hace falta encontrarse con un niño para volver a conectarnos con nuestra esencia.

¿Por qué nos cuesta tanto volver al suelo a jugar con nuestros hijos?

Creo que porque nos cuesta tanto conectar con nuestro propio niño interior. Vivimos en una sociedad que nada tiene que ver con la esencia del niño, que necesita pararse a cada momento para observar un caracol deslizarse, por ejemplo, o abrir la boca cuando llueve y esperar a que entre la gota de lluvia para saborearla, ensuciarse las manos para sentir… No hay tiempo para eso… Estamos tan erguidos que los miramos desde muy arriba y no nos damos cuenta de que si bajaramos a su altura entenderíamos y aprenderíamos muchísimas cosas.

Por otro lado, con estas prisas que llevamos todos y con las exigencias del mercado, el juego queda visto como divertimento, como pérdida de tiempo… Así que no nos agachamos… y nos perdemos cosas magníficas que nos pueden enseñar los niños.

Supongo que la maternidad te ha enseñado muchas cosas ¿con qué te quedas?

Con todo: con lo bueno y con lo malo, que también lo hay, porque me ayuda a crecer y a conocerme. Pero lo que sí me ha sorprendido es esa conexión que ha activado con mi niña interior, con mi infancia, con mis padres… Esas ganas de conocer y de hacer, de curiosear…

“Pero si los bebés solo comen y duermen… con ellos no se puede jugar a nada”, ¿cierto?

¡No!! Con ellos se puede jugar a muchas cosas pero sobre todo ellos pueden jugar a muchas cosas. Todo es nuevo para ellos y todo es fascinante.

Pero hemos de entender el juego en esta etapa como algo muy calmado, un juego más de conocimiento personal tanto del niño o niña como de sus referentes más directos.

Un juego puede ser una caricia por el cuerpo que le ayudará a ir reconociendo su propio cuerpo; una caricia con una pluma: sus partes más sensibles. Juegos con la mirada mientras le damos el pecho o el biberón, juegos de falda, cantarles, escondernos los ojos y descubrirlos, etc…

Pero también dejarles su propio espacio para jugar que debe estar basado en descubrir. Y poco a poco ir facilitándoles material para que vayan enriqueciendo su conocimiento, un material adecuado a su momento evolutivo y a su curiosidad.

Y no soy partidaria de sobrestimularlo con cosas extras. Ellos solitos encuentran la estimulación adecuada en el momento adecuado!

Seguramente muchas nos dimos cuenta de que nuestros propios hijos ya jugaban estando en nuestras barrigas… ¿Cómo no van a seguir jugando una vez descubren este mundo fascinante?

Parece que el juego está en todas partes, ¿en la lactancia materna también?

Más que en la lactancia yo diría en ese momento del encuentro madre-hijo/a. Es un momento muy íntimo que se puede vivir de muchas maneras y variar según las circunstancias. Pero como ya he dicho, este encuentro puede ser un momento de juego si entendemos el juego como un intercambio de sentimientos, una manera de conocernos y conocer, una vía de conocer el mundo. Entonces una caricia, unas palabras, unos gestos faciales, un juego de manos, un mecer o cantar pueden serlo. Sólo que se viven a un ritmo mucho más lento e íntimo.

Danos algún consejo para mejorar el vínculo con nuestros bebés

No soy de dar consejos porque creo que cada uno ha de encontrar su propia manera de conectar, pero desde luego que el contacto respetuoso y consciente y el juego son maneras de crear vínculos familiares muy sanos.

Yessica, cuéntanos de dónde viene este interés por el juego y la creatividad.

Viene de esa chispa que me despertó mi hijo mayor cuando nació y de ver a la velocidad que iba la sociedad y en especial la infancia. Observarlo crecer me conectó con mi niña interior y con muchos momentos de mi pasado. Reavivando mis recuerdos y evaluando si realmente él, y luego mi hija, iban a poder experimentar algo así en el momento social y geográfico en el que estábamos.

Así que me puse a observar e investigar y a aprender sobre el juego y la creatividad para poder ponerles nombres a muchas cosas que rondaban por mi cabeza. Y me di cuenta de que si no cuidábamos este momento de la infancia en el mundo en el que vivimos, el futuro de nuestros hijos iba a ser muy complicado en lo referente a valores, emociones y sostenibilidad. Y como un niño necesita una tribu para educarlo, pensé que necesitaba generar esa tribu para que entre todos pudiéramos proporcionar herramientas y entornos ricos de experiencias, sensaciones y emociones para un mundo mejor.

¿Cómo está siendo tu experiencia con Rejuega y qué planes tienes para el futuro?

Rejuega es mi tercer hijo, podríamos decir, y me está descubriendo cosas maravillosas así como me enseña continuamente. Me hace rodearme de gente que me inspira, que me hace sacar cosas de mí que quizás no me planteaba, esforzarme y formarme. Vamos creciendo juntos, poco a poco, paso a paso.

Y planes hay muchos… Todos centrados en difundir lo más lejos posibles el valor y la importancia del juego y la creatividad en la infancia. Para ello imparto talleres puntuales creativos para familias, colaboro generando espacios de juego integradores y dentro de poco impartiré un curso on-line sobre el juego y el aprendizaje de 0 a 3 años. Pero tengo otras muchas ideas en la cabeza que poco a poco, paso a paso se irán materializando!! No te pierdas detalles!

¿Jugamos?

El juego es una actitud y no un tema de edad así que siempre se puede jugar. ¡Solo que hay que disfrutar jugando!!

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.