5 comidas que aumentan tu producción de leche

5 comidas que aumentan tu producción de leche

LactApp_comidas_más_leche

Vamos a ver, a continuación las 5 comidas que pueden aumentar tu producción de leche:

  1. Los macarrones al pesto que prepara tu marido
  2. El cocido que hace tu abuela
  3. La parrillada de verduras que cocina tu suegra
  4. El pescadito a la plancha que asa tu padre
  5. El chocolate caliente que hacen en la cafetería de la esquina

Seguro que estás sorprendida, lo entendemos, de hecho podríamos haber puesto cualquier comida o bebida en el listado anterior. Y seguro que no te creerías que ninguna de estas comidas consiga aumentar tu producción de leche, de hecho, la ciencia te da la razón porque no existe la más remota evidencia científica de que estas comidas tengan dicha propiedad.

 

Y si no te lo crees, ¿por qué sí crees que hay otros alimentos que pueden aumentar tu producción de leche?

 

En cada cultura existen alimentos galactagogos*, de los que se cree que tienen el poder de aumentar la producción de leche. De caldos a sardinas, de larvas de mosca azul a jengibre, pasando por alimentos o plantas concretos: avena, alotes, fenogreco, la leche de vaca, la horchata, las almendras, el agua (mucha agua), el sésamo, la cerveza, hinojo, anís… y podríamos seguir hasta el infinito.

No existe evidencia científica de que ninguno de estos alimentos consigan aumentar la producción de leche materna. Y muchas veces cuando existen problemas supuestos o reales de producción de leche podemos caer en el error de centrarnos más en dichos alimentos que en buscar la raíz del problema.

En primer lugar, nos deberíamos plantear si realmente necesitamos más leche. Si nuestro bebé aumenta de peso de la manera que le corresponde por su edad, a nuestro bebé no le falta leche. Todas las madres creemos en determinados momentos que nos hemos quedado sin leche o que tenemos poca o que el bebé pasa hambre, y esto es porque nos han inculcado mensajes erróneos: si no aguanta tres horas pasa hambre, si llora pasa hambre, si por la tarde pide mucho pasa hambre, si se despierta de noche pasa hambre… Y todo es un problema de expectativas, lo que esperamos que el bebé haga versus lo que hace.

 

Si existe un problema verdadero de hipogalactia** nos debemos centrar en buscar las causas. Cuando un bebé no aumenta de peso hay que pensar en tres razones principales:

  • El bebé está enfermo: cualquier infección que pueda pasar inadvertida puede afectar el aumento de peso del bebé.
  • Una mala transferencia de leche: es decir, el bebé mama en una mala postura o tiene un mal agarre y esto complica que pueda extraer la leche del pecho.
  • Existe un problema real de falta de leche: algunas patologías maternas y estructuras de los pechos pueden hacer que sea imposible conseguir una lactancia materna exclusiva.

 

Si tu bebé no aumenta de peso y quieres seguir con la lactancia busca ayuda, no pienses en qué puedes comer sino en quien os puede ayudar.

 

galactagogos* → Se dice de los alimentos, plantas o bebidas que se cree que tienen la facultad de conseguir aumentar la producción de leche. Solamente ciertos fármacos pueden, en determinadas situaciones, aumentar significativamente la producción de leche.

hipogalactia** → Se habla de hipogalactia para referirse a la producción de leche materna insuficiente que impide o dificulta mantener una lactancia materna exclusiva.

 


DESCARGA LACTAPP, ES GRATIS:

apple-store-logo-pngBotonesdescarga-01


Quizá te interese:

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *