Métodos de extracción poderosa

Métodos de extracción poderosa

Las técnicas de “Power Pumping” fueron propuestas por primera vez por la bióloga e IBCLC Catherine Watson Genna como técnicas eficaces para conseguir un rápido suministro de leche materna. En España, este método se conoce con el nombre “extracción poderosa” y lo populariza la matrona Inma Marcos.

Estas técnicas se desarrollan para poder conseguir, en unas 48h, un aumento de producción de leche que nos permita proporcionar una rápida respuesta en caso de emergencia (bebés enfermos, prematuros…) y también en el caso de tener que separarse del bebé y no tener reservas de leche o en el caso de bebés que han dejado de mamar temporalmente, cuando la producción haya disminuido mucho o el bebé no acepte la leche artificial.

Además estas técnicas nos sirven para poner a prueba la glándula mamaria, se puede valorar si la capacidad de producción del pecho es insuficiente para una lactancia materna exclusiva y existe una hipogalactia o si, por contra, la producción de leche se puede recuperar mediante una relactación.

 

Antes de realizarlas sería recomendable valorar la situación de la diada madre y bebé de manera individual. Habría que tener en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Estas técnicas de estimulación requieren ayuda ya que a pesar de lo que puede parecer, pueden resultar agotadoras. Se debe recomendar a la madre que disponga de apoyo familiar para que la ayuden con el bebé durante el proceso.
  • Intentar colocar el sacaleches en un espacio que le sea cómodo a la madre, que no le haga apartarse y que le permita seguir conectada con su bebé.
  • No es necesario que refrigere la leche cada vez si no quiere o que limpie el sacaleches en cada bombeo, puede refrigerar la leche al terminar la extracción, aproximadamente cada hora.
  • Además, debe seguir amamantando a su bebé de manera normal.
  • No debe sufrir por dejarle sin leche, a ellos les cuesta poco conseguir una subida de leche, cosa que al sacaleches le cuesta bastante. Así que el bebé seguirá mamando con normalidad y, de hecho, va ayudar a estimular el pecho para producir más leche.

 

Todas las técnicas de extracción poderosa consiguen aumentar los valores de prolactina en sangre y, a la vez, al extraer mucha leche del pecho, el FIL (Factor Inhibidor de la Lactancia) no queda dentro del pecho, a lo que la glándula responde aumentando la producción de leche.

Para que la técnica sea lo más efectiva posible es esencial contar con un sacaleches eléctrico y a poder ser doble. Ya que de esta manera se ha visto que el reflejo de eyección de la leche es más potente.

Si la madre no dispone de un sacaleches doble se puede hacer lo mismo con uno individual teniendo en cuenta que la técnica puede ser menos efectiva. En este caso, al realizar las distintas técnicas hay que tener en cuenta que con un sacaleches individual, como primero hay que extraer de un pecho y luego el otro, hay que estar el doble de tiempo (la descripción de la técnica está pensada para un sacaleches doble).

Existen muchas propuestas sobre la técnica inicial para realizar el aumento de producción de leche. Elegir un sistema u otro es algo que va a depender de las preferencias de cada madre y sus posibilidades pues este tipo de extracción es agotadora, así que priorizaremos su comodidad. No existe ningún tipo de evidencia que haya una opción mejor que la otra, ni que con una u otra se consiga aumentar antes la producción de leche.

 

Técnica A

Una hora una vez al día, realizar extracciones de 10-12 minutos seguidos de una pausa de la misma duración hasta completar una hora. Se repite una vez al día durante 2 o 3 días.

Ejemplo:   6:00 – extracción

    6:12 – descanso

    6:24 – extracción

    6:36 – descanso

    6:48 – extracción

    7:00 – final de la extracción

Técnica B

Se empieza usando el sacaleches durante 10 minutos una vez cada hora. Se hace durante 2 días. Se hace una pausa de 4-6 horas por la noche para que la madre pueda descansar.

Ejemplo: 6:00- extracción

 6:10- pausa

 7:00 – extracción

 7:10 – pausa

 8:00 – extracción

 8:10 – pausa

(….)

 22:00 – extracción

 22:10 – pausa para domir

Técnica C

Se extrae leche durante 20 minutos, se descansan 10, se extrae leche durante 10 minutos, se descansan 10 y se extrae leche durante 10 minutos. Se completa así una hora. Se hace 1 hora al día o un máximo de 4 veces al día.

Ejemplo: 6:00 – extracción

 6:20 – descanso

 6:30 – extracción

 6:40 – descanso

 6:50 – extracción

7:00 – descanso

Técnica D

Cada media hora se extrae durante 5-10 minutos, se hace durante 3 horas y se repite a los 3-5 días.

Ejemplo:  6:00 extracción

6:10 descanso

6:30 extracción

6:40 descanso

7:00 extracció

7:10 descanso

(…)

8:30 extracción

8:40 descanso

9:00 última extracción

Técnica E

Se extrae 15 minutos, se descansan 5, se extrae durante 10 minutos, se descansan 5, se extraen 10, se descansan 5 y se acaba con una extracción de 5 minutos.

Ejemplo: 6:00 -extracción

6:15 – descanso

6:20 – extracción

6:30 – descanso

6:35 – extracción

6:45 – descanso

6:50 – extracción

6:55 – fin

Técnica F

Se extrae durante 10 minutos, a la media hora se extraen 10 minutos más, a la media hora se extraen 5 minutos, a la media hora se extraen 5 minutos más, a la media hora se extraen 5 minutos y a la media hora se acaban con 5 minutos más:

Ejemplo:  6:00 – 10 minutos extracción

  6:30 – 10 minutos extracción

  7:00 – 5 minutos extracción

  7:30 – 5 minutos extracción

  8:00 – 10 minutos extracción

  8:30 – 5 minutos extracción

  9:00 – 5 minutos extracción

  9:05- Final extracción

 

Siempre que se realicen estas técnicas se debe adoptar una conducta expectante, es decir, si se sobreestimula el pecho y los días posteriores o el bebé no se agarra el pecho o mama menos, la madre podría sufrir un molesto aumento de la producción que podría conducir a padecer obstrucciones o mastitis. Con lo cual, si empieza una de estas técnicas y aumenta la producción de leche, la madre debe asegurarse de que no aparecen bultos ni que haya una retención de leche o molestias en los días posteriores.

En el caso de que exista un escaso resultado después de realizar la técnica de extracción, nos podría indicar que existe realmente una hipogalactia que impida mantener una lactancia materna exclusiva.

En resumen, estas técnicas de estimulación del pecho pueden llegar a ser muy útiles en ciertas ocasiones pero solo se deberían recomendar en el caso de necesitar un aumento de producción de leche urgente y se optará por métodos menos agotadores cuando una madre quiera, por ejemplo, relactar.


Más información:

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *