El galactocele: qué es y cómo puede afectar a la lactancia

El galactocele: qué es y cómo puede afectar a la lactancia

El galactocele es un proceso benigno que puede suceder durante la lactancia y que aparece en forma de bulto en el pecho.

¿Qué es un galactocele y por qué aparece?

Un galactocele es la acumulación del material lipídico de la leche fuera de los conductos. Se forma un pequeño quiste que queda retenido dentro del estroma mamario, y que no tiene salida hacia el pezón. Puede tener una medida variable y puede aparecer en cualquier zona del pecho.

Puede aparecer durante la lactancia o, con más probabilidad, en el destete, ya que la leche se conserva y se “estanca” dentro de los conductos mamarios. Aunque no suele ser muy conocido, en realidad el galactocele es la lesión benigna más común en periodo de lactancia.

¿Cómo podemos identificar un galactocele?

Para saber si la tumefacción, es un galactocele u otra complicación, podemos valorar lo siguiente:

  • No se modifica el tamaño de la induración después de ofrecer el pecho.
  • No hay fiebre.
  • No existe aparición de eritema en el pecho.
  • No aparece dolor articular ni postración.
  • No se siente dolor en la toma.

Las pruebas indicadas para comprobar si se trata de un galactocele o no son una ecografía y/o mamografía exploratorias.

¿El galactocele puede afectar a la lactancia?

Dependiendo la situación del galactocele dentro de la mama puede causar afectación de la lactancia o la afectación puede ser nula.

Si el galactocele está situado lejos de la zona de la areola y el pezón, no afectará a la salida de la leche por los conductos, por lo que no causará ningún inconveniente durante la lactancia. En el caso de que esté situado en el complejo areola/pezón, puede entorpecer la eyección de la leche y hacer que el flujo sea más lento, lo que puede molestar al bebé.

A parte del detalle de la localización, tener un galactocele no afecta en nada más a la lactancia. El galactocele no es peligroso, aunque puede ser incómodo.

Qué hacer si se confirma galactocele

Si el galactocele es grande, está situado en la parte anterior del pecho y, además, compromete la salida de leche por el pezón, se puede realizar una punción-aspiración con aguja fina (PAAF) guiada por ecografía para extraer el material lipídico acumulado. A veces, se pueden volver a llenar y hace falta volver a drenar.

Si, por el contrario, no compromete la lactancia, se puede esperar a finalizar la lactancia para eliminarlo o dejar que desaparezca por sí mismo.

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *