Pechos llenos, brazos vacíos

Pechos llenos, brazos vacíos

 

 

LActApp_perdida

Hace pocos días una madre nos contaba desesperada que había tenido que ser intervenida de urgencia para realizarle un legrado con sedación. Ella es madre de un niño de 20 meses y, al despertar de la sedación, su primera inquietud fue cuándo podría volver a dar el pecho a su hijo.

En LactApp queremos hablar hoy de un tema duro, tabú y muchas veces “mal tratado” que lleva a las madres a sufrir situaciones innecesarias.

Madres que han seguido lactando durante el embarazo:

Si no es suficientemente traumático el hecho de sufrir una pérdida o tener que interrumpir el embarazo, las madres que amamantan se enfrentan a decidir en qué momento tras el suceso pueden volver a amamantar a sus bebés. En ocasiones, se da a las madres informaciones erróneas o sesgadas que indican que hay que desechar la leche unos días antes de poder volver a amamantar.

Las mujeres que tienen un embarazo ectópico son medicadas con un potente fármaco y reciben las mismas indicaciones de suspender la lactancia de manera parcial o dependiendo de la edad de su hijo a veces totalmente. Dicho fármaco es compatible con la lactancia materna cuando se usa en las dosis requeridas.

Respecto a la sedación: una vez la madre ha despertado, se ha recuperado y está consciente, ya puede retomar la lactancia. No es necesario desechar la leche ya que de la misma manera que los fármacos administrados son eliminados del cuerpo de la madre, también son eliminados de la leche.

 

Madres que no amamantan o que no han lactado nunca

La producción de leche se inicia cuando la placenta se separa del útero, se trata de un mecanismo automático para asegurar que después de unas horas del nacimiento el bebé dispondrá de leche. Pero cuando se produce una pérdida durante el embarazo o el bebé fallece durante el parto, la producción de leche se pone en marcha casi sin consideración.

Dependiendo del momento en que se produzca la pérdida se suele ofrecer a las mujeres una medicación para intentar evitar el inicio de la producción láctea. A otras no se les ofrece nada, normalmente en pérdidas muy prematuras, ni se les informa de la situación que pueden experimentar en pocas horas: tener los brazos vacíos y los pechos llenos.

A otras madres se les ofrece la medicación para intentar evitar la subida de leche y aunque se habla comúnmente sobre que dicha medicación “corta” la leche, la realidad es otra y a pesar de las pequeñas trabas que la glándula recibe por la medicación, la leche hace su aparición.

Aún hoy en día se recomiendan métodos bastante agresivos para intentar la remisión de la producción de leche, pero estos sistemas son dolorosos e innecesarios: vendar los pechos y evitar la extracción de leche, restringir la ingestión de líquidos….

Por todo ello, las recomendaciones siempre deberían ir dirigidas a:

  • Informar a las madres de la probable aparición de la producción láctea.
  • El acompañamiento de la madre antes de la pérdida y el respeto absoluto a sus decisiones.
  • Plantear a la madre las opciones que tiene ante esta situación y permitir que elija sobre el manejo de sus pechos y su producción.

Reducir la producción de leche no es algo complicado, se puede hacer paso a paso y con el respeto necesario a los tiempos de duelo de la madre:

  • Aplicar frío sobre el pecho para reducir la congestión y el dolor.
  • Pactar con el médico calmantes y antiinflamatorios.
  • Extraer leche con un sacaleches o de manera manual cuando el pecho empiece a llenarse.
  • Repetir las extracciones cuando sea necesario, de manera que se extraiga cada vez un poco menos de leche.

De esta manera, y normalmente en pocas semanas, el pecho ya no dolerá ni será necesario extraer leche.

Qué hacer con la leche es otro punto a valorar y que cada madre debe decidir: tirar la leche, congelarla, donarla a una madre conocida…  

 

Os dejamos información de grupos y libros que os pueden acompañar en el proceso:

 

¿Conoces otra plataforma desde la que se ayude a madres y familias en esta situación? No dudes en añadirlo en los comentarios. ¡Gracias!

 


LactApp es la experta en lactancia en tu bolsillo

Una app GRATUITA que puede dar respuesta a cualquier duda de lactancia. Lo que la diferencia de cualquier otra aplicación es que las respuestas que te da tienen en cuenta la edad y el peso de tu bebé, y tu estado, para que la información que obtengas sea lo más acertada posible.

DescargarAndroid Descargar IOS
Share

5 comentarios sobre “Pechos llenos, brazos vacíos

  1. Duelo con doula es un proyecto precioso que trata las pérdidas y alguna vez he visto que ha hablado de la leche, precisamente con la misma frase “pechos llenos, brazos vacíos”. Noelia es quien la lleva y me ayudó a superar el duelo por mi segundo bebé, pese a ser una pérdida muy temprana movió todo mi mundo.

  2. Yo pase por la muerte de mi hijo en el parto..me dieron medicacion, me recomendaron ponerme sujetador ajustado y no beber mucho líquido. Por suerte no sentí nada…no me subió. ..q tristeza

  3. Yo también sufrí la pérdida de mi hijo a las horas del parto y a mí nadie me dijo nada sobre la leche, me dieron una pastilla y en la posterior visita a la matrona nada, estuve produciendo leche durante más de un mes, la verdad no recuerdo el dolor porque sufrí mucho en los meses siguientes, pero ojalá alguien me hubiese dicho qué hacer en ese período, era muy doloroso ver cómo mi cuerpo continuaba sin mi hijo. Gracias por el artículo, seguro que ayudará a muchas mamás con estas pérdidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *