fbpx
La llegada del bebé a casa en situación de pandemia

La llegada del bebé a casa en situación de pandemia

Debido a la situación de pandemia que estamos viviendo, muchas familias que acaban de tener un bebé nos preguntan sobre las medidas a tomar cuando llegan a casa y reciben visitas de familiares.

Es muy habitual que madres y padres les preocupe que el bebé pueda contraer la COVID-19.

Por las investigaciones que se van publicando, parece que es una enfermedad que no es más frecuente en bebés que en adultos y que en caso que la tuvieran, la gran mayoría la van a pasar con síntomas leves o moderados. Aún así, habrá un pequeño número de bebés que van a tener problemas importantes de salud derivados de la infección, además de la posibilidad de transmitir la enfermedad a otras personas.

En estos momentos, la mayoría de hospitales tienen unas normas estrictas en lo que a visitas se refiere, trasladando muchas veces, la presentación del pequeño a la familia cuando se llega a casa.

 

¿Se tienen que tomar medidas especiales, cuando vengan visitas en casa?

Las medidas a tomar serían las mismas que las que se recomiendan para la población general, es decir, lavado de manos, uso de mascarilla y distancia social con las personas que no conviven con el bebé.

 

¿Cómo puedo reducir la posibilidad de contagio?

Como hemos dicho antes, la idea es seguir las recomendaciones generales. Aún así, hay algunas pautas más concretas que se recomiendan que sigan las personas que acuden a conocer al bebé:

  • Evitar que vengan en casa personas que hayan podido tener algún contacto con alguien con la enfermedad o tengan algún síntoma específico, como fiebre, dolor de garganta, dificultad respiratoria, falta de olfato o gusto, etc.
  • Lavado manos al llegar a casa. Por ejemplo, se podría tener un dispensador de gel hidroalcohólico en la entrada para que conforme que vayan llegando se lo apliquen. Igualmente, lo ideal es lavarse las manos cada vez que se toca una superficie que no sabemos si está limpia.
  • Uso de mascarilla en buen estado, tapando boca y nariz. No se la deben sacar durante toda la visita. Si se come o se bebe, recordad respetar la distancia de seguridad y dejad la mascarilla colgada en algún sitio para que no toque superficies limpias.
  • Evitar el contacto directo, abrazos y besos, tanto contigo como con el bebé. Aquí es donde podemos tener algún problema. Según quién venga, puede ser que sea un poco violento negar que sostengan al bebé. Tienes que ver hasta dónde estás cómoda, qué persona es y el posible riesgo tanto para ella como para tu bebé. Si finalmente decides que lo puede coger, te recomendamos que antes se laven de nuevo las manos.
  • Ventilar la zona donde estén los invitados. Ventilad a menudo las estancias, abriendo ventanas cada poco tiempo. Lo ideal sería buscar la forma de hacer estos encuentros al aire libre, que parece que baja las posibilidades de contagio, si te encuentras bien y te apetece.
  • Desinfectar las superficies (mesas, sillas, etc), usando productos con lejía o desinfectantes específicos.
  • Intentar que vengan solamente los más allegados, gente que te apetezca mucho y que sea consciente del momento que estamos viviendo.

 

Y ¿si ha venido alguien a casa que después ha resultado haber estado en contacto con alguien con COVID-19?

Esto es algo que nos puede pasar en cualquier momento. La idea es seguir las mismas recomendaciones que las personas que han estado en contacto con alguien que tenga la enfermedad: confinamiento en casa, evitar contacto con otras personas y uso de mascarilla. Ponte en contacto telefónico con tu médico y con el pediatra del bebé para saber cómo proceder.

 

Aún estamos aprendiendo cómo tenemos que convivir con esta enfermedad. Puede ser que las recomendaciones cambien a lo largo del tiempo. Puedes encontrar más información aquí.

 


Laia Aguilar 

Comadrona & IBCLC
Especializada en lactancia y COVID-19

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *